streetsofrage4_banner
JuegosRetroderno

STREETS OF RAGE 4, VUELVEN LAS TORTAS

  • Compañía: DotEmu
  • Año: 2020
  • Género: Beat ‘Em Up
  • Plataformas: Nintendo Switch, PC Windows, PlayStation 4, Xbox One

Ya hace unos meses que apareció en el mercado y en Pixelmaniacos teníamos ganas de echarle el guante. Por fin lo hemos jugado y podemos hablar de la cuarta parte de una de las series de «yo contra el barrio» más famosas de todos los tiempos: Streets of Rage. Han tenido que pasar más de 25 años para que viera la luz, pero os aseguro que la espera ha merecido la pena.

La trama, algo secundario en este tipo de juegos, nos cuenta que han pasado diez años desde que Mr. X y sus esbirros se fueran al garete. Todo estaba en paz, pero ahora surge un nuevo imperio del crimen que corrompe a todas las fuerzas del orden de la ciudad. Los rumores dicen que detrás de todo están los mellizos Y, hijos del malvado Mr. X.

streetsofrage4_pc_1

De tortas por la cubierta de un barco, ¿alguien dijo variedad?

Así pues los ya famosos Axel Stone y Blaze Fielding, protagonistas de todas las entregas de la serie, salen a la calle a pegar tortas. Les acompaña Cherry Hunter, hija de Adam Hunter, protagonista de la primera entrega. También cuentan con la ayuda de Floyd Iraia, aprendiz del Dr. Zan, aquel ciborg del tercer juego. Juntos intentarán restablecer el orden en Streets of Rage 4.

Tras esta introducción nos lanzamos de pleno al juego. Lo primero que debemos hacer es ir a por el modo historia, ya que así desbloquearemos el resto de modos de juego. Escogemos el nivel de dificultad que se adapte a nosotros, escogemos a nuestro héroe y nos vamos a por toda esta panda de maleantes. Todo esto será a lo largo de 12 niveles cargados de acción, con todo el sabor de los años 90 y de los brawlers de aquella época.

En un principio, el elenco de personajes seleccionables está formado por cuatro. Axel es el más equilibrado de todos, contrastando con la velocidad de Blaze y Cherry y la fuerza bruta de Floyd. Las habilidades de los cuatro personajes se llevan a cabo de la misma manera y se controlan de lujo, así que es cuestión de escoger el que más os mole.

streetsofrage4_pc_2

El amigo Floyd es una verdadera bestia parda

Por supuesto un juego así se controla mejor con mando. Usaremos cuatro botones, siendo uno para atacar, otro para saltar, con un tercer botón recogeremos objetos y el cuarto nos servirá para lanzar una ataque especial. Esto último, como de costumbre, nos quitará una pequeña fracción de energía, pero se podrá recuperar si no nos sacuden en los próximos segundos.

Streets of Rage 4 mantiene las técnicas de sus antecesores. Podremos correr y atacar, lanzar al personal por los aires o utilizar ciertas técnicas especiales muy efectivas. Aquí tenemos de todo. Y por tener también podemos acumular una serie de estrellas que nos proporcionarán un segundo ataque especial, muy útil para despejar la pantalla o zurrar al típico jefe de fin de fase.

El resto de ingredientes de los beat ‘em up clásicos está ahí. Recogeremos dinero para aumentar nuestra puntuación y comida para recuperar energía. Esto último es personalizable, pudiendo escoger en el panel de opciones qué iconos queremos que aparezcan en lugar de la típica manzana o el asado de turno.

streetsofrage4_pc_3

Con esta pinta, ¿quién va a querer mear en estos servicios?

Además tenemos una buena variedad de armas. A los típicos cuchillos, tuberías, katanas o bates hay que unir cosas como granadas, botellas o pistolas táser. Elementos que nos vendrán muy bien en nuestra lucha contra el crimen.

Por otra parte Streets of Rage 4 viene cargado de opciones. Al típico modo historia, que debemos superar para desbloquear otros modos, se suma un potente apartado online. Además de combates contra otros jugadores, existe la posibilidad de crear una partida online y hacernos el modo historia con hasta cuatro jugadores simultáneos. Toda una maravillosa locura a la que también hay que sumar un modo cooperativo en local, que también se agradece y mucho.

streetsofrage4_pc_4

La poli a veces nos ayudará, pero no olvidemos que son unos corruptos y también hay que darles pal pelo

Un modo arcade, la posibilidad de seleccionar nivel y un modo en el que nos enfretamos a todos los jefes finales del juego completan el elenco. Además existen luchadores extras que iremos desbloqueando a medida que avancemos o ejecutemos ciertas acciones. Además de a Adam Hunter podemos desbloquear al resto de luchadores de toda la saga. ¡Y con el mismo aspecto que en el original! La típica galería de personajes y escenarios completa el apartado de extras.

Pasamos a hablar del apartado técnico de Streets of Rage 4, que es para llorar de alegría. Gráficos en 2D con personajes y escenarios creados a mano. Cada rincón de la pantalla está lleno de detalles, con efectos especiales de iluminaciones, reflejos y transparencias. Vamos, que estamos ante un juego que combina perfectamente ese sabor retro con las técnicas actuales a nivel gráfico. Por cierto, todo se mueve de lujo, sin ralentizaciones ni defectos apreciables.

Aquí también podemos hablar de la variedad de enemigos que nos vamos a encontrar. ¿Véis a todos los maleantes de las entregas aparecidas en Mega Drive? Pues eso mismo pero dibujados a mano y con unas animaciones brutales. Como siempre destacamos a los jefes finales, que son variados y peligrosos, como debe ser.

streetsofrage4_pc_5

Adam y Max se tendrán que ver las caras

El sonido también brilla. El legendario compositor japonés Yuzo Koshiro, responsable musical de la trilogía original y de buena parte de títulos de Sega, vuelve a a estar presente en esta cuarta entrega. Música dance con un marcado estilo noventero que suena en todo momento, acompañando muy bien a la acción. Además podemos escoger entre las melodías clásicas y las modernas, por si queremos todavía un sabor mucho más retro.

Efectos de sonido brutales, muy en la línea de lo visto en juegos anteriores. Puñetazos, explosiones y gritos se unen a ese sonido tan simpático cuando cogemos una manzana o similar y que ya es marca de la casa. Además hay diálogos digitalizados que suelen aparecer entre fase y fase para contarnos la historia.

streetsofrage4_pc_6

Los mellizos Y son igual que malvados que su padre

Y como no podría ser de otra manera, Streets of Rage 4 cuenta con un control delicioso. La mítica jugabilidad de los Streets of Rage clásicos se mezcla con nuevos combos que aprenderemos a dominar en un periquete. Así obtendremos una experiencia totalmente inmersiva que nos pica a avanzar, repartiendo estopa como campeones.

No es un juego perfecto. Se echan de menos más fases y más personajes originales a escoger, pero no hay duda de que Streets of Rage 4 ha cumplido con sobresaliente. Los amantes de los beat ‘em up clásicos tenemos un juego imprescindible que DotEmu ha sabido recrear a la perfección. Un juego que entra por los ojos y resulta muy, muy divertido. ¿Qué más se puede pedir?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.