rampage_banner
JuegosZona arcade

RAMPAGE, ¡MONSTRUOSO!

  • Compañía: Bally Midway
  • Año: 1986
  • Género: Acción
  • Plataformas: Amiga, Amstrad CPC, Apple II, Arcade, Atari 2600, Atari 7800, Atari 8bit, Atari ST, Commodore 64, Lynx, Master System, Nintendo NES, PC, Spectrum, TSR-80 CoCo

Hoy en Pixelmaniacos vamos a hablar de un juego monstruoso. ¿Qué pasaría si un día cualquiera te levantas y te conviertes en un monstruo gigante y poderoso? Imagino que tendrías un cabreo mayúsculo y como un Hulk cualquiera te pones a destrozar cosas sin ton ni son. Eso es Rampage, todo un clásico de finales de los 80 claramente inspirado en King Kong o Godzilla. Un arcade de acción directa multipantalla en el que tendremos que acabar con todo lo que pillemos.

rampage_1

Aquí comienza nuestra particular destrucción

Los protagonistas de la historia de Rampage son tres corrientes muchachotes llamados George, Lizzy y Ralph. Un experimento fue mal y estos chicos se transformaron respectivamente en un gorila, un lagarto y un hombre lobo giagantes, y claro, eso enfada a cualquiera, así que llenos de furia se ponen a destrozar edificios como locos. Y eso es lo que haremos, iremos destrozando edificios a lo loco mientras el ejército de turno nos lo intenta impedir. Por cierto, en algunas versiones para ordenadores del juego, el argumento cambia un poco y nos cuenta que se volvieron así por comer hamburguesas en mal estado, así que cuidadín con ciertas hamburgueserías, no siendo que nos pase lo mismo.

rampage_2

A medida que avanzamos la cosa se pone más chunga, con más edificios y peligros

Así pues, Rampage es una orgía de destrucción en la que pueden participar los tres monstruosos personajes al mismo tiempo, compitiendo para ver cuál de ellos destruye más. En cada escenario se nos plantean una serie de edificios a los que podemos subir e ir destrozando poco a poco a base de puñetazos. El ejército y la policía nos dispararán constantemente mientras le damos a la demolición, pero podemos ir recuperando nuestra salud a base de papearnos a otros humanos o recogiendo ítems tales como leche, pavo o una tostada. Otros ítemes nos quitarán vida (un cactus, veneno o un tostador) y otros simplemente nos darán puntos (dinero, una maceta o una tele). Estos ítems aparecen explicados antes de cada partida para que los tengamos en cuenta y nos los encontraremos repartidos por los escenarios en algunas ventanas de los edificios.

rampage_3

Tres jugadores simultáneos y mucha destrucción por delante

El claro obetivo de Rampage es ir aguantando las embestidas de los «malos» y seguir nuestra tarea hasta que nos aburramos o nos quedemos sin vidas. Cuando nos quedamos sin vida, perderemos la partida (obviamente) y volvermos a nuestra forma humana, pero eso es lo que no queremos, así que debemos aguantar todo lo que podamos, incluso podemos comernos a nuestros compañeros (si jugamos con otros jugadores) para recuperar fuerzas y seguir a lo nuestro.

Rampage no es ningún prodigio de la tecnología, pero su aspecto es muy resultón. Sus gráficos cuentan con una resolución muy aceptable para la época que permite mostrar unos monstruos muy detallados y expresivos. Los escenarios son muy simples y repetitivos, pero eso se compensa por la cantidad de elementos que aparecen en pantalla como soldados, helicópteros, carros de combate o incautos vecinos que piden socorro, incluso hay algunos detalles graciosos que merecen la pena, como lo de escupir fuego después de engullir a alguien. En cuanto al sonido poco que decir, ya que apenas hay música y los efectos de sonido son algo simplones. Por otro lado, su jugabilidad es buena y simple, con un botón para dar puñetazos y otros para saltar a los edificios, así que estamos ante un juego muy divertido, perfecto para desatar nuestra furia si tenemos un mal día.

rampage_ordenadores

Rampage en ordenadores (de izquierda a derecha y de arriba a abajo): Amiga, Commodore 64, PC, Amstrad CPC, Apple II, Spectrum y Atari ST

Un juego de estas dimensiones tuvo que ser popular por narices, y así fue, ya que se lanzaron mogollón de versiones para el mercado doméstico. Destaca la tremenda adaptación del juego para Master System que, pese a tener mucho parpadeo, es lo más cercano a la recreativa que podemos encontrar. También hay buenas versiones para ordenador, con gráficos muy detallados como la de CPC o la de Atari ST, una muy simplona para Atari 2600 que se deja jugar y otra mucho más espectacular para la portátil Lynx, que cuenta con un monstruo adicional que posteriormente sería incluido en secuelas de este titulazo de acción.

rampage_consolas

Versiones consoleras (de izquierda a derecha y de arriba a abajo): Atari 7800, Nintendo NES, Atari 2600, Master System y Lynx

Rampage se convirtió en un monstruoso icono que recibió algunas secuelas como Rampage: World Tour o Rampage 2: Universal Tour. Rampage: Total Destruction se lanzó en 2006 para GameCube, PlayStation 2 y Wii y fue el último juego de una saga que parece olvidada, teniendo en cuenta que la compañía Midway desapareció en 2009 y fue comprada por Warner, incluso se planeó una película que al final fue cancelada. Además, el juego original ha sido introducido en algunos recopilatorios de juegos clásicos que podemos encontrar para consolas y PC, y es que Rampage es mucho Rampage, ninguna secuela supo estar a la altura del arcade original, un juego muy majo, muy destructivo y especialmente divertido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.