saturn_banner
ConsolasHardware

SATURN, LOS VERDADEROS 32BIT DE SEGA

Muchos decían que no tenía potencia suficiente. Otros que en realidad era un sistema muy incomprendido. El caso es que Saturn, la consola de 32bit de Sega, cumplió el pasado 8 de julio 25 años desde que fue lanzada en territorio europeo. En Pixelmaniacos queremos contaros obra y milagros de la penúltima consola con la que Sega quiso deleitarnos.

Tras el éxito de Mega Drive y el fiasco de sus añadidos, es decir, Mega CD y Mega Drive 32X, había mucha expectación de cara a lo próximo de Sega. Saturn iba a ser el verdadero sistema de 32bits que Sega lanzaría al mercado a medidados de los 90. Esta consola nacería para hacer frente a un mercado bastante atípico y complicado, con 3DO y Jaguar agonizando por buscar un hueco, Sony preparando un futuro bombazo por el que nadie apostaba un duro, y Nintendo a su bola, como siempre. Con esto estaba claro que Saturn iba a ser una gran protagonista.

saturn_consola

Imagen de la consola, la versión negra, la que nos llegó aquí

La historia de Saturn comienza a principio de los años 90. Mientras Mega Drive estaba ya a asentada en todo el mundo, en Sega comenzaron a pensar en su próxima consola. Sería un sistema de 32bit con una potencia descomunal y software en CD-ROM, eso sí, centrada por completo en el juego en 2D. Por aquel entonces todo aquello de los juegos poligonales todavía estaba en pañales, de modo que se puede llegar a entender un movimiento así por parte de Sega.

El caso es que, como ya es de sobra sabido por todos, Sega era (y es) toda una referencia en los salones recreativos. Fue en 1993 cuando lanzaron el famoso juego de lucha poligonal Virtua Fighter, que llegó a ser muy popular en su momento, especialmente en Japón. El caso es que al ver eso, en Sega andaban con la mosca detrás de la oreja y pensaron si no sería buena idea darle otra vuelta a la arquitectura de Saturn.

Por aquel entonces existían muchas diferencias entre Sega Japón y Sega América. En Estados Unidos había mucha preocupación de cara a que el hardware de Saturn no fuera lo suficientemente potente como para triunfar. Como todos sabemos, los japoneses son muy cabezones e hicieron caso omiso a todas las advertencias que se lanzaban desde la otra parte del mundo, alegando que Saturn estaba muy bien como estaba.

En los locos 90 ocurrían cosas hoy inimaginables. Sony buscaba apoyos para su nueva consola y llegó incluso a contactar con Sega, mostrándoles un proyecto más que interesante que también fue rechazado por Nintendo y otras empresas del sector. En Sega, muy orgullosos ellos de sus logros, mandaron a paseo a aquellos señores de Sony.

Tiempo después, Ken Kutaragi, considerado el padre de PlayStation, envió a la presena una demostración sobre lo que era capaz de hacer la futura consola de Sony. En Sega vieron aquello y todos sus directivos recibieron una colleja que les dejó sus cuellos rojos para siempre. Ese baño de realidad les hizo correr y cambiar la arquitectura de Saturn, añadiendo un segundo chip de apoyo con capacidades 3D para darle potencia extra a la consola.

Este movimiento siempre ha sido muy comentado por la prensa especializada y por los desarrolladores para la consola. La arquietectura multiprocesador era algo bastante complejo en los 90, por lo que siempre se ha dicho que hacer un juego para Saturn era muy difícil. Este siempre ha sido uno de los motivos por los que Saturn no recibió el éxito suficiente.

saturn_consola_jp

Dos versiones de la consola aparecidas en el mercado japonés

Tras ver las orejas al lobo en Sega se dieron prisa en ultimar los detalles de su nueva consola. Con muchas prisas y problemas de última hora Saturn vio la luz en noviembre de 1994 en Japón. Un irrisorio catálogo de cinco juegos, en el que destaca el ya mencionado antes Virtua Fighter, acompañaban a la consola. De todas formas esto no fue impedimento para que Saturn vendiera una burrada en su primera semana de vida. Y eso teniendo en cuenta que PlayStation llegaría una semana después.

¿Qué ocurrió en el resto del mundo? ¿Cuál fue la jugada de Sega? En mayo de 1995 se celebró el primer E3 (Electronic Entertainment Expo) de la historia. Para quién no lo sepa, cosa que dudo, se trata de la feria de videojuegos más importante del planeta y que tiene lugar en Los Ángeles. Sin duda alguna este primer E3 fue marcado a fuego por todos los aficionados y profesionales de los videojuegos por el motivo que veremos a continuación.

En la conferencia de Sega y para sorpresa de todos, se anunció que desde ese momento Saturn quedaba oficialmente puesta a la venta en Estados Unidos a un precio de 399 dólares. Tom Kalinske, CEO de Sega of America por aquel entonces, contaba al respetable las bondades del nuevo y flamante sistema de Sega mientras llegaban a las tiendas unidades de Saturn para su venta.

saturn_mandous

El mando americano de Saturn tuvo una cruceta bastante criticada en su día

Lo que viene a continuación es de juzgado de guardia. Sony también iba a dar una conferencia sobre su también nueva consola. Antes de comenzar, Steve Race, entonces CEO de Sony en América, subió al escenario y simplemente dijo: «299 dólares», bajándose a continuación. Es decir, que todo el mundo que se quedó alucinado al saber que PlayStation iba a costar 100 dólares menos que Saturn, y eso nuevamente marcó a la consola de Sega.

Tras esto Sony lo estaba haciendo de lujo y PlayStation apareció unos meses después en el mercado, con todos los deberes ya hechos. Por su parte Sega había metido la pata al quererse anticipar y dejó muchos flecos sueltos por el camino. No obstante lo hecho, hecho está, así que toca echar el resto de carne a la parrilla y seguir adelante. Por cierto, Saturn apareció en Europa el 8 de julio de 1995.

El periplo de Saturn por el mercado de los videjuegos fue realmente duro. Entre otras malas decisiones de Sega y la dificultad de las desarrolladoras para hacer juegos al sistema, a finales de 1996 las ventas de Saturn ya se habían desinflado bastante y PlayStation se comía el mercado a pasos agigantados. Tampoco ayudaba a que a finales de 1996 Nintendo diera el paso con Nintendo 64, echando otro gallo muy peleón al corral.

saturn_mando3d

El popularmente llamando «mando 3D» de Saturn, ¿no os recueda al mando de cierta consola de 128bit también de Sega?

Llegados a 1997 en Estados Unidos y Europa las ventas de Saturn no eran las esperadas, así que se decidió cortar el grifo y en 1998 apenas hubo lanzamientos. Al parecer en Sega of America ya dijeron por aquel entonces que Saturn no formaba parte de su futuro, por lo que centraron sus esfuerzos en Dreamcast, la próxima consola de Sega, dándole a Saturn el tiro de gracia. En Japón se seguía vendiendo razonablemente bien y se lanzaron juegos hasta el año 2000.

Dejemos la historia a un lado y vamos a hablar del catálogo de la consola. Saturn tiene un catálogo formado por más de 1000 juegos entre todas las regiones en las que apareció. Evidentemente en Japón está la mayor parte del grueso, ya que en Estados Unidos y Europa se lanzaron algo más de 250 juegos.

Juegos de todos los géneros y de las más grandes compañías del sector inundaron el catálogo de la consola. Por supuesto la mayoría pertenecen a Sega, con grandes éxitos de los salones recreativos como Virtua Fighter, Daytona USA, Virtua Cop o Sega Rally Championship. Grandes sagas nacieron en Saturn como es el caso de los geniales Panzer Dragoon o NiGHTS Into Dreams… Otras series de juegos provenientes de Mega Drive también tuvieron sus secuelas en Saturn, como es el caso de Golden Axe: The Duel, Shinobi X o títulos de Sonic como Sonic R o Sonic 3D: Flickies’ Island. En este último caso los aficionados sentimos que no se lanzara ningún Sonic completamente en 3D.

sat_juegos

Poker de ases para Saturn (de izquierda a derecha y de arriba a abajo): Virtua Fighter 2, Sega Rally Championship, Radiant Silvergun y NiGHTS Into Dreams…

Como ya hemos señalado, Saturn tiene una potencia 2D tremenda. Buena muestra de ello son la serie Street Fighter Alpha que Capcom lanzó para este sistema junto a otras bestias de la lucha como Marvel Super Heroes o Night Warriors: Darkstalkers’ Revenge. Un envidiable catálogo de shooters 100% arcade con joyas como Radiant Silvergun o Darius Gaiden también está presente. El catálogo de shooters en primera persona también cuenta con valientes y geniales ports de Quake, Exhumed o Duke Nukem 3D, muy bien realizados para este sistema.

Los amantes del deporte cuentan con la legión de juegos de EA Sports, como FIFA, Madden NFL o NBA Live. Además Sega se mostró muy activa en este campo, lanzando secuelas de títulos estrella como NBA Action, World Series Baseball o Sega Worldwide Soccer 97, por citar algunos. Otros géneros como el rol, la aventura y la estrategia tienen sus representaciones con titulazos como Shining Force III, Dragon Force o The Story of Thor 2. Vamos, que tenemos para todos los gustos.

A nivel 2D no hay ningún pero que ponerle a la consola, pero a nivel 3D ya es otra cosa. Se nota mucho que los programadores no estuvieron muy duchos a la hora de hacer versiones para juegos multiplataforma. Se puede ver en títulos como Resident Evil o Tomb Raider, con una calidad técnica superior en PlayStation que en Saturn. Sin embargo meterse con la capacidad 3D de Saturn tampoco es justo. Sólo hay que ver ciertos juegos como Burning Rangers o la demo de Shenmue (sí, Shenmue iba a ser lanzado para Saturn) para hacernos una idea de que en las manos adecuadas se podía sacar oro.

Por último también queríamos señalar ciertos aspectos interesantes. Además de sus capacidades multimedia, Saturn tenía opción de juego online gracias a un modem que se sacó para la ocasión. Con él además tenías acceso a ciertos servicios de Internet. Además existen una serie de cartuchos que aumentaban la RAM de la consola y que venían de regalo en algunos juegos. Con ellos se mejoraban ciertos juegos 2D (véase los The King of Fighters) y se reducían los tiempos de carga. Con esto deducimos que también se introdujeron buenas ideas.

Para nada Saturn es una mala consola, pero sí fue fruto de una serie de malas decisiones. Directivos con delirios de grandeza pensando que lo tienen chupado, rencillas y piques entre diferentes divisiones de una misma empresa y un montón de cosas que se hicieron mal hicieron mella en una consola que pudo haber sido más. ¿Qué hubiera pasado si PlayStation no hubiera estado en medio? Nunca lo sabremos. De lo que sí estamos seguros es que Saturn es una gran consola, algo «peligrosamente real», como nos quería vender Sega España en su momento.

Las imágenes que acompañan al artículo están extraídas de Wikimedia Commons.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.