willow_banner
ArtículosPeliculeando

Willow, una historia de hechiceros y profecías

Con motivo de la aparición de una de las series más deseadas del momento, en Pixelmanicos hemos querido hablar de Willow, una de esas películas que nos marcó durante nuestra infancia. Veremos los juegos que salieron basándose en esta mágica historia que nos robó el corazón.

La película

Según una profecía, el nacimiento de cierta niña amenazará los planes de Bavmorda, una terrible hechicera que quiere continuar su terrorífico reinado. Dicha niña nace en las mazmorras del castillo de Bavmorda, pero alguien escapa con ella. La reina manda a sus lacayos en su búsqueda, pero el bebé ya está a salvo en una peculiar aldea.

willow_cartel

Esta aldea está habitada por enanos como Willow, un granjero aficionado a la magia que no sabe el problemón que se le viene encima. Sus hijos encuentran al bebé y nuestro héroe vivirá la mayor de sus aventuras. Una aventura cargada de magia en la que tendrá que proteger a Elora, una niña destinada a acabar con el reinado de Bavmorda.

Willow data de 1988 y fue dirigida por Ron Howard, además de contar con la colaboración del mismísimo George Lucas. Está protagonizada por Warwick Davis y Val Kilmer entre otros, logrando en su momento un éxito moderado. Ha sido el tiempo el que ha puesto en su sitio a este clásico inmortal del cine de aventuras y fantasía.

Los juegos

Han sido tres los juegos lanzados basados en Willow, los tres con el mismo nombre que la película y para diversos sistemas. Hay uno para ordenadores, otro para máquinas recreativas y otro para consolas, o mejor dicho, para consola. Vamos a verlos.

Comenzamos con la versión para ordenadores. Este Willow, lanzado el mismo año que la película, en 1988, vio la luz en PC, Amiga, Atari ST y Commodore 64, siendo un título bastante curioso al estar formado por una especie de minijuegos. La gente de Mindscape consiguió la licencia de la película y le encargó el trabajo a la empresa MidNite.

willow_pc

Jugando en la aldea de Willow tendremos que defendernos a base de lanzar piedras en este juego para PC

En cualquiera de las versiones del videojuego comenzaremos viendo un pergamino que nos va contando la historia. En dicho pergamino hay una serie de palabras subrayadas en las que podemos hacer click, pues cada una de ellas nos dará acceso a los minijuegos de los que se compone este lanzamiento.

Existen cinco tipos de fases diferentes. Una es un laberinto en primera persona en el que nos moveremos por el castillo y tenemos que evitar ser interceptados. Después pasamos a la aldea de Willow, debiendo arrojar piedras a los facinerosos que intentan darnos caza.

Acto seguido comenzaremos una persecución en trineo por el hielo, devolviéndonos de nuevo a la primera persona. También hay que dominar la magia en otro de los juegos. Y, por último, Madmartigan, el personaje interpretado por Val Kilmer, es protagonista de un minijuego de acción y plataformas.

willow_ord

Otras versiones de Willow para ordenadores (de izquieda a derecha y de arriba a abajo): Amiga, Atari ST y Commodore 64

El orden que sigamos da un poco igual, el caso es superar las pruebas con éxito. Pruebas que, por cierto, son en términos generales muy malas a nivel jugable. Todo se mueve de una forma torpona, sin ganas, logrando rozar lo injugable y alcanzando el aburrimiento en poco tiempo.

La verdad es que no hay nada para que merezca la pena recomendar ese juego, y da igual la versión que elijamos, pues todas ofrecen lo mismo, adaptándose más o menos a las capacidades técnicas de cada ordenador. Vamos, que estamos ante un Willow pobretón al que no merece más que le dediquemos nuestro tiempo.

El que sí merece la pena es el que viene a continuación. La mismísima Capcom logró los derechos del juego para máquinas recreativas y creó un arcade de acción y plataformas chulísimo que se lanzó en 1989 para recreativas, un año después de la peli.

En este otro Willow controlamos a nuestro querido enano y a Madmartigan, que se intercalan en cada fase siguiendo los acontecimientos de la película. Todo con un desarrollo similar a juegos como Ghouls ‘n Ghosts o el juego de plataformas de Three Wonders, también corriendo bajo la famosa placa CPS-1 de Capcom.

willow_arc_1

Willow salta y ataca en esta maravilla de los recreativos

Willow además ofrece ideas novedosas para la época, como la aparición de una tienda que nos proporcionará jugosos ítems que nos ayudarán en nuestra aventura. Energía extra, poder o armamento, todo a cambio de unas monedas que recogeremos a medida que vamos acabando con nuestros enemigos.

Por otro lado, cuando jugamos con Willow, nos encontramos con un personaje que potencia más el uso de la magia, lanzado ráfagas de energía. Es un personaje rápido y ágil, capaz de moverse por todas partes. Por otra parte, en la secciones con Madmartigan la cosa cambia, pues el guerrero es más fuerte y ducho con las armas.

Con esto se logra un cojunto verdaderamente espectacular. Con unos gráficos coloridos, un sonido bastante simpático y una jugabiliad que, como no podría ser de otra manera, logra altísimas cotas de diversión, pero también de dificultad, pues el juego no es fácil.

willow_arc_2

Las fases con Madmarigan apuestan más por la acción pura y dura

Sobre esto último y según hemos leído por ahí, Capcom desarrolló un sistema de dificultad dinámica. Dicho nivel de dificultad se adaptaba a la pericia del jugador, haciéndonos la experiencia más difícil o más sencilla en función de cómo lo hagamos. Por supuesto esto era algo muy novedoso en la época.

¿El problema? Pues que nadie quiso adaptar esta maravilla a ningún sistema doméstico, quizá por temas de licencia o porque en aquella época no había ninguna consola suficientemente potente en el mercado (¿hola? ¿alguien ha dicho Mega Drive?). Pero bueno, Capcom mantuvo la licencia para consolas y apareció lo que veremos a continuación.

Y lo que apareció lo hizo para la Nintendo NES, también en 1989 y también de Capcom. Pero esta vez no estamos ante un juego de acción y plataformas, estamos ante un action RPG de vista aérea. Vamos, uno de esos juegos que recordaban mucho a The Legend of Zelda.

El caso es que este Willow se toma muchas licencias, haciéndonos luchar con espadas y cosas así, pero también nos permite evolucionar las habilidades mágicas de nuestro protagonista. Por otra parte el tema del argumento cambia respecto a la peli, introduciendo nuevos personajes y alguna otra cosilla para ampliar un poco su mitología.

willow_nes

El mazmorreo espada en mano también está presente en este Willow para Nintendo NES

Como decimos, el desarrollo es el típico de un juego de rol de acción. Comenzaremos en nuestra aldea e iremos obteniendo pistas a través de los habitantes de la misma. Cuando hablamos con ellos la perspectiva cambia, ofreciéndonos más detalle del personaje con el que hablamos y haciendo que nos centremos más en el diálogo.

Por lo demás iremos recogiendo experiencia a medida que combatimos contra los enemigos que pululan por bosques, grutas o montañas. Así iremos subiendo de nivel y obtendremos nuevas habilidades.

Técnicamente no es de lo más llamativo en la NES pero no está mal. Donde más brilla el juego es en el desarrollo porque si te gustan este tipo de juegos Willow es un título más que recomendable. Además acabó llegando a tierras europeas, pero lo hizo algo más tarde, en 1992.

Si os gusta Willow aquí tenéis las tres propuestas que aparecieron en su momento. ¿Con cuál os quedáis? Nosotros lo tenemos claro y nos decantamos sin dudarlo con la recreativa de Capcom, sin desmerecer el juego de NES y, bueno, olvidando el lanzamiento para ordenadores, que fue bastante bluf.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.