sinandpunishment_banner
JuegosLa joya

SIN AND PUNISHMENT, ADRENALINA AL MÁXIMO

Siempre hemos dicho que el catálogo de Nintendo 64 es bastante escueto, pero sin duda alguna sabemos que está plagado de joyas. La mayoría de ellas llegaron a nuestras manos, pero siempre hay alguna que se atraganta y no sale de Japón. Este es el caso de Sin and Punishment, la joya de la que hoy vamos a hablar.

Con el complicado nombre de Tsumi to Batsu: Hoshi no Keishōsha, traducido al inglés como Sin and Punishment: Successor of Earth años después de su lanzamiento, los genios de Treasure nos volvieron a asombrar en Nintendo 64. Lanzado en el año 2000, Shin and Punishment es un shooter en tercera persona, sobre raíles, cargado de adrenalina y muy, muy espectacular en todos los niveles.

El argumento nos lleva a un futuro que no parece muy lejano. La población de la Tierra ha crecido desmesuradamente y la escasez de alimentos es un gravísimo problema. Para paliar este desastre, científicos japoneses crean una nuevo tipo de criatura que puede servir de alimento a la humanidad, pero el tema se le va de las manos y dichas criaturas, conocidas como ruffians, comienzan a mutar y a ser una grave amenaza.

sinandpunishment_n64_1

Los primeros minutos del juego ya nos dan una idea del espectáculo que vamos a vivir

Para combatirlos se creó un grupo de élite de voluntarios, pero se conviertieron en una especie de dictadura que mantiene a raya a todos los japoneses. Menos mal que unos rebeldes, capitaneados por la misteriosa Achi, nuestra protagonista, deciden plantar cara a esta terrible amenza e intentar salvar a Japón y al planeta.

Nada más pulsar el botón de start pronto descubriremos qué hace que Sin and Punishment sea tan especial. En los primeros compases aprenderemos un poco a controlar a Achi, que puede moverse de izquierda a derecha, saltar y disparar al mismo tiempo usando el stick análógico para apuntar. Como se trata de un shooter sobre raíles nuestro personaje correo o se para automáticamente en función de las situaciones, es decir, algo muy parecido a juegos como Panzer Dragoon.

Y ya en estos primeros momentos ya vamos viendo porqué esta joya de Treasure es tan imprescindible. El juego es un «no parar», no tendremos ni un solo momento para respirar durante la acción. La cantidad de enemigos en pantalla es verdaderamente asombrosa, consiguiendo que el ritmo no decaiga en absoluto, sin ralentizaciones y sin necesidad de aparatos extra. Esto solo lo puede conseguir Treasure aprovechando el hardware de Nintendo 64 al máximo.

sinandpunishment_n64_2

Hordas de enemigos se moverán como pez en el agua dejándonos con la boca abierta

Como de costumbre en este tipo de juegos, combatiremos a hordas de enemigos sencillos. Estos enemigos, que normalmente son pequeños ruffians o soldados de la fuerza opresora, son en general sencillos de eliminar, pero pronto veremos que muchos enemigos comienzan a aumentar de tamaño. En Sin and Punishment abundan mucho los jefes finales, proponiendo un desarrollo que recuerda mucho a juegos de esta compañía como el espectacular Alien Soldier para Mega Drive.

Sin duda alguna los jefes de fin de fase marcan mucho el desarrollo del juego. Resultan verdaderamente espectaculares, con diseños muy futuristas, ya sean criaturas enormes o vehículos de combate armados hasta los dientes. Estos enemigos suelen tener una serie de pautas para derrotarlos y debemos encontrar sus puntos débiles si queremos avanzar.

sinandpunishment_n64_3

Mutantes, soldados o impresionantes naves como esta nos esperan en nuestra aventura

Como alguno de sus puntos negativos podemos hablar de armas e ítems. No existe mucha variedad en este apartado, teniendo solo un puñado de armas de más o menos poder destructivo a nuestro alcance. Los objetos que podemos recoger se reducen a energía y puntos extra, poco más. Pero bueno, la acción incesante del juego no nos dará mucho respiro para pensar en cambiar de armas y todo eso.

A nivel técnico, como ya hemos dejado caer, es un verdadero monstruo. Sin and Punishment no necesita periféricos como el Expansion Pack de Nintendo 64 para dejarnos con el culo torcido. Todo está hecho con el hardware original de la consola, sin aditivos especiales. Esto demuestra una vez más que si una empresa conoce a fondo el hardware de un sistema cerrado puede hacer verdaderas virguerías técnicas.

sinandpunishment_n64_4

Los jefes finales puñeteros estarán a la orden del día

Efectos de luz, explosiones, enemigos por todas partes y otros efectos especiales se dan cita sin ralentizaciones ni nada. Solo acción pura y dura. No hay nada que nos entorpezca para disfrutar de uno de los juegos más frenéticos de la consola, por no decir el que más. Además, las escenas en las que nos cuentan la historia con el motor del juego se salen.

Tanto frenetismo y tanta acción tiene un «pero». Sin and Punishment dura un suspiro, pudiéndose acabar en poco más de una hora si sois duchos con el mando. Por supuesto y tal y como Treasure nos tiene acostumbrados, esto no será una tarea fácil. Es necesario aprender las rutinas de cada uno de los jefes finales, y esto se consigue a base de machacar el juego. Igual las continuaciones que nos ofrecen se quedan cortas para acabarse el juego en las primeras partidas.

El sonido es otro punto fuerte de este cartucho. Los efectos de sonido son contundentes, como cabría esperar de un juego así. La música no está mal, es muy «japonesa», pero le hubiera sentado mejor algo más cañero. Por otro lado y pese a que el juego no salió de Japón, las voces de los personajes están en inglés. Esto último choca con los subtítulos, en perfecto japonés, pero el audio en inglés viene bien para enterarnos un poco del argumento, un elemento muy cuidado con giros inesperados.

sinandpunishment_n64_5

El genial argumento del juego nos desvelará ciertos secretos de nuestros amigos

El cartucho original para Nintendo 64 se quedó en Japón, pero por suerte todavía quedan buenos samaritanos en el mundo. En 2007, Sin and Punishment apareció en la Consola Virtual de Nintendo Wii, lanzándose años después también en Wii U. Hoy también se puede disfrutar en el servicio Nintendo Switch Online para Nintendo Switch, que recientemente se ha actualizado con juegos de Nintendo 64, siendo Sin and Punishment uno de ellos.

Una secuela llamada Sin and Punishment: Successor of the Skies apareció en 2009 para Wii, convirtiéndose de nuevo en una joya del catálogo de la consola. Este último es más largo, cuenta con nuevas mecánicas y el ritmo frenético que ya es marca de la casa. Todo un imprescindible para los amantes de la acción. ¿Qué tal una tercera entrega para Nintendo Switch? No parece probable, pero el tiempo lo dirá.

Sin and Punishment: Successor of Earth es sin duda alguna una de las maravillas más impresionantes del catálogo de Nintendo 64. Imperdonable que en su día no saliera de Japón, pero por suerte otros sistemas más actuales (y la emulación, claro) nos han permitido degustar esta maravilla de los creadores de Gunstar Heroes. Si os gusta la acción desenfrenada este es vuestro juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *