lastmission_banner
JuegosMade in Spain

THE LAST MISSION, DISPAROS MULTIPANTALLA A LA ESPAÑOLA

  • Compañía: Opera Soft
  • Año: 1987
  • Género: Shooter multiplataforma
  • Plataformas: Amstrad CPC, MSX, PC, Spectrum

En una época futura, los robots se han hecho con el control de la Tierra y los humanos se han visto obligados a escapar hacia un planeta llamado Nova. El robot OR-CABE-3 ha sido enviado a la Tierra con el fin de ir a la base robótica y conseguir unos planos secretos para defendernos de los malvados robots que pueblan el planeta azul. ¿El objetivo? Conseguir dichos planos superando innumerables peligros y regresar con éxito al planeta Nova.

lastmission_pc1

En esta pantalla de la versión de PC, vemos a nuestro protagonista rodeado de peligros

Este es argumento de The Last Mission, un juego muy conocido de los españoles Opera que apareció en los ordenadores PC, CPC, MSX y Spectrum en el año 1987 y cuya base es la de un shooter que se desarrolla en un único mapeado o fase que cuenta con diferentes pantallas a tope de acción.

Empezamos hablando del protagonista. OR-CABE-3 es un simpático robot que cuenta con dos partes: una cabeza que dispara y un cuerpo sobre raíles tipo tanque. Lo bueno es que podemos separar la cabeza del cuerpo en cualquier momento sólo pulsando la tecla que tengamos configurada como «arriba», así disfrutaremos de dos tipos de control muy diferentes y sobre todo muy necesarios para llevar a buen puerto nuestra misión. Por cierto, si os fijáis, OR-CABE-3 guarda cierto parecido con el robot de la película Cortocircuito.

lastmission_pc2

La parte final del juego en PC, marcianitos al estilo clásico

Gracias a las habilidades de nuestro amigo robot debemos abrirnos paso por un mapeado repleto de robots enemigos de todo tipo, por supuesto teniendo en cuenta que el juego posee un grado de dificultad muy elevado, marca registrada de los desarrollos españoles de esta época, así que nuestra misión no será nada fácil. Eso sí, cada vez que accedemos a una pantalla nueva los enemigos seguirán en la misma posición, por lo que esto nos facilita las cosas si vamos memorizando su situación y sus movimientos prefijados.

Aparte de los disparos varios, también tendremos momentos de tipo puzzle. Por ejemplo, debemos llegar a un punto en el que no podemos continuar sobre nuestra base, por lo que debemos separar la cabeza e ir por zonas aparentemente inaccesibles, destruir una pila de bloques con nuestro láser y volver a la base sanos y salvos. Otro punto interesante de The Last Mission tiene lugar en la parte final. Allí nos tendremos que desprender de nuestro cuerpo durante toda esta parte y seguir un desarrollo de shooter lateral al más puro estilo Defender para llegar al final del juego.

lastmission_spectrum

La versión para ordenadores Spectrum

Gráficamente el juego no está mal teniendo en cuenta la época y las limitadas prestaciones de los ordenadores en los que el juego apareció. Cuenta con unas animaciones bien realizadas y un movimiento bastante rápidos que responde muy bien a los controles, por lo que la jugabilidad es muy buena y su adicción es elevada. Por otra parte, el sonido es algo chapucero porque cuenta con una melodía al principio y unos efectos sonidos reciclados de otros juegos como Goody (o Goody sacó los efectos sonoros de este juego, según se mire).

Por lo demás, las diferentes versiones de The Last Mission son bastante parecidas en los diferentes ordenadores, con una versión para PC con toda la magia de los gráficos CGA o una versión para CPC con su colorido habitual (la mejor es la de MSX, con más color y mejor sonido, que podéis ver en el vídeo adjunto). Eso sí, la jugabilidad, la fluidez y toda la diversión están en cualquiera de las versiones de este fantástico juego.

lastmission_cpc

En CPC jugamos a todo color

Opera Soft siempre tendrá un lugar en el corazón de los jugadores de ordenadores treintañeros por ser una compañía que ha creado algunos de los desarrollos más míticos del software español, y The Last Mission es sin ninguna duda uno de ellos. Aunque a priori puede resultar un juego corto, The Last Mission es difícil, desafiante y muy rejugable, gracias a su mecánica simple pero muy adictiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.