kingofdragons_banner
JuegosZona arcade

THE KING OF DRAGONS, DE GUERREROS Y DRAGONES

  • Compañía: Capcom
  • Año: 1991
  • Género: Beat ‘Em Up
  • Plataformas: Arcade, Super Nintendo

En este humilde lugar tenemos mucha devoción por aquella Capcom mítica de los 90, creadora de inolvidables y divertidos arcades. Uno de los géneros que más alegría dio fue el beat ‘em up, popularmente conocido como «yo contra el barrio». ¿Qué pasaría si juntamos un género tan trillado como este y le añadimos unas gotitas de RPG?

No es una idea muy novedosa hoy en día y Capcom ya lo hizo más veces en juegos como Dungeons & Dragons: Tower of Doom, pero es que este The King of Dragons se podría considerar el precursor de todo este invento, ya que mezcla los elementos de un «pegatortas» de toda la vida y le añade algunas características propias de los juegos de rol. Vamos a ver de qué porras estamos hablando.

kingofdragons_arc_1

Un mundo mágico y lejano nos espera en esta gran aventura

The King of Dragons nos traslada a un reino de magia y fantasia de cuyo nombre no tenemos ni idea. Los problemas aparecen cuando a Gildiss, un poderoso y enorme dragón rojo, le ha dado por sembrar el caos y romper la paz que había por allí. Con todo esto han surgido terribles criaturas que andan campando a sus anchas. Hay que poner remedio, y para ello tenemos en nuestras filas a cinco poderosos guerreros que pasaremos a comentar a continuación.

Hay un elfo con aspecto de Robin Hood rápido y con la posibilidad de lanzar flechas, siendo útil en largas distancias. El mago también es bueno en distancias y es fuerte, pero es lento. Con el guerrero tenemos al personaje más equilibrado en fuerza y velocidad, pero sólo es bueno en las cortas distancias. El clérigo es similar al guerrero, pero resulta algo más lento y es más fuerte. Por último está el enano, también similar al guerrero en fuerza y velocidad, pero cuenta con la mejor capacidad de salto de todos.

kingofdragons_arc_2

El minotauro pesado este nos dará varios quebraderos de cabeza a lo largo del juego

La verdad es que podemos elegir al personaje que más nos guste, que con cualquiera podremos tener éxito. Eso sí, hay que tener en cuenta que en la recreativa original está disponible una estupenda opción para tres jugadores, de modo que junto a otros dos colegas tendremos más posibilidades de éxito al poder contar con un trío de guerreros equilibrado.

El componente RPG más profundo viene porque podremos subir de nivel a nuestro personaje, modificando ciertas características a medida que vamos avanzando en el juego y haciéndolo más poderoso en fuerza, poder y velocidad. Así pues cada personaje tiene dos elementos que podremos subir de nivel y que tienen que ver con las armas que utilizan. Por ejemplo, el guerrero puede subir de nivel su espada y su escudo, el elfo su arco y sus flechas o el mago el bastón y su anillo de poder.

kingofdragons_arc_3

Con el elfo arquero llegaremos más lejos, literalmente

Iremos aumentando estas características mientras recorremos las 16 fases de las que se compone el juego. Fases que por cierto no son muy largas y se resumen en una tanda de enemigos y un buen jefe final. Será el jefe final quién tras derrotarlo nos de acceso a un cofre que contendrá lo necesario para subir de nivel alguna de nuestras armas, aparte de jugosos bonus.

También encontraremos otros cofres por el camino que nos darán diferentes objetos. Hay sacos de dinero (que también sueltan los enemigos), joyas, comida para sanar nuestras heridas y otros elementos mágicos tales como bolas de poder, capaces de derrotar a todos los enemigos en pantalla, bien arrasándolos o bien convirtiéndolos en rana. Otros cofres son peligrosas trampas, pudiendo, por ejemplo, congelarnos durante unos segundos.

kingofdragons_arc_4

Algunos enemigos son espectaculares, como esta hidra tan maja a la que tenemos que hacer frente

Sobra decir que ciertos ítems como el dinero o las joyas nos sirven para obtener puntos. Al llegar a cierta cantidad podremos aumentar el número de vidas de nuestro personaje, siendo sólo dos las oportunidades que tenemos con cada partida si no tocamos a nada de los ajustes de la recreativa.

Toda esta ración de mundo mágico y subidas de nivel tienen detrás un sistema de control estupendo. Los personajes de The King of Dragons se manejan utilizando dos simples botones, uno para atacar y otro para saltar, pudiendo realizar un ataque especial si pulsamos los dos a la vez. ¿Para qué necesitamos más y complicarnos la vida?

kingofdragons_arc_5

A medida que avanzamos tanto los enemigos como los escenarios van ganando en variedad

Gráficamente es un título muy logrado. Los personajes son algo pequeños, algo que contrasta con los grandes jefes finales que nos encontraremos. Eso sí, todo está muy bien animado y se mueve que da gusto por unos preciosos y coloridos escenarios, bastante variados y muy bien realizados.

El sonido también alcanza buenos niveles. Efectos sonoros contundentes y algún que otro gruñido digitalizado se complementan con melodías dinámicas de esas que se te quedan en la cabeza. Vamos, que de nuevo estamos ante un título genial a todos los niveles.

Era de esperar que un juego de estas características tuviera alguna que otra conversión doméstica, y fue en este caso Super Nintendo el sistema que se llevó el gato al agua, pero lo hizo en 1994, unos cuantos años después del lanzamiento del arcade. Este cartucho pierde la opción de tres jugadores, los personajes son más pequeños y pierde algo de detalle y velocidad, pero el resto se mantiene intacto, consiguiendo una jugabilidad muy cercana, resultando igual de divertido que la recreativa original.

king of dragons_snes

En Super Nintendo el juego aguante muy bien el tipo

También podemos disfrutar de The King of Dragons en algunos recopilatorios de la propia Capcom. Se incluye en Capcom Classics Collection Volume 2 para PlayStation 2 y Xbox (la de PlayStation 2 sí llegó a Europa, la otra no) y en Capcom Classics Collection Reloaded para la portátil PSP.

De forma más reciente el recopilatorio Capcom Beat ‘Em Up Bundle apareció el año pasado para los sistemas más actuales. Está disponible para descargar en PC, PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch junto a otras joyitas de los salones recreativos como Final Fight o Captain Commando.

Resumiento. The King of Dragons es un buen juego que todavía hoy en día resulta muy disfrutable. Esa mezcla de tortas con subidas de nivel le sienta de lujo y marcó un buen punto de arranque dentro del género, inspirando a otros juegos futuros. Un brawler de desarrollo lateral muy atractivo gracias a su jugabilidad, su genial ambientación y especialmente a la diversión que puede proporcionarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *