sfmovie_banner
El bluffJuegos

STREET FIGHTER: THE MOVIE, DE UNA LEYENDA AL HORROR

  • Compañía: Capcom
  • Año: 1995
  • Género: Lucha
  • Plataformas: Arcade, PlayStation, Saturn

Primero pongámonos en situación. Hacia 1994 estalló la bomba: se estaba haciendo una película sobre Street Fighter, el videojuego de lucha más famoso y vendido de la historia, y se iba a estrenar ese mismo año. Por aquel entonces éramos unos ingenuos y flipábamos con este acontecimiento. Por fin nuestros héroes del videojuego iban a saltar a la gran pantalla, pero ya había algo raro en todo esto, pues el papel principal sería para el actor Jean-Claude Van Damme que asumiría el rol de Guile, dejando a Ryu y a Ken, protagonistas principales de los videojuegos, en unos meros actores secundarios.

sfmovie_cartel

El cartel de la horrenda película (cartelesdepeliculas.com)

Pasando por alto este hecho, ese mismo año se estrenó la película y todos fuimos como ovejas al cine para ver lo que habían hecho. Aquello fue un despropósito con mayúsculas: una historia rarísima con un Guile y un Bison más o menos decentes, este último interpretado por el difunto Raul Julia. Otros actores como la cantante Kylie Minogue (Cammy) o Wes Studi (Sagat) completaban el reparto.

Incomprensiblemente ridícula, Street Fighter: La Última Batalla (así se llamó en España) recibió muy malas críticas tanto por parte de la prensa especializada como por los aficionados, que contemplamos con horror como Dhalsim era un medicucho que poco o nada tenía que ver con el original, como Zangief era un luchador cabeza hueca, como Ryu y Ken son dos pícaros estafadores (vergonzoso), como Honda es un luchador hawaiano (¿cómo?) y lo peor de todo, el personaje de Blanka, convertido en el amigo perdido de Guile. Para mear y no echar gota.

sfmovie_select

El menú de selección de luchador con Van Damme al frente

Aunque mala, la película tuvo cierto éxito y surgió el videojuego del que vamos a hablar a continuación, un videojuego basado en la película y del que Capcom no quiere saber nada, es decir, un bluf en toda regla.

Street Fighter: The Movie salió en 1995, primero para máquinas recreativas y después para las consolas PlayStation y Saturn. Se trata de un juego de lucha en el que podemos elegir a todos los personajes de la película, digitalizados a lo Mortal Kombat y con un control también a lo Mortal Kombat que no le sienta nada bien la gran saga de Capcom.

Al igual que el resto de juegos de Street Fighter, Street Fighter: The Movie se controla con seis botones (tres puñetazos y tres patadas) y cuenta con las mismas técnicas especiales de siempre, además de los «super combos» y de un par de movimientos nuevos que se sacaron de la chistera para la ocasión.

sfmovie_1

Jean-Claude Van-Damme (Guile) contra Kylie Minogue (Cammy)

Los gráficos, como decimos, cuentan con personajes y escenarios directamente digitalizados de la película. Estos personajes se mueven de una forma muy rara que no le pega para nada a la gran jugabilidad que siempre ha caracterizado a la saga Street Fighter, es más, los movimientos especiales realizados por actores resultan ridículos en comparación a los grandes sprites de Street Fighter II. Para colmo el juego es un «copia y pega» de las otras entregas, pues vemos como los efectos especiales de los ataques quedan superpuestos encima de los actores digitalizados. Encima la IA es abusiva y tramposa.

sfmovie_2

Honda y Zangief haciendo posturitas

¿El sonido? Mejor es para olvidarlo. La música es repetitiva (al menos en recreativa sólo hay un par de canciones para amenizar los combates) y los efectos de sonido cuentan con efectos poco creíbles y voces digitalizadas sacadas vete tú a saber de donde.

Para rematar este despropósito, las versiones domésticas para PlayStation y Saturn cuentan con una menor resolución y muchos recortes gráficos en general, eso sí, también cuentan con más modos de juego y escenas de vídeo extraídas directamente de la peli, supongo que para paliar un poco las carencias técnicas.

sfmovie_3

Sawada untando a Blade. Son dos personajes inventados para la ocasión

Pues bueno, Street Fighter: The Movie pasará a la historia como uno de los peores juegos de lucha que se han hecho. Para lo único que sirve es para manchar el buen nombre de la grandiosa saga Street Fighter. Señores de Capcom, supongo que en su día tomaron buena nota de todo, por favor, no lo vuelvan a hacer.

Parece que esto será todo por hoy, no sin antes remarcar que la película en cuestión fue muy mala, pero es que lo peor fue que en 2009 se hizo otra película llamada Street Fighter: La Leyenda (esta vez basada en la historia de Chun-Li) que todavía no he visto por miedo y porque también ha recibido muy malas críticas.

2 thoughts on “STREET FIGHTER: THE MOVIE, DE UNA LEYENDA AL HORROR

  1. Volfir Reply

    Pues llamenme raro, pero a mi me gusto tanto la pelicula como los videojuegos. Incluso tengo la pelicula en mi pc, y la veo de vez en cuando. No sé, pero me da nostalgia. XD

    1. Pixelmaniaco Post author Reply

      Bueno, yo fui a ver la peli dos veces al cine y a la recreativa le eché bastantes monedas. Luego te haces mayor y ves las cosas desde otras perspectiva. ¡Gracias por tu comentario Volfir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *