chuckrock_banner
ArtículosSagas míticas

CHUCK ROCK, AVENTURAS DE LA EDAD DE PIEDRA

Tras un pequeño descanso vacacionero volvemos a la carga por estos lares. Hoy en «sagas míticas» hablaremos de Chuck Rock, conocido juego de plataformas que se hizo famoso en la época de los 16bit, tanto en ordenadores como en consolas. Esta serie de juegos consta de tres títulos, dos plataformas y uno de carreras, y están todos inspirados en una divertida edad de piedra, con mucho humor y grandes doses de diversión. Vamos a verlos.

Chuck Rock

  • Compañía: Core Design
  • Año: 1991
  • Género: Plataformas
  • Plataformas: Acorn 32bit, Amiga, Amiga CD32, Atari ST, Commodore 64, Game Boy, Game Gear, Master System, Mega CD, Mega Drive, Super Nintendo

Chuck y su esposa Ophelia viven tranquilamente en su casita de piedra. Un buen día, mientras Chuck tomaba unas birras viendo el partido, Ophelia sale fuera de la casa a tender la ropa. El problema es que un tipo llamado Gary Gritter (en homenaje al músico hortera Gary Glitter, hoy más conocido por sus delitos sexuales que por su música) está enamorado de Ophelia hasta las trancas y está observando todo detrás de unos arbustos.

chuckrock_amiga

Nuestro amigo Chuck puede con todo en la versión de Amiga, mirad el pedazo de piedra que lleva

El caso es que Gary, cegado por la belleza del pibón del amigo Chuck, decide secuestrar a Ophelia. Casi en pelotas, Chuck acude a ver qué ocurre y descubre que se han llevado a su querida, por lo que se viste como puede (con unas hojas para tapar sus vergüenzas) y decide ir al rescate armado con su ya legendaria barriga cervecera.

Y así comienza el genial juego de plataformas Chuck Rock. Creado por los británicos Core Design, autores también de los primeros juegos de Tomb Raider, este título destaca por su colorido aspecto gráfico, sus descacharrantes personajes y algunas mecánicas interesantes.

El manejo de este héroe prehistórico es bien simple. Usaremos dos botones o teclas, siendo uno para atacar y otro para saltar. Como hemos dicho más arriba, Chuck va armado con su barriga, de modo que atacaremos con ella, dando buenos porrazos al personal. También podemos lanzar patadas voladoras y utilizar ciertos objetos, siendo estos a grandes rasgos piedras para lanzar u otras más grandes para llegar a zonas más altas.

chuckrock_megadrive

Atravesando oscuras cuevas en Mega Drive

El bestiario del que se compone el juego es variado y muy divertido. Tendremos diferentes tipos de trogloditas que nos intentarán frenar en nuestra misión, dinosaurios pequeñajos de lo más gracioso o criaturas prehistóricas mucho más grandes. Estos últimos funcionan a modo de jefes finales, elementos del decorado que nos pueden quitar energía (cuidado con cierto dinosaurio cagón de la primera fase) e incluso medios de transporte para pasar de un lado a otro.

Así pues nuestra misión será la de completar un puñado de niveles, cada uno con una ambientación diferente y un jefe final. Eso sí, como viene siendo costumbre en este tipo de juegos, esto no será un camino de rosas precisamente y nuestra pericia a los mandos será clave para superar el juego con éxito.

chuckrock_versiones

Otros ports de Chuck Rock (de izquierda a derecha y de arriba a abajo): Atari ST, Commodore 64, Super Nintendo, Master System, Game Boy y Game Gear

El original apareció en Amiga, contando con un scroll suave, una música marchosa y unos gráficos coloridos, todo controlándose muy bien. Luego aparecieron las de los ordenadores Acorn 32bit y Atari ST, siendo un poco más lentas y bruscas y con algunas limitaciones gráficas. En consolas Mega Drive dio el pistoletazo de salida, con un mejorado apartado técnico, música durante todo el juego y alguna novedad respecto al de Amiga.

Más adelante fueron saliendo el resto de versiones, destacando el colorido de la de Super Nintendo, las valientes adaptaciones para Commodore 64 y Game Boy y el genial apartado técnico de la versión para Mega CD, para muchos la mejor de todas. Las de Master System y Game Gear también aguantan bien el tipo, aunque sufrieron muchos recortes, como escenarios completamente negros. Por último, la de Amiga CD32, es un calco sin ganas del original para Amiga.

Resumiendo, estamos ante un gran juego de plataformas que en su momento tuvo bastante protagonismo. Su éxito fue tal que un par de años más tarde del original apareció la secuela que vamos a ver a continuación.

Chuck Rock II: Son of Chuck

  • Compañía: Core Design
  • Año: 1993
  • Género: Plataformas
  • Plataformas: Amiga, Amiga CD32, Game Gear, Master System, Mega CD, Mega Drive

Efectivamente, tal y como nos indica el título, en Chuck Rock II: Son of Chuck el protagonista va a ser el hijo de Chuck. Tras los acontecimientos de la primera parte, la vida para Chuck y Ophelia pinta muy bien, con el pequeño Chuck Jr. alegrando sus vidas. Además, Chuck es un exitoso fabricante de coches, cuya cadena de producción se basa en dar porrazos a las piedras para tallar los vehículos que, por cierto, se venden como rosquillas.

chuckrock2_amiga

El pequeño Chuck llora en Amiga cuando recibe un porrazo

Resulta que hay un tipo celoso llamado Brick Jagger (sí, como Mike Jagger) de todo este asunto de los coches y que trabaja para la competencia. A él no le sale tan bien el asunto ese de hacer coches a porrazos, de modo que envía a dos matones a secuestrar al bueno de Chuck para que le ayude. Así pues en esta ocasión el pequeño Chuck Jr. se tendrá que ajustar su pañal y lanzarse al rescate de su padre.

Y con este argumento tan variopinto nos lanzamos a la acción con el pequeño Chuck Jr. Volvemos a tener ante nosotros a un estupendo juego de plataformas que, con el cambio de personaje la jugabilidad cambia bastante. Ahora vamos a sacudir con una cachiporra, pudiendo ejecutar movimientos circulares con los que atacar mucho mejor a nuestros enemigos. Estos últimos vuelven a ser descacharrantes y serán muy parecidos a lo que ya vimos en la primera parte.

El apartado jugable sigue siendo bueno, con la misma sencillez de manejo que en la primera parte, pero la acción será algo más rápida, ya que Chuck Jr. es bastante más veloz que su barrigudo padre. Eso sí, estamos ante un juego exigente en algunos apartados, pero no resulta especialmente difícil y nos hará pasar unos ratos muy divertidos.

chuckrock2_megadrive

A su paso a consolas se introducieron muchas mejoras gráficas, como este dinosaurio que rota en Mega Drive

Eso de divertido es una palabra que le viene muy, pero que muy bien a Chuck Rock II: Son of Chuck. Además de su genial jugabilidad, todo en esta secuela desborda simpatía. Los enemigos, tanto los pequeños como los más grandotes, son la mar de majos, con diseños muy divertidos que os harán esbozar una sonrisa en más de una ocasión. Además, Chuck Jr. es tremendo, especialmente cuando le atizan y sale llorando (no olvidemos que es un bebé), además nos obsequiará con otras muecas graciosas durante el resto del juego.

Como ocurrió con la primera entrega, esta secuela apareció también en Amiga, siendo en esta ocasión el único ordenador en recibir el juego. Los gráficos y el sonido mejoraron una barbaridad, además todo se mueve muy bien, incluso con efectos especiales como la lluvia o las cascadas de agua.

chuckrock2_versiones

Chuck Rock II: Son of Chuck en Master System (arriba) y en Game Gear (abajo)

En consolas fue Sega quién se llevó el gato al agua y se lanzó el juego para todos los sistemas que había disponibles en ese momento. Las versiones para Master System y Game Gear (a esta le aticé mucho en su día), ambas muy similares, mejoran muchísimo, contando por fin con coloridos fondos. La de Mega Drive mejora la de Amiga, añadiendo mejores gráficos con efectos especiales como rotaciones y deformaciones.

De nuevo la estrella es la versión para Mega CD. Cuenta con una divertida intro animada, un sonido muy mejorado (en especial la banda sonora) y mejor apartado gráfico, con efectos especiales mejorados, moviéndose todo a una suavidad impresionante. Por cierto, se me olvidaba la versión para Amiga CD32, que cuenta con la intro de Mega CD, pero el resto es el mismo juego que el de Amiga.

Tras esta plataformera secuela, la saga Chuck Rock cambió de generó y apareció una suerte de spin-off del que hablaremos ahora mismo.

BC Racers

  • Compañía: Core Design
  • Año: 1995
  • Género: Carreras
  • Plataformas: 3DO, Mega CD, Mega Drive 32X, PC

Así es, llegamos a la tercera y última entrega de esta magnífica saga, pero dejamos las plataformas y nos vamos a un título de carreras. Esto es BC Racers, un juego de conducción un poco en la línea de juegos como Super Mario Kart en el que diferentes personajes compiten entre sí en una gran carrera.

El caso es que un millionario llamado Millstone Rockafella ha organizado una competición automovilística. En ella se deberán efrentar diferentes personajes del universo de Chuck Rock en frenéticas carreras. Y todo será para conseguir un ansiado premio: una motaca llamada Ultimate Boulderdash, ansiada por todos los participantes de esta locura. Por parejas y a bordo de prehistóricas motos se van a disputar las carreras más locas de la antigüedad.

bcracers_megacd

El original de Mega CD es sin duda uno de los mejores, con un apartado técnico muy bueno

Con cuatro niveles de dificultad y 8 circuitos diferentes, cada uno con una ambientación distinta, BC Racers nos ofrecerá frenéticas carreras cuyo objetivo es llegar el primero. Y esto lo haremos por todos los medios, ya que los corredores podrán atizar a diestro y siniestro para que nadie se interponga en su objetivo. Además, por cada vuelta que completemos nos darán un «nitro» que aumentará nuestra velocidad y nos hará ganar alguna que otra posición en la carrera.

Por otra parte existen 6 parejas de corredores diferentes, incluyendo, por supuesto, a Chuck y a su hijo. Los demás son Cliff y Roxy, Jimmy y Bob, Brick y Gary (sí, los malos), Granite y Tina y Sado y Sid. Cada uno tiene unas habilitades diferentes en cuestión de aceleración, velocidad y esas cosas y, como podéis ver, la mayoría de los personajes son introducidos para la ocasión.

bcracers_3do

Los usuarios de 3DO recibieron un juego que, según algunos críticos, era el peor juego de conducción para la consola

Y poco más que añadir, ya que BC Racers viene bastante parco en opciones. Sólo tenemos el modo torneo (no hay práctica ni carrera individual), pero hay opción para dos jugadores a pantalla partida, excepto en la versión de Mega CD, que el multijugador es cooperativo. Salvo el tema de los cuatro niveles de dificultad no nos ofrecen muchas más opciones. Eso sí, es un juego que resulta divertido para unas partidas rápidas.

El original es el de Mega CD, que cuentra con una divertida intro, un sonido muy bueno y un apartado gráfico de lujo. Hay rotaciones, una sensación de velocidad bastante buena y un ritmo de juego rápido. Eso sí, los tiempos de carga son bastante largos y estropean un poco la percepción final, pero sin duda es una de las mejores versiones del juego.

bcracers_versiones

La de Mega Drive 32X a la izquierda y la de PC (y también la mejor) a la derecha

También salió en 32X, 3DO y PC. La de 32X peca de ser demasiado rápida, estropeando la jugabilidad, pero técnicamente está bastante bien. La de 3DO es sin duda la peor de todas, con una tasa de frames ridícula para una consola de ese tipo. Y nos queda la de PC, que posiblemente sea la mejor de todas al contar con un control suave y una velocidad más adecuada que el resto de versiones. De modo que si queréis probarlo lanzaros a la versión de PC, que se juega de lujo.

Después de BC Racers sus creadores pensaron en hacer un tercer juego de plataformas, pero la idea no terminó de cuajar. Hemos visto por ahí que Ophelia tenía todas las cartas para ser la protagonista del juego, pero no existen bocetos y mucho menos demos, sólo fue una idea.

Y es una pena, porque estamos ante una saga realmente divertida. Tanto los dos geniales juegos de plataformas como BC Racers nos ofrecen mucha diversión y simpatía, con personajes geniales y grandes momentos. ¿Los volveremos a ver en el futuro? Parece poco probable, pero con esto de la moda de los remakes nunca se sabe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *