cybermorph_banner
El bluffJuegos

CYBERMORPH, BATALLA ESPACIAL EN 64BIT

  • Compañía: Attention to Detail
  • Año: 1993
  • Género: Shooter 3D
  • Plataforma: Jaguar

Muchos conoceréis a Jaguar, la última consola que la legendaria Atari lanzó al mercado. Me apuesto lo que sea a que muy pocos de vosotros la compró en su día, de hecho por mi parte solo conozco a una persona que la tiene, y la compró por el simple hecho de tenerla. Lógico, fue un rotundo fracaso por muchos motivos.

En este artículo no estamos para juzgar a la Jaguar, eso ya lo hicimos en el pasado. Estamos aquí para hablar de Cybermoprh, el primer juego que apareció para la consola. Este cartucho venía de regalo en los primeros packs de la Jaguar allá por 1993, año en que la consola hizo su aparición en Estados Unidos.

A modo de carta de presentación de la consola, Cybermorph es un shooter de temática espacial similar a juegos como el estupendo Star Fox (Starwing en Europa) de Super Nintendo. Es decir, estamos ante un título compuesto por gráficos poligonales y con entornos completamente en 3D para explorar a nuestro gusto. Suena bien, ¿verdad? O al menos eso es lo que se esperaba de un sistema de nueva generación como Atari Jaguar. Por desgracia no está todo lo bien que nos hubiera gustado.

cybermorph_jag_1

El aspecto general del juego es bastante desolador

Comenzamos por la trama. El Imperio Pernitia se extiende por toda la galaxia, conquistándola planeta por planeta. La resistencia ha encontrado la forma de evitar esta conquista, creando una tecnología que les permitirá vencer. Desgraciadamente los han trincado y han tenido que guardar dicha tecnología en una serie de vainas disemidadas por todas partes. Nuestro objetivo, a los mandos de una nave T-Griffon con capacidad para cambiar de forma, es recoger esas vainas de los distintos planetas del juego y así salvar la galaxia.

Pues eso es lo que haremos. Recorreremos los 8 planetas del juego, cada uno con un número de vainas determinado que hay que recuperar. Rescataremos a los distintos miembros de la resistencia de cada planeta y haremos frente a las fuerzas del Imperio Pernitia. Y como hemos dicho lo haremos a bordo de una nave que puede cambiar de forma, dotada además de una inteligencia artificial llamada Skylar. Esto último se supone que está para ayudarnos, pero ya veremos más adelante.

Nada más comenzar podremos escoger entre cualquiera de los 8 planetas disponibles, nos daría igual el orden que elijamos. Como hemos dicho cada uno tiene un número de vainas y prisioneros determinado, además de molestos robots enemigos y un jefe final al que hacer frente. También hay un sistema de passwords para poder volver a cualquier planeta siempre que nos dejemos algo en el tintero.

cybermorph_jag_2

Hay algunas estructuras en los escenarios, pero se pueden contar con los dedos de las manos

Una vez escogido el planeta nos vamos a lanzar a los mandos de nuestra Cybermorph. Nos encontramos con una nave poligonal, sin texturas, que podemos mover por todas las direcciones. La forma de la nave irá cambiando en función de la velocidad que llevemos o el movimiento que hagamos. Esto último es méramente estético y no influye prácticamente nada (por no decir simplemente nada) en el desarrollo del juego.

Nos movemos con el cursor del mando, pero usamos un botón para acelerar y otro para frenar, pudiendo regular la velocidad en todo momento. También podemos utilizar diferentes vistas, no muy prácticas, gracias a la cantidad de botones del mando de Jaguar. Unos cuantos botones para disparar ponen la guinda a un sistema de control que se hace algo engorroso en términos generales.

Como decíamos antes iremos acompañados por la señorita Skylar. Representada como una mujer verde y calva, Skylar es una inteligencia artificial que nos irá diciendo lo que tenemos que hacer. ¿El problema? Más que ayudar se ríe de nosotros cuando metemos la pata al chocarnos contra algo o recibir un disparo. Nos soltará frases digitalizadas en inglés como «¿dónde has aprendido a volar?» y cosas así. Es decir, que gracias a ella es fácil perder los nervios y mandar todo a la porra.

Skylar aparte, el mayor problema que tiene Cybermorph es que es un juego muy repetitivo. Es fácil aburrirse de hacer siempre lo mismo, de cada planeta vacío y plano, de disparar siempre a los mismos objetivos y recoger las dichosas vainas de cada nivel. Al ser un juego bastante largo es muy fácil entrar en la monotonía y aparcar el cartucho en un cajón.

cybermorph_jag_3

La primera persona es una de las tropecientas opciones de vistas en Cybermorph

Técnicamente también es para darle de comer a parte. Una compañía llamada Attention to Detail debería haber presetado más atención al detalle, valga la redundancia, porque a nivel gráfico es un juego muy simplón. Naves y robots hechos con polígonos planos, sin texturas, conviven con escenarios vacíos, planos y con algo de sombreado para darle profundidad. No obstante todo se mueve con bastante suavidad.

El apartado técnico sería espectacular si estuviésemos delante de un sistema de 16bit, incluso de uno de 32bit primigenio. Sin embargo Jaguar presumía de sus 64bit y claro, visto lo que se hizo en juegos como Alien vs. Predator, este Cybermorph chirría bastante en este aspecto.

Por otra parte a nivel sonoro tampoco es un juego que destaque demasiado. El chip de sonido de la Jaguar nos ofrece melodías chulas en plan aquellos archivos MOD o S3M que tanto juego daban en los 90, muy recordado por usuarios del ordenador Amiga. En este caso únicamente tendremos una melodía que suena al principio del juego y ya. El resto del juego está coronado por efectos sonoros normalitos, la voz de Skylar (es la voz de la mujer del responsable del sonido del juego) y nada de música durante las partidas.

cybermorph_jag_4

Skylar, siempre verde y siempre preparada para soltarnos alguna pullita

A nivel jugable, como decimos, el juego se mueve bien y va rápido. El problema que encontramos está en los controles que, repetimos, son un tanto engorrosos. Además falta dinamismo y a veces te da la sensación de que andas un poco perdido por estos vastos parajes, sin ningún objetivo claro. Mientras tanto el tedio se apodera del jugador, dejándonos una experiencia poco gratificante.

Cybermorph no murió aquí. Battlemorph fue una secuela lanzada en 1995 para el periférico Jaguar CD. Se mejoró bastante el apartado técnico en general y se añadieron nuevas opciones, pero de nuevo tampoco es un título para tirar cohetes.

Pues esto, amigas y amigos, fue la carta de presentación de Atari Jaguar. Un juego que da la sensación de estar algo capado, que no aprovecha para nada la potencia de la consola y que resulta bastante aburrido. Hay quién lo considera un clásico incomprendido, pero en Pixelmaniacos opinamos que no estuvo para nada a la altura. Ni la petarda de Skylar tampoco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.