runningman_banner
ArtículosPeliculeando

THE RUNNING MAN, ¡QUÉ COMIENCE EL SHOW!

Resulta que no hace tanto que vi la película en la que se basa el artículo de hoy, pero lo cierto es que fue hace bien poquito que descubrí el juego oficial de la misma. Como no sabía que aquello existía me decidí a rebuscar un poco por ahí y de paso darle un tiendo a ver qué tal estaba la cosa. El resultado me lo reservo para que lo veáis a continuación en esta nueva entrega de “peliculeando”.

LA PELÍCULA

Vamos a hablar de Perseguido, llamada The Running Man en su idioma original. Y por supuesto que sí, hablamos de aquella cinta de 1987 basada en un libro de Stephen King, entre otras fuentes, en la que el amigo Arnold Schwarzenegger participa en un concurso de la tele en el que tiene que salvar su culo. Dirigida por Paul Michael Glaser, este ya clásico de la ciencia-ficción también fue protagonizado por Richard Dawnson y María Conchita Alonso.

runningman_cartel

La trama nos lleva al año pasado, a 2017, en el que se nos presenta un futuro de esos chungos que tanto gustaban en las pelis de esta época. Ben Richards, papel que hace Schwarzenegger, se encuentra en la cárcel acusado de una masacre supuestamente causada por él, pero que en realidad no fue culpa suya. El bueno de Richards se escapa junto a otros compañeros de prisión, pero los trincan y los obligan a participar en un concurso para la televisión llamado The Running Man o Perseguido.

En el concurso todos los reclusos deberán de luchar por sus vidas, enfrentándose a psicópatas de la talla Dynamo, capaz de electrocutar al personal, o Subzero (como el de Mortal Kombat), que seguro que sabréis de sobra lo que puede hacer. Con ayuda de otros compañeros, Richards conseguirá sobrevivir en el concurso más popular del año 2017 y que cada vez que se emite congrega a millones de personas frente al televisor.

Como decimos, Perseguido fue una película de ciencia-ficción muy popular en su momento, pero no gustó tanto a la crítica. No obstante y en mi humilde opinión, si te gustan las pelis del “Chuache” esta es de obligado visionado. Principalmente porque seguro que muchos la habréis visto de más pequeñajos al igual que yo y flipasteis con algunas escenas, como por ejemplo esa en la que lanzaban a Richards en un cohete que iba a toda pastilla o alguna que otra salvajada marca de la casa.

EL JUEGO

  • Compañía: Emerald Software
  • Año: 1989
  • Género: Plataformas de acción
  • Plataformas: Amiga, Amstrad CPC, Atari ST, Commodore 64, MSX, Spectrum

Puesto que Perseguido tuvo bastante éxito en su momento, era inevitable ver una adaptación jueguil, especialmente para ordenadores, los reyes de las licencias peliculeras entre los 80 y los 90. Había muchas compañías como Ocean que eran expertas en estos temas, pero para esta ocasión la licencia la tuvo Grandslam, que encargó a Emerald software la creación de este videojuego, que recibió el nombre de The Running Man, igual que la película en la que se basa.

runningman_amstrad

La vistosa pantalla de carga de la versión para CPC

Como habréis podido adivinar, el argumento del juego es el mismo que en la película. Comenzamos por una introducción muy vistosa, especialmente en las versiones de 16bit, que nos mete de lleno en el concurso televisivo (lo del cohete que comentábamos antes). A partir de aquí vamos a jugar a un típico juego de plataformas y acción de desarrollo lateral, que recuerda, a su manera, a los actuales juegos para móviles de correr, disparar y saltar, pero en 2D y, repetimos, a su manera.

Toda esta premisa suena la mar de interesante, pero hay un problema bastante importante. The Running Man es un cúmulo de despropósitos desde que pulsamos la tecla necesaria para comenzar a jugarlo. Y todo esto lo veremos en la versión de Amiga, ya que de entre todas es a la que mejor se juega y la que más espectacular resulta.

runningman_amiga

Intentando dar un buen salto (con poco éxito, todo hay que decirlo) en la versión de Amiga

La verdad es que como aficionado a los videojuegos me avergüenza bastante reconocer esto, pero en todas las partidas que jugué no he logrado pasar de unos saltos que hay casi nada más empezar, y que aparentan ser unas montañas heladas. También lo intenté en la versión para Atari ST, pero no hubo manera.

Y eso que si véis un vídeo sobre el juego parace bastante majo. Podemos correr, saltar y atacar a los diferentes enemigos que se encuentran en nuestro camino. Cogeremos armas que nos permitirán batirnos mejor, como soltar descargas eléctricas y cosas así, a enemigos como perros y los reconocibles psicópatas que aparecen en la peli. Además habrá momentos para los puzles, con algún que otro mini juego.

Esto mola mucho, pero cuando te pones a ello descubres que el juego está empañado por unos controles horrendos, que tardan mucho en responder, con un lag terrible y una lentitud horrorosa, y eso teniendo en cuenta que, como ya digo, la versión para Amiga es la más rápida y jugable de todas, o por lo menos así lo vemos por aquí.

runningman_versiones

Versiones de The Running Man (de izquierda a derecha y de arriba a abajo): Atari ST, Commodore 64, Amstrad CPC y Spectrum

La verdad es que The Running Man resulta bastante decente a nivel gráfico. Cuenta con diferentes planos de scroll que se muestran en todo su esplendor en la versión para el ordenador de 16bit de Commodore, y que tampoco lo hacen mal en su contrapartida de Atari, aunque a un ritmo más lento. Por lo demás hay digitalizaciones sacadas de la película y una musiquilla que queda bastante bien.

En las versiones para ordenadores de 8bit destaca la de Spectrum como una de las mejores, y es que, salvando las diferencias, anda pareja a la de Amiga en velocidad y jugabilidad. La de Commodore 64 es bastante regulera y la de Amstrad CPC destaca por el colorido de los gráficos en modo 0, y se acabó.

En fin, que estamos ante otro despropósito que, si bien parece que tiene ideas buenas, no se supo ejecutar correctamente. Puede resultar muy vistoso en las versiones de 16bit, pero no se controla nada bien y da la sensación de que fue un poco un quiero y no puedo que se quedó en un subproducto creado únicamente para aprovechar el tiron de la película, y de paso sacar tajada del asunto. Una pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *