mortalkombat2_banner
ArtículosSagas míticas

MORTAL KOMBAT, EL COMBATE DE TU VIDA PARTE 2

Seguimos con nuestro repaso por la saga Mortal Kombat, aprovechando además que vuelve a estar de moda gracias al anuncio de una nueva película. Dejamos atrás las sorpresas y las polémicas iniciales y vamos a ver juegos de calidad dispar. Juegos que intentan aprovechar el potencial de las nuevas tecnologías 3D, además de un par de títulos que se alejan del género de lucha uno contra uno al que se nos tiene acostumbrados.

Mortal Kombat Trilogy

Comenzamos con el último juego de lucha uno contra uno completamente en 2D que apareció, además también es el primer juego exclusivo de consolas de nueva generación en aparecer. ¿Os imagináis qué ocurriría si mezclamos la anterior trilogía en un solo juego? Pues más o menos eso es lo que es Mortal Kombat Trilogy.

Mortal Kombat Trilogy apareció en 1996 en exclusiva para el mercado doméstico, sin pasar por los salones recreativos. Midway lanzó el juego en PlayStation, Saturn, Nintendo 64, PC (para MS-DOS y Windows) y Game.com, portátil de Tiger que no llegó a nuestras fronteras.

Este título se lanzó porque al parecer Ultimate Mortal Kombat 3 no vendió lo esperado. Este fue un poco en plan «oye, necesitamos algo más rompedor y exclusivo para PlayStation y demás consolas», así que se metió a toda la trilogía inicial de Mortal Kombat en una batidora y apareció este juego.

mktrilogy_ps1

¡Por fin podremos manejar a Goro!

Volvemos a participar en un torneo, de nuevo con Shao Khan a la cabeza como jefazo final, en el que tendremos a nuestra disposición la plantilla de luchadores más extensa hasta ahora. Tendremos ante a nosotros a un total de 32 personajes, luchador arriba, luchador abajo, ya que hay alguna que otra variación en función de la versión del juego.

Prácticamente todos los luchadores de la saga están aquí. Se incluyen también a los jefazos finales como el propio Shao Khan y los bestiales Goro, Kintaro y Motaro. Además vuelven algunos personajes míticos como Raiden o Johnny Cage, a los que se les echaba bastante de menos.

Otro puntazo es la posibilidad de utilizar diferentes estilos para un único personaje. Por ejemplo, tenemos al Kano original de la primera entrega y al Kano rediseñado que apareció en Mortal Kombat 3. Otro ejemplo es el de Sub-Zero, con el que podemos jugar tanto con el típico traje de ninja azul como con la versión a cara descubierta. Vamos, todo un puntazo.

Como decíamos, en Mortal Kombat Trilogy hay diferencias en el plantel de personajes dependiendo de la versión del juego. El ninja Chameleon, Smoke en versión humana, Sub-Zero versión ninja, Goro y Kintaro no están en la versión para Nintendo 64. A cambio este cartucho tiene a Khameleon, que no es más que una versión femenina de Chameleon, por lo que en este caso Nintendo 64 sale perdiendo.

mktrilogy_n64

En Nintendo 64 también se apuntaron al carro de Mortal Kombat con un cartucho estupendo

También tenemos una buena variedad de escenarios, contando con una selección de la primera trilogía de la saga. Así pues volvemos a ver escenarios tan míticos como las mazmorras del primer juego o el bosque encantado de la segunda parte. Es decir, que contamos con cuatro escenarios del primer Mortal Kombat y todos los escenarios del resto de juegos, pudiendo jugar en más de 30 decorados distintos.

Vamos con las mecánicas. Mortal Kombat Trilogy no ha cambiado mucho respecto a la anterior entrega en cuando a desarrollo y jugabilidad. Eso sí, se han añadido nuevos movimientos para la mayoría de personajes y nuevas y brutales maneras de ejecutar a nuestros oponentes.

Para empezar tenemos la barra «aggressor». A medida que vamos recibiendo golpes de nuestros oponentes, veremos que un medidor con la palabra «aggressor» se va llenando. Cuando la barra está complemtamente llena nuestro luchador ganará fuerza y velocidad, adquiriendo una ventaja muy importante sobre el rival.

En cuanto a las perrerías que podemos hacer, volvemos a contar con un ingente número de «fatalities», «brutalities» y demás «lities». Todos están en Mortal Kombat Trilogy, con alguno que otro nuevo para ciertos personajes, además de todos los «fatalities» de escenario o «pit fatalities» del resto de entregas.

mktrilogy_pc-sat

Las versiones para PC y Saturn, ambas muy potables

A nivel técnico no sorprende al seguir al estela de las anteriores entregas. Su apartado técnico es sólido, con personajes rápidos, de buen tamaño y muy bien animados, logrando así una jugabilidad que se centra en combates fluidos. El sonido, como siempre, con melodías de corte oriental y efectos de sonido contundentes, crudos y con voces digitalizadas muy terroríficas. Nada que objetar, la verdad.

Por poner alguna pega, tenemos ante nosotros una brutal cantidad de movimientos para cada luchador, algo que puede echar muy para atrás a jugadores novatos en estos juegos. En cambio, los veteranos de la saga disfrutarán como enanos con cada personaje y con cada combate.

El juego quiso salir primero para PlayStation como exclusiva, pero en Midway decidieron que usuarios de otras consolas también lo merecían. El siguiente en salir fue el de Nintendo 64, una versión con un gran apartado técnico que sufría bastantes recortes por ser un juego para cartucho, en lugar del CD de PlayStation o Saturn. Esto se palió añadiendo la posibilidad de ejecutar «fatalities» con los jefes finales, cosa que el resto de versiones no tienen.

Tiempo después, en 1997, se lanzaron las versiones para PC y Saturn. Los usuarios de Saturn, como siempre, se sintiero un poco desplazados, pues el CD que recibieron dio la impresión de estar un poco lanzado con prisas, sin aprovechar las tremendas capacidades 2D de la consola al ser un port directo de la versión de PlayStation. A pesar de todo no está nada mal.

Por último y para añadir más información, se lanzó una versión para la Game.com en 1998. Esta consola portátil, conocida porque con ella se hizo todo mal, no contó con un buen port, algo que se esperaba que así fuese. Todo en este cartucho está mal, pero bueno, mejor será que lo veáis por vosotros mismos que aquí no nos apetece hablar más de ello.

Mortal Kombat Trilogy es un buen comienzo para el inicio de esta saga en sistemas de 32 y 64 bits. Un juego muy completo en todos los sentidos, cargado de luchadores, escenarios, técnicas de lucha y por supuesto esos «fatalities» que tanto gustan a los fans. A partir de este punto vamos a ver cosas completamente diferentes.

Mortal Kombat Mythologies: Sub-Zero

Sorprendentemente, el siguiente juego en aparecer, Mortal Kombat Mythologies: Sub-Zero, no es un juego de lucha. Es más bien un «beat ‘em up», con toques plataformeros y aventureros, protagonizado por uno de nuestros personajes favoritos: Sub-Zero.

Lanzado en 1997 por Midway y Avalanche Software, esta nueva entrega de la saga nos narra las peripecias de Sub-Zero, en una historia que tiene lugar antes del primer videojuego de Mortal Kombat.

A grandes rasgos, y según Wikipedia, se nos cuenta que hace miles de años, la Tierra fue objetivo de una batalla entre diferentes dioses. Una guerra entre el bien y el mal capitaneada por nuestro amigo Raiden y un dios malvado llamado Shinnok. El Netherrealm, es decir, el infierno, trata de conquistar el Earthrealm y cubrirlo de un manto de terror y oscuridad. Hoy, de nuevo Shinnok está entre nosotros y debemos derrotarlo, y para ello está Sub-Zero, el famoso ninja azul que vivirá su misión más peligrosa hasta la fecha.

mkmythologies_n64

Ciertos pasajes están plagados de trampas, pero siempre habrá alguien al que sacudir en esta versión para Nintendo 64

Aquí entramos en escena nosotros. En el papel de Sub-Zero debemos superar muchos peligros, enfrentándonos a terribles personajes, algunos tan conocidos como el amigo Scorpio. Y todo para derrotar a Shinnok y recuperar un viejo amuleto de gran poder que deberemos entregar al bueno de Raiden.

Tras ver la introducción comenzamos a jugar y pronto nos damos cuenta de que el espíritu de Mortal Kombat está ahí, en parte por la jugabilidad. ¿Os imagináis un «yo contra el barrio» con elementos de plataformas que se maneja igual que un juego de lucha? Vale, algunos igual estáis pensando en aquel Batman Forever de Super Nintendo y Mega Drive, y la verdad no váis muy desencaminados.

Efectivamente Sub-Zero se mueve en 2D, de izquierda a derecha, saltando como siempre lo ha hecho y zurrando con sus típicos ganchos y patadas de siempre. Esto no es del todo malo si estuviese bien implementado, y desgraciadamente no es así, ya que pronto veremos las carencias del juego y nos daremos cuenta de que son muchas.

mkmythologies_ps1

Los combates estarán a la orden del día en esta versión para PlayStation

El control es tosco, muy tosco, algo impensable en un Mortal Kombat. Hay mecánicas incomprensibles, como que se utilice un botón para cambiar de lado, algo que nos lastra y a lo que es difícil acostumbrarse. Además, la dificultad está muy mal medida y tendremos ante nosotros ciertas situaciones realmente extrañas.

Por ejemplo, en muchas ocasiones debemos realizar «saltos de fe», pero no como en los Assassin’s Creed. Aquí los llamamos así porque muchas veces nos lanzaremos al vacío sin saber nada, es decir, que podremos perder una vida o seguir nuestro camino. Más de lo primero que de lo segundo.

Esto último ocurre demasiadas veces y ocurre especialmente en los momentos de plataformas, que no son pocos, y representan un verdadero dolor de muelas. Hubiera sido mejor suprimir estas cosas para centrarse en un «beat ‘em up» puro y duro, pero bueno, el juego es así.

Sí, todos los elementos de Mortal Kombat están ahí. Hay sangre, fatalities, una historia mística y chula y tal, pero nunca antes había fallado la jugabilidad, y eso es algo que lamentablemente no le podemos perdonar.

A nivel técnico es el primer juego que cuenta con escenarios tridimensionales realizados con polígonos y texturas. Por el contrario los personajes están hechos en 2D, con un estilo muy similar a lo visto en anteriores entregas. Pero todo esto pasa a un segundo plano cuando nos damos cuenta que el juego cuenta, repetimos, con una jugabilida horrenda.

Mortal Kombat Mythologies: Sub-Zero, como decíamos antes, apareció para PlayStation y Nintendo 64. Ambos juegos son iguales, salvando las diferencias técnicas entre consolas, por supuesto. La diferencia más llamativa es que la versión de PlayStation cuenta con escenas de vídeo que nos cuentan la historia, por el contrario, la de Nintendo 64, al contar con cartucho, realiza esta función con escenas estáticas.

La idea, a priori, de Mortal Kombat Mythologies: Sub-Zero no es nada mala, pero si se ejecuta así apaga y vámonos. No fue el éxito que Midway esperaba y por eso se cancelaron otros juegos que iban por los mismos derroteros, ya que querían convertir este juego en una subsaga, y no fue así. Menos mal que años después apareció Mortal Kombat: Shaolin Monks para poner las cosas en su sitio.

Mortal Kombat 4

Ahora la cosa se pone más seria con la primera entrega completamente 3D de la saga, además de ser la cuarta y novedosa entrega con mayúsculas. Mortal Kombat 4 se lanzó en 1997, primero para los salones recreativos, luego para la mayoría de sistemas domésticos de la época, intentando demostrar que la saga se adaptaba a los nuevos tiempos y ofreciendo una buena cantidad de novedades.

Shinnok, el malo de Mortal Kombat Mythologies: Sub-Zero, vuelve a la carga en este nuevo título. Tras la derrota de Shao Khan en manos de los guerreros de la Tierra, Shinnok, con ayuda del hechicero Quan Chi, vuelve a la carga para conquistar de nuevo el Earthworl, liándola de nuevo pardísima en la Tierra. Menos mal que Liu Kang y compañía están en forma para detener esta brutal amenaza.

Como decimos, estamos ante el primer juego de la saga hecho completamente en 3D, pero eso sí, su desarrollo no se aleja mucho de los visto anteriormente. Nuestro personaje se puede mover en 2D, alejándose de títulos como Tekken, en los que podíamos movernos en profundidad. Esto no es ni mucho menos malo, ya que Mortal Kombat 4 quiere otorgar nuevas sensaciones con el espíritu de sus predecesores.

mk4_arc

A nivel técnico, la recreativa de Mortal Kombat 4 cambia por completo lo visto en entregas anteriores

Contamos con un nuevo y renovado plantel de luchadores. La versión original, la del arcade, cuenta con 15 luchadores a elegir, una cifra algo escasa teniendo en cuenta que en Mortal Kombat Trilogy había más del doble. Sin embargo muchos de ellos son personajes totalmente nuevos en la saga a nivel jugable.

A los conocidos Raiden, Liu Kang, Reptile, Scorpion, Jax, Johnny Cage, Sub-Zero y Sonya se unen nuevos personajes. Estos son Kai, Reiko, Jarek, Tanya, Fujin, Quan Chi y el propio Shinnok, que ejerce de jefe final. Además, en las versiones domésticas podemos encontrar al grimoso Meat y al mítico Noob Saibot, como personajes ocultos. Por otra parte Goro también se suma al ataque, ejerciendo de subjefe en los ports domésticos.

Una vez escogido a nuestro personaje favorito vamos a lanzarnos al combate. Como hemos dicho, lo primero que llama la atención es que su desarrollo es en 2D sobre fondos 3D, por lo que la jugabilidad inicial no supone ninguna sorpresa a los aficionados de la saga. Eso sí, a simple vista todo resulta bastante más espectacular que de costumbre.

El control de los personajes es rápido y preciso, pudiendo ejecutar prácticamente todas las acciones disponibles en las versiones en 2D anteriores. Además vuelven los queridos «fatalities», con dos de estos por cada luchador, además de los «pit fatalities» que encontraremos en algunos de los escenarios del juego.

mkgold_dc

La versión «gold» para Dreamcast resulta ser el port más completo de todos

Como una de las novedades más importantes está la inclusión de armas, en plan hachas o espadas. Cada luchador tiene la suya y para sacarla debemos ejecutar una de las típicas combinaciones del juego. Durante el combate con armas podemos perderla y nuestro rival nos la puede arrebatar. Esto le da cierto toque estratégico a los combates que le viene muy bien.

Otro aspecto interesante es la posibilidad de interactuar con ciertos elementos el escenario. Algunos tienen piedras que podemos coger y lanzarlas contra el rival, infringiendo un poco de daño. Hay otros elementos como calaveras que también se pueden lanzar contra nuestro enemigo.

Los gráficos del juego, como decimos, fue una de las mayores sorpresas en la saga. En su momento resultaron bastante espectaculares, pero quizá hoy en día los veamos algo envejecidos. No obstante todo el conjunto se mueve de manera ágil y las animaciones son muy buenas, logrando esa jugabilidad que ya es marca de la casa.

Mención especial a ciertas escenas como los «fatalities» o los «pit fatalities». Nunca antes se habían visto tan espectaculares como ahora al tener todo un entorno 3D a nuestra disposición. Por otro lado los chorretones de sangre del juego resultan un poco ridíciulos al parecer gotas gigantes, pero eso es algo que se puede perdonar.

mk4_versiones

Arriba los ports de Nintendo 64 y PlayStation, abajo los de PC y Game Boy Color

Como de costumbre, a nivel sonoro no le podemos poner ninguna pega. Las típicas melodías y los espectaculares efectos de sonido casan perfectamente. Toda una orgía de golpes, crujidos y griterío vario a nuestros pies.

El juego original data de 1997, pero las versiones domésticas llegaron un poco después, en 1998. PlayStation, Nintendo 64 y PC Windows recibieron las suyas, con novedades que no tenía la recreativa original y un apartado técnico muy a la altura. En conjunto los tres ports son estupendos, con algunas limitaciones para la versión de Nintendo 64 por el cartucho, pero muy bien en conjunto.

Mención especial para Mortal Kombat Gold, la versión de Dreamcast que apareció en 1999 y que fue desarrollada por Eurocom, y no por Midway. Se trata de una versión especial que se lanzó en exclusiva para la consola de Sega que cuenta con un mayor número de luchadores, entre otras novedades.

Cyrax, Mileena, Kitana, Kung Lao y Baraka se unen a los 15 luchadores disponibles inicialmente, haciendo un total de 20 personajes a elegir. Como extra, además de los otros tres personajes ocultos disponibles en los otros ports domésticos, está la incorporación de Sektor, que ejerce de personaje oculto.

En su día se criticó que Mortal Kombat Gold apareciera tan tarde, pero es la versión más completa de Mortal Kombat 4 que podemos encontrar. No obstante debemos perdonarle un poco su apartado técnico, que ya estaba algo anticuado cuando salió, especialmente si lo comparamos con joyas como SoulCalibur.

Por último hay otro port tardío que se lanzó en Game Boy Color. Si los Mortal Kombat 3 para Game Boy y Game Gear eran para llorar de pena, este Mortal Kombat 4 para Game Boy Color es para lanzar el cartucho por la ventana. Un desastre en todos los apectos que no merece ni un segundo más de nuestro valioso tiempo.

Muy buen debut de la saga en la lucha 3D con este Mortal Kombat 4. Un título de lucha que resulta muy divertido y que puso al día a esta veterana y sangrienta serie de juegos.

Mortal Kombat: Special Forces

El último juego que hoy os ofrecemos es una de esas cosas que surgen cuando alguien dice «¿a qué no hay huevos?». Luego otro responde «¡claro, sujétame el cubata». Y es que cuando ocurren este tipo de situaciones surgen engendros como este Mortal Kombat: Special Forces.

Hablamos de un juego de acción creado por la propia Midway y lanzado en el año 2000 en exclusiva para la consola PlayStation. El amigo Jax, el de los brazos biónicos, es el protagonista de esta olvidable historia en la que tenemos que dark caza al malvado Kano. La historia del juego se sitúa antes de Mortal Kombat Mythologies: Sub-Zero.

El desarrollo de Mortal Kombat: Special Forces estuvo plagado de dificultades. Para empezar, John Tobias, uno de los co-creadores de la saga, dejó Midway en mitad del desarrollo del juego. Así pues Ed Boon, el otro implicado, tuvo que lidiar solo con el proyecto. Incluso se dice que el juego se lanzó prematuramente y no llegó a estar terminado del todo.

mkspecialforces_ps1_1

Jax tendrá que recorrer algunos escenarios bastante laberínticos

Veamos qué nos ofrece. Como decimos, estamos ante un juego de acción en tercera persona en el que manejamos a Jax. Jax tendrá que realizar una serie de misiones para llegar hasta Kano, y para ello se tendrá que batir a puñetazo limpio contra sus enemigos. También podrá utilizar armas, dándole algo de variedad al desarrollo.

Pues bien, nada más empezar a jugar ya vamos viendo los fallos de este Special Forces. Empezaremos diciendo que la cámara es horrible, dejándonos vendidos en más de una ocasión, especialmente durante los combates.

Como decimos, el juego está en tercera persona, pero es que cuando llega el momento de combatir la cámara sube y vemos a nuestro personaje prácticamente en vista cenital. Esto afecta mucho a la jugabilidad al estar bastante mal implementado, cosa que no ocurre en otros juegos del mismo tipo.

mkspecialforces_ps1_2

Si os decimos la verdad no sabemos muy bien a qué le estamos disparando

Este problema provoca que nuestros ataques sean poco precisos, sin saber muy bien a quién le estamos pegando. Además los enemigos se pegan como lapas, provocando que las peleas sean un amasijo de polígonos dónde es difícil saber lo que está pasando. Si usamos armas la cosa mejora, pero tampoco es para tirar cohetes.

Lo peor de todo es que el juego no tiene malas ideas. Hay puzles que resolver y mucha, mucha exploración. Esto último a veces es un poco engorroso porque no sabremos muy bien por dónde vamos, pero es un elemento importante en este título. Ahora bien, el conjunto total del juego es bastante lineal y el tedio comienza a aparecer rápidamente.

Mortal Kombat: Special Forces no es lo peor a nivel técnico, pero sí es un juego bastante flojo para tratarse de un lanzamiento del año 2000. Los gráficos parecen bastante desfasados y el sonido no brilla al nivel que Mortal Kombat nos tiene acostumbrados. Con un suficiente raspado va que chuta.

Por supuesto lo peor está en la jugabilidad y las mecánicas del juego, dejándonos con una sensación de lo que pudo ser, pero no fue. Se nota incompleto, a grandes rasgos faltan niveles y la inclusión de Sonya, que en un principio iba a ser un personaje jugable. Y es una lástima porque la historia no está mal e indaga sobre el origen de un personaje tan interesante como Kano.

Como decimos, es exclusivo de PlayStation. Esto en realidad no iba a ser así y en Midway tenían planes también para Nintendo 64 y Dreamcast. Estos planes se fueron al garate por culpa de lo accidentado de su desarrollo, convirtiéndolo en uno de los peores juegos que existen de esta saga.

Y aquí terminamos por hoy. Próximamente hablaremos de los juegos lanzados para la siguiente generación de consolas, la de los 128bit, con la que daremos carpetazo a nuestro repaso por una de las sagas de juegos de lucha más conocidas del planeta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *