banner_abuelo1
ArtículosEl abuelo

EL ABUELO #1, CUANDO COMPRABAS UN JUEGO Y JUGABAS

Hace unos pocos meses me compré el God of War: Ascension para la PlayStation 3. ¿Y qué pasó? Que saqué el disco de la caja, lo puse en la consola y comenzó el típico proceso de instalación. Hasta ahí bien, lo normal, pero lo que ya no es tan normal es que, entre pitos y flautas, necesitara descargarse más de 1GB de actualizaciones.

La cosa fue que estuve más de media hora esperando a que el señor juego decidiera terminar sus actualizaciones y claro, hasta que no terminara no se podía jugar.

Vale, entiendo que debido al gran volumen de información que tienen los videojuegos de hoy en día es normal que se precise una instalación pero, ¿y las actualizaciones? ¿Es normal tanto parche y tanta historia? De hecho la mayor parte de la actualización era para el juego online, algo que me daba igual porque había comprado el juego de segunda mano y el pase online ya no servía. ¿En serio te obligan a instalar algo que no quieres o no puedes usar? Bien, alguno podría decir que no hace falta conectar la consola a Internet y así te evitas instalar cosas, pero es que algunas de las actualizaciones son necesarias para que el juego esté a pleno rendimiento.

¿Alquien pensó hace años que en la vieja NES o en la Master System había que instalar un juego de Mario o de Sonic en la consola? Pues no, esa era la ventaja más importante de las consolas frente a los ordenadores, que comprabas el juego y lo jugabas, que lo sacabas de su envoltorio y te olvidabas de instalaciones y configuraciones, simplemente lo ponías, jugabas y ya está.

Vale, insisto en que es normal que los juegos de ahora ocupen mucho espacio y necesiten instalación, pero el concepto de “parches” no se aplicaba a las consolas hace años. Todos pensábamos que el juego que comprábamos estaba terminado y no necesitaba nada más, sólo había que jugar, así de simple.

Imaginaros que en la Super Nintendo lanzaran un Super Mario Kart que te impidiera pasar del primer circuito por culpa de un bug. Como entonces Internet era prácticamente una utopía (lo digo por España, en otros sitios ya no era tan utópico) Nintendo te mandaría un cartucho arreglado y con un par de circuitos extras para compensar por todo el morro ¿no? Eso era impensable e imposible, pues ahora debería ser igual, digo yo.

En fin, no sé si será la nostalgia provocada por los viejos sistemas de videojuegos o qué, pero está claro que los jugadores de consola hemos perdido la gran ventaja que teníamos con respecto a los jugadores de ordenadores, y eso sí que es imperdonable. Juegos terminados al 100%, por favor, nada de prisas, que queremos jugar sin más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *