rocketknight_banner
JuegosLa joya

Rocket Knight Adventures, el marsupial steampunk

Konami fue una de las compañías más importantes durante la guerra de las consolas de los años 90. Suyos fueron muchos de los mejores juegos jamás programados para Super Nintendo, a la que mimó con verdadera pasión. Pero, ¿qué pasó con Mega Drive? Konami tardó bastante en darle de comer a la bestia negra de Sega, pero cuando lo hizo, lo hizo francamente bien. Tal es el caso de nuestra joya de hoy, Rocket Knight Adventures.

Se trata de un juego de acción y plataformas protagonizado por una zarigüeya equipada con armadura y espada, además de un potente cohete a la espalda. Su nombre es Sparkster y fue todo un golpe en la mesa de Konami junto a Sega, siendo una de las exclusivas para Mega Drive más potentes de todos los tiempos. Y esto se hizo en 1993, de la mano de Nobuya Nakazato, responsable, entre otros, de algunos de los mejores juegos de la saga Contra.

rocketknight_md_1

El malvado Devilgus nos la quiere liar de lo lindo

En Rocket Knight Adventures viajamos a la ficticia y tranquila tierra de Elhorn. Unos cerdos invasores, literalmente, vienen a recuperar una tal «The Pig Star», que es una nave espacial que fue sellada en el pasado. El grupo de élite de los «Rocket Knights», liderado actualmente por Sparkster, tiene que detener la barbarie, desgraciadamente uno de ellos, Axel Gear, es un corrupto y se ha unido a Devilgus, el líder de los invasores. Ambos han secuestrado a la princesa Sherry, quién tiene la llave que libera el sello de la nave espacial.

Sparkster es quién debe detener esta amenaza, y lo hará a lo largo de siete fases que, como decimos, mezclan acción y plataformas. Eso sí, en Rocket Knight Adventures no faltará la variedad, pues también participaremos en niveles que son un shoot ‘em up en toda regla.

Nuestro héroe puede realizar diversas acciones. Además de atacar con la espada y saltar, puede utilizar su cola para amarrarse a las ramas de los árboles, como buena zarigüeya que es. Pero lo mejor está en la mochila cohete que lleva amarrada a la espalda. Esto nos permitirá lanzarnos a toda velocidad por los escenarios, arrasando con lo que encontremos a nuestro paso.

rocketknight_md_2

Los cerdos invasores usarán todo tipo de artefactos para acabar con nosotros

Las acciones con el cohete las lograremos dejando pulsado el botón de ataque. Se llenará un medidor y, cuando soltemos el botón, Sparkster ejecutará un potente ataque o saldrá disparado. Esto último se podrá hacer en función de la dirección que hayamos marcado previamente con el pad de la consola. Además solo utilizaremos un par de botones para llevar a cabo todos estos movimientos.

Todas estas tretas con el cohete nos vendrán de lujo en las fases de plataformas para, por ejemplo, alcanzar zonas más lejanas o más altas. Eso sí, en las fases de tipo shoot ‘em up la mochila solo nos servirá para volar, teniendo que aporrear el botón de disparo si no queremos que nos frían.

rocketknight_md_3

Sparkster tendrá que lanzarse por los aires en más de una ocasión

El diseño general de Rocket Knight Adventures es simplemente maravilloso. Los personajes cuentan con una expresividad tremenda y todo rezuma simpatía y humor. Solo tenemos que ver las caras que ponen los cerditos enemigos cuando les damos caña. Además la ambientación está compuesta por un marcado estilo steampunk que le sienta de maravilla, notándose tanto en personajes como en escenarios.

Sobre esto último queremos recalcar los diseños de las máquinas de los enemigos. Se trata de creaciones mecánicas espectaculares que, en algunos casos, ocupan buena parte de la pantalla del juego. Vamos, que estamos ante uno de los juegos más impresionantes a nivel técnico que podemos encontrar en Mega Drive junto a títulos como Gunstar Heroes, que también salió aquel 1993.

Y no solo hay que alabar el diseño de los personajes y escenarios del juego, también hay que tener en cuenta el inteligente uso que se hizo de la siempre limitada paleta de colores de Mega Drive. Es harto sabido que la consola no daba para mucho colorido en pantalla, pero Konami lo hizo muy bien, ofreciéndonos un título colorido que aprovecha la paleta de la consola al máximo. Por supuesto todo en pantalla se mueve muy bien, con alguna que otra pequeña ralentización, pero nada grave.

rocketknight_md_4

Las expresiones faciales de los personajes son simpatiquísimas

El apartado sonoro también está a un nivel muy alto, especialmente la banda sonora. Rocket Knight Adventures exprime el chip sonoro de la consola a base de bien, con melodías que representan muy bien el ambiente del juego y quedan de lujo. Los efectos sonoros tampoco están mal, pero no están tan al nivel de la música.

¿Qué decir de la jugabilidad? Su delicioso control a base de dos botones es pura sencillez, ofreciéndonos un gran nivel de diversión. Sparkster se controla genial y pronto nos haremos con las diferentes mecánicas del personaje, y menos mal, pues aunque no es ningún Contra o Castlevania, tampoco podremos decir que estemos ante un paseo por el campo.

Era de esperar que un juego como Rocket Knight Adventures conquistara a la crítica y al público, por lo que su secuela no tardó en aparecer. El juego se llamó Sparkster y apareció en 1994 como secuela oficial para Mega Drive. Pero ojo, también se lanzó otro Sparkster para Super Nintendo distinto al cartucho de Mega Drive. Este último funcionaba como una especie de spin-off en exclusiva para la consola de Nintendo.

rocketknight_md_5

Esta icónica fase de vuelo con ciudad steampunk de fondo es de las fases más espectaculares del juego

Por desgracia la secuela no fue tan aclamada como Rocket Knight Adventures y la saga se aparcó hasta 2010. Ese año vio la luz Rocket Knight, un reboot que apareció en PC, PlayStation 3 y Xbox 360 solo en formato digital. ¿Qué pasó con esta nueva entrega? Pues lo que tenía que pasar. Konami no obtuvo el éxito esperado y Rocket Knight pasó muy de puntillas. Cuidado, no es mal juego, pero no brilló tanto como el original, por lo que lamentablemente estamos ante otra saga que se ha quedado en el limbo.

Rocket Knight Adventures es uno de los más grandes títulos que podemos encontrar en el bestial catálogo de Mega Drive. Un plataformas de acción inolvidable, espectacular y muy divertido de aquella mítica Konami, que entonces estaba en estado de gracia. Una auténtica joya que teníamos que recuperar sí o sí.

2 thoughts on “Rocket Knight Adventures, el marsupial steampunk

  1. Volfir Reply

    El primer Rocket Knight es simplemente espectacular. Fue una exclusiva potente. Solo jugué en la época al Sparkster de la SNES, que también era muy espectacular, pero al primero de la Genesis lo conocí emulado y puedo decir que no tiene nada que envidiar a la versión para la consola de Nintendo. Lastima que la segunda parte, sin ser mal juego, no le llega ni a los tobillos a esta primera parte. Gráficamente, muy justito.

    1. Pixelmaniaco Post author Reply

      Cierto. Igual el Sparkster de Super Nintendo es superior al de Mega Drive, al menos en lo técnico, pero personalmente me quedo con el primer Rocket Knight Adventures. Creo que es una de las exclusivas más potentes para esta consola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *