shinobi1_banner
ArtículosSagas míticas

SHINOBI, LA CRUZADA DEL NINJA PARTE 1

Los legendarios ninjas eran unos mercenarios japoneses famosos por su dominio del sigilo, las artes marciales, ciertos trucos secretos y su capacidad para matar en general. Vamos, que sin duda es mejor tener a estos personajes como amigos que como enemigos. Así pues este tipo de guerreros han dado para mucho en el mundo de los videojuegos.

Existen grandes sagas de videojuegos basadas en estos guerreros. Un par de buenos ejemplos son los Ninja Gaiden o los Tenchu, dos famosas series de juegos, pero también podemos hablar de Shinobi. Esta palabra japonesa, que literalmente significa «ninja», le fue suficiente a Sega para crear una serie de juegos de acción muy recordada y de la que hoy vamos a hablar.

Y lo haremos a lo largo de tres artículos en los que repasaremos las andanzas de estos temibles justicieros japoneses, que protagonizaron bastantes juegos para recreativas, ordenadores y consolas de Sega en general. Así pues vamos a verlos.

SHINOBI

shinobi_arc_1

Nuestro ninja estrella hará frente a todo tipo de enemigos ya desde el comienzo

La primera aparición en el mundo de los videojuegos de esta saga data de 1987. Shinobi, creado por un grupo interno de programadores de Sega llamado Team Shinobi para la ocasión, debutó en los salones recreativos. Se trata de un juego de acción de scroll lateral en el que controlamos a Joe Musashi, protagonista de un buen puñado de títulos de esta estupenda saga.

El bueno de Joe tiene que rescatar a los aprendices de un clan ninja, que han sido secuestrados por un clan rival llamado ZEED. Para ello nos debemos abrir paso por cinco dificilísimos niveles en los que derrotaremos a los distintos miembros de este peligroso clan, y así ir rescatando a nuestros polluelos de sus sucias garras.

Cada uno de los niveles de los que se compone Shinobi cuentan con varias secciones. En ellas iremos rescatando rehenes y deshaciéndonos de hordas de enemigos, contando con dos niveles, uno superior y otro inferior, pudiendo cambiar entre ellos en cualquier momento, algo que en su día le dio al juego un plus de originalidad. En la última parte de cada nivel nos espera el temible jefe de fin de fase. Estos enemigos destacan por su tamaño y poder, obligándonos a emplearnos a fondo en cada combate.

shinobi_arc_2

Tras fracasar en la fase de bonus un ninja se abalanza sobre nosotros en una de las escenas más icónicas del juego

Para defendernos, el señor Musashi hace uso de los shuriken o estrellas ninja, un arma muy famosa de esta gente. Además llevamos una espada para defendernos en las distancias cortas, pero también podremos utilizar armas de fuego de un mayor poder destructivo. La cosa no acaba aquí pues nuestro héroe esconde un as bajo la manga en forma de ataque desesperado que podremos utilizar para acabar con todo lo que se mueva por la pantalla, además de provocar mayor daño al jefe final de turno.

Tras derrotar al jefe de fin de fase de turno, Shinobi nos ofrece la posibilidad de participar en una fase de bonus. Estas fases son ya marca de la casa y en ellas lanzaremos estrellas a un buen puñado de ninjas, que se irán acercando a nosotros hasta darnos caza. Si uno de los ninjas logra llegar a nuestra posición se acabó, pero pasaremos a la siguiente fase.

Su acción directa, su buen acabado técnico y su jugabilidad hicieron que Shinobi tuviera éxito en los salones recreativos. Esto provocó que se lanzaran muchas conversiones al mercado doméstico, siendo la primera lanzada en 1988 para Master System, la consola insignia de Sega en aquella época antes de la llegada de Mega Drive. Salvando las distancias este Shinobi para Master System se juega bien y es fiel a la recreativa.

shinobi_versiones

Distintas versiones de Shinobi para sistemas domésticos (de izquierda a derecha y de arriba abajo): Amiga, Atari ST, Commodore 64, PC, Master System, Amstrad CPC, ZX Spectrum, PC Engine y Nintendo NES

Más adelante, a partir de 1989, se hicieron conversiones para los ordenadores Amiga, Atari ST, Amstrad CPC, ZX Spectrum, MSX, Commodore 64 y PC. Todas en general son bastante jugables. Otras consolas como PC Engine (TurboGrafx-16 por aquí) también recibieron una muy buena conversión. Lo más curioso de todo es que la NES también tiene la suya, presentándose como un cartucho sin licencia de Tengen, la filial para consolas de Atari.

Shinobi también ha visto la luz en sistemas más modernos. Se llegó a lanzar para la consola virtual de Wii y el servicio de descargas de Xbox 360. Hoy podemos adquirirlo para Nintendo Switch, con un port clavadito al arcade original.

La buena acogida que tuvo Shinobi dio pie para que Sega preparara secuelas y refritos, y de eso será de lo que hablemos a continuación.

THE REVENGE OF SHINOBI

revengeofshinobi_md_1

Aquí lanzamos dagas en lugar de shuriken

Mega Drive se convirtió en la niña mimada de Sega tras su lanzamiento, lo que no es de extrañar que recibiera una ración de su juego estrella de ninjas. No se trató de una conversión del arcade original, la propia Sega lanzó en 1989 The Revenge of Shinobi, un exclusivo de la consola que le venía como anillo al dedo y que venía a ser la continuación del juego de las recreativas.

Volvemos a encarnar a Joe Musashi y a luchar con la el clan ZEED, pero esta vez no hay que rescatar rehenes ni nada por el estilo. Estos malvados se han vengando y han matado a nuestro maestro, además de secuestras a nuestra amada, muy en plan los juegos de «yo contra el barrio». Por supuesto partiremos en busca de venganza, y lo haremos a lo largo de 8 fases divididas en tres secciones cada una, con un enemigo de fin de fase al final de ellas.

Sega vuelve a repetir el esquema de la primera entrega, con un juego de acción de scroll horizontal y diferentes secciones para movernos. Volvemos a utilizar armas a distancia, pero esta vez serán una especie de dagas que podemos potenciar, además de lanzar varias al mismo tiempo cuando ejecutamos un gran salto. Y es que en The Revenge of Shinobi los saltos cobran más protagonismo que en el juego anterior. También vuelven los ataques desesperados, ganando en variedad y espectacularidad.

revengeofshinobi_md_2

Los saltos de cobran más protagonismo en esta entrega exclusiva de Mega Drive

Toda una apuesta ganadora para Mega Drive que cuenta con un apartado técnico espectacular. Sus gráficos son muy buenos, con muchos elementos en pantalla que demuestran el poderío de la consola. El sonido también es genial, destacando la música de estilo oriental que nos acompaña durante las partidas.

El manejo de Musashi es una verdadera delicia y todo se mueve estupendamente, algo que convirtió a The Revenge of Shinobi en uno de los mejores juegos de esa época para la 16bit de Sega. Eso sí, es un juego bastante difícil, todo un hándicap que nos obligará a intentar ser mejores en cada partida.

The Revenge of Shinobi se portó años después a plataformas más actuales. Podemos verlo en móviles Android e iOS, en las consolas Wii, PlayStation 3 y Xbox 360, además de plataformas Linux, MAC y Windows. Así no tenemos excusa para disfrutar de uno de los pesos pesados del catálogo de Mega Drive y una de las mejores entregas de la serie.

SHADOW DANCER

shadowdancer_arc_1

Un aeropuerto es un buen lugar para empezar a desactivar bombas

El siguiente juego de estos estupendos ninjas también vio la luz en las salas de máquinas. Sí, hablamos de Shadow Dancer, aquel juego del ninja con el perrazo blanco que el Team Shinobi también parió en 1989. Nuevamente compartimos el esquema del primer Shinobi, pero con un apartado técnico muy mejorado y nuevas mecánicas muy interesantes.

Construido para la ya poderosa placa arcade System 18 (Alien StormLaser Ghost entre otros pelotazos) de Sega, en Shadow Dancer debemos superar cinco fases y desactivar una serie de bombas en cada una de ellas. Nuestro personaje, un ninja anónimo en la recreativa, deberá hacer frente a un peligroso grupo terrorista.

Las acciones que puede realizar nuestro protagonista son las mismas que en Shinobi. Con esto queremos decir que dispararemos estrellas y otras armas arrojadizas, o intercalaremos entre diferentes secciones del escenario. Las cinco fases del juego se dividen en subniveles, con el temido jefe final en la última sección. Además vuelven las fases de bonus en las que disparar ninjas a diestro y siniestro.

shadowdancer_arc_2

Nuestro fiel amigo nos sacará de más de un apuro

Hasta aquí todo parece indicar que Shadow Dancer es una simple evolución técnica de Shinobi, pero en realidad el juego aporta más de lo que parece. La mayor diferencia reside en nuestro canino acompañanete, que le otorga un plus más estratégico. Por citar un ejemplo, podremos resguardarnos detrás de una caja y dejar que el perro ataque al enemigo que tenemos delante. Una vez inmovilizado podremos acercarnos y darle matarile.

Lo curioso es que el perro también puede recibir daño, haciéndose más pequeño o directamente desaparecer. Cuando ha encogido, si esperamos un poco, nuestro amigo vuelve a adoptar su tamaño habitual.

A nivel técnico es toda una mejora respecto a su predecesor. Recordemos que le saca dos años y eso se nota. Y se nota especialmente en los gráficos, que cuentan con diseños más detallados y coloridos, además de mejores animaciones. A nivel jugable también destaca, con un control mejorado, pero con la misma puñetera dificultad que siempre.

shadowdancer_versiones

Los Shadow Dancer caseros (de izquierda a derecha y de arriba a abajo): Amiga, Atari ST, Commodore 64, Master System, Amstrad CPC y ZX Spectrum

Vamos con las versiones domésticas. Shadow Dancer se vio en 1991 en los ordenadores Amiga, Atari ST, Amstrad CPC, ZX Spectrum y Commodore 64. Todos son juegos más que decentes, destacando la versión de Amiga, que cuenta con un movimiento muy suave y una jugabilidad muy cercana al arcade en el que se basa.

En consolas solo lo pudimos ver en Master System. En el juego nuestro anónimo ninja recibe el nombre de Takashi, así que podemos empatizar mejor con él. No está mal en términos generales, pero tiene un detallito respecto a otras versiones: el perro no nos acompaña. Sí podemos usarlo, pero aparece de la nada para atacar. Esto seguramente sea debido a problemas de memoria de la consola, ya que los sprites en general son bastante grandes.

Shadow Dancer es una digna secuela, un poco continuista, pero el plus del perro le otorga personalidad propia. Un juego desafiante y muy divertido que pudimos disfrutar en muchos sistemas. Eso sí, una cosa que os preguntaréis, ¿dónde está la versión de Mega Drive?

SHADOW DANCER: THE SECRET OF SHINOBI

shadowdancer_md_1

Este perro tan majo no se despegará de nosotros ni en las alturas

Pues aquí está la versión para Mega Drive. Con la coletilla de The Secret of Shinobi, este Shadow Dancer fue un juego bastante diferente al original. Fue creado por la propia Sega y lanzado en 1990 y, para empezar, el argumento del juego es un poco más elaborado.

Nos cuentan que tras la derrota del clan ZEED una nueva amenaza nos acecha. Esta vez se trata de un monstruo reptiliano que se ha hecho el dueño del cotarro, y nuestro amigo tiene que darle caza. De nuevo Joe Musashi entra en escena, al menos en las versiones occidentales del juego, porque en Japón el prota es Hayate, el hijo del amigo Joe. Sea quién sea nuestro ninja el caso es que nos encontramos ante cinco misiones con el desarrollo que ya es marca de la casa.

Por supuesto tenemos un amigo cánido, al igual que en la recreativa, pero aquí debemos rescatar rehenes en lugar de desactivar bombas. Además las fases han cambiado de ambientación, siendo estas muy diferentes al arcade original.

shadowdancer_md_2

Las cuevas son las guaridas perfectas de estos ninjas facinerosos

Eso sí, las mecánicas de este Shadow Dancer: The Secret of Shinobi son las mismas que en el arcade. Esto quizá puede representar un paso atrás en Mega Drive, más si tenemos en cuenta el estupendo The Revenge of Shinobi. Como punto a favor decir que contamos con las fases de bonus, pero con un aspecto un tanto extraño.

No está mal a nivel técnico, es sólido, colorido y fluido en general. Tiene efectos gráficos llamativos como el fuego del fondo de la primera fase, pero el tamaño de los sprites es algo pequeño. Una buena jugabilidad y una alta dificultad completan un cartucho que, si bien no es el mejor Shinobi de Mega Drive, resulta suficiente para contentar a los fans más acérrimos.

Shadow Dancer: The Secret of Shinobi, fue portado años después para Wii y sistemas Linux, MAC y Windows, recuperándose este clásico en sistemas más actuales. Al parecer este juego no fue del agrado de muchos en su día, principalmente porque no era exactamente como la recreativa, pero eso no tiene porqué ser malo. Sus mecánicas arcade y un apartado técnico a la altura lo convierten en un juego muy a tener en cuenta.

THE CYBER SHINOBI

cybershinobi_ms_1

Comenzamos dando cera en los muelles, que están plagados de gentuza peligrosa

Dejamos para el final al patito feo de toda esta retahíla de juegazos. Su nombre es The Cyber Shinobi y fue un exclusivo de Master System que Sega también lanzó en 1990, siendo el último representante de esta saga en la 8bit de Sega, sin contar, por supuesto, con el divertido Alex Kidd in Shinobi World, que no pertenece a esta serie de juegos aunque lleve cierta palabra en su título.

Nos vamos unos cuantos años adelante en el futuro. Joe Musashi, nuestro ya querido protagonista, vuelve a reencontrarse con los ZEED, solo que esta vez son más cibernéticos. Esta gentuza se hace llamar Cyber ZEED y tienen aterrorizado al mundo con sus amenazas nucleares. Han robado plutonio a saco y se quieren hacer con el control del mundo, pero nuestro ninja favorito les sacudirá de lo lindo, otra vez.

Este cartucho, que se vendía como la segunda parte de Shinobi en Master System, apuesta de nuevo por la acción y el scroll horizontal. Esta vez nuestro personaje no utiliza sus estrellas o lanza cosas, qué va. En esta ocasión los combates son cuerpo a cuerpo y nos abriremos paso a base de espadazos. Además el juego es más tradicional, con un factor de plataformas más alto y sin la posibilidad de cambiar de niveles como en los juegos anteriores.

cybershinobi_ms_2

De vez en cuando es bueno salir al campo para respirar, o también para seguir practicando con la espada

Tal y como reza su nombre, en The Cyber Shinobi todo es más cibernético, más futurista. Algunos de nuestros enemigos son robots y otros vuelan con cohetes propulsores, pero también hay sitio para los ninjas enemigos más tradicionales. Todo a lo largo de seis fases con enemigos finales tan raros como una pantera, una pala o el primo del ED-209 de la película RoboCop.

¿Porqué decimos entonces que es el patito feo de la saga? Aunque en los 90 todo valía hay que decir que su ambientación futurista es algo bizarra. Además el juego no es un portento de la fluidez y Joe Musashi se mueve de una forma un tanto torpe, influyendo negativamente en la jugabilidad y contrastando con la fluidez de los títulos anteriores. Esto hace que el The Cyber Shinobi sea un tanto complicado de jugar.

Pero no todo van a ser palos. El juego es valiente y en términos generales resulta entretenido, por lo que si obviamos los problemas anteriormente mencionados podemos llegar a divertirnos. Amado por unos, odiado por otros, el caso es que The Cyber Shinobi no te dejará indiferente. No es el mejor cierre de la saga que nos hubiera gustado en Master System pero está ahí y es uno más a tener en cuenta.

Y por hoy ya vale. Aquí dejamos las andanzas de Joe Musashi y otros ninjas de Sega. En el siguiente artículo, que ya será para el año que viene, hablaremos de entregas portátiles, del mejor Shinobi para Mega Drive y del debut de la saga en consolas de 32bit.

2 thoughts on “SHINOBI, LA CRUZADA DEL NINJA PARTE 1

  1. VVV Reply

    El primer Shinobi es una de mis recreativas favoritas, aunque copiara descaradamente el sistema de juego de Rolling Thunder lo hacía mucho más fluido y jugable.
    El Revenge of Shinobi es uno de los juegos de Megadrive al que más caña le dí, y no hace tanto que me lo volví a pasar por enésima vez.
    Shadow Dancer me gusta más el de Mega Drive que el arcade. Me parece super jugable y adictivo. Además es un juego completamente distinto, algo de lo que debieran haber tomado nota muchas conversiones de recres a consola u ordenador de la época, dada la inmensa distancia técnica que existía entre ellos.

    1. Pixelmaniaco Post author Reply

      Cierto, Rolling Thunder es anterior a Shinobi y ya tenía el sistema de diferentes planos. Te dejo un enlace del artículo que hice hace ya tiempo.

      A nivel personal jugué bastante al Shadow Dancer en recreativas y al primer Shinobi en PC, por eso guardo bastante cariño al arcade original. Eso, por supuesto, sin desmerecer para nada la versión de Mega Drive que, siendo diferente, no es justo tildarla de inferior. Esto también es un poco el mismo caso que Toki, cuyos programadores fueron a su bola en la versión para Mega Drive, otro caso de distinto, pero no por ello peor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.