vip_ps_banner
El bluffJuegos

VIP, LOS ÁNGELES DE PAMELA

Fijaos cómo son las cosas. Resulta que por aquí teníamos conocimiento de un cutre juego llamado simplemente VIP, protagonizado por el sueño húmedo de buena parte de la muchadada de los 90: Pamela Anderson. Lo que no sabíamos es que el juego se basa en una serie de televisión que debió tener cierto éxito al otro lado del charco.

La serie en cuestión, aparecida en 1998, se llamaba VIP: Vallery Irons Protection, y efectivamente estaba protagonizada por Pamela Anderson junto a otras cuantas chicas de buen ver. Las críticas hacia esta serie fueron feroces, en parte debido a su bajo presupuesto. El caso es que tuvo bastante éxito y acabaron emitiéndose cuatro temporadas.

vip_ps_1

Así luce nuestra querida Pamela Anderson en el juego

Buscando por ahí descubrimos que la serie sí que se emitió en España, algo de lo que no teníamos ni la más remota idea. De hecho se puede encontrar algún que otro capítulo por YouTube para haceros una idea sobre cuál es el calibre de esta ficción.

Unos añitos después, en 2001 para ser más exactos, a Ubisoft le pareció buena idea adaptar esta cosa al formato videojueguil. Así pues VIP apareció en PlayStation y Game Boy Color, lanzándose un año después en PC, PlayStation 2 y Game Boy Advance. Nosotros nos hemos centrado especialmente en el port para la gris de Sony, la PlayStation, versión a la que pertenece el simpático bluf que tenemos para hoy.

Vallery Irons, personaje interpretado por nuestra querida Pamela, lidera un grupo de operaciones conocido como VIP (Vallery Irons Protection). La señorita Irons junto a un experto y atractivo grupo de profesionales tienen que rescatar a un conocido cirujano plástico, que ha sido secuetrado por el malvado de turno.

vip_ps_2

¡Cuidado chaval! ¡Te van a sacudir con el bolso!

A grandes rasgos ese es el argumento de este juego de acción inspirado en una serie de televisión. Como decimos, Ubisoft tomó la licencia y le encargó el trabajo a su filial Ubisoft Shanghai, al menos en el disco que apareció para PlayStation.

Tras ver la introducción del juego, en la que vemos a los actores de la serie recreados por ordenador, nos disponemos a jugar. ¿Qué nos encontramos? Que con el personaje de Pamela Anderson nos acercamos a una mansión plagada de esbirros a los que derrotar a golpes.

A partir de aquí ya vienen los problemas. En lugar de ofrecernos un juego de acción en el que podamos movernos libremente y dar patadas a nuestro antojo, como haríamos en cualquier otro juego del mismo palo, en VIP nos movemos mediante «quick time events». Es decir, que debemos ejecutar combinaciones de botones para poder avanzar.

vip_ps_3

Dándole plomo a estos matones

Estas combinaciones parten de un botón del mando y una dirección del pad, siendo al principio muy simples y algo más enrevesadas a medida que avanzamos. Aquí vemos a Vallery Irons sacudir con «pataditas» y «bolsazos», demostrando que tiene muy pocas dotes para ser el azote de los maleantes.

Tras superar esta parte nos disponemos a manejar a otro personaje. Se trata de su compañera Nikki Franco, interpretada por la actriz Natalie Raitano, que nos enseñará como se las gasta con la pistola. Ahora lo que debemos hacer es pegar tiros a otros esbirros que custodian la entrada a la mansión.

Para ello debemos mover la mirilla con el cursor, usando un botón para disparar y otro para recargar el arma. Todo es muy sencillote, demasiado, ya que los malotes en cuestión tienen la misma inteligencia artificial de un zapato. Además, con mover el cursor de izquierda a derecha es suficiente, no plantea ni el más mínimo desafío, al menos en las primeras fases.

vip_ps_4

También hay misiones de infiltración como en Metal Gear Solid… Perdón, olvidad esto último

Y así todo el tiempo. Iremos intercalando entre un personaje y otro, usando las habilidades de cada una de las chicas durante toda la primera parte del juego. Entre medias hay algún que otro «quick time event» adicional, en plan romper una puerta para entrar y cosas así. Esto se traduce en un intento poco exitoso de aportar variedad a este tedioso desarrollo.

Más adelante iremos viendo alguna que otra cosa diferente. Hay misiones de sigilo, pero también tienen el mismo control que las misiones de combate, así que estamos en las mismas. También encontramos algún que otro mini juego en plan puzle, como por ejemplo, trazar el mapa de las ondas de una grabación durante un tiempo determinado. Estos elementos también intentan aportar algo de variedad, pero se quedan con las ganas.

vip_ps_5

Este es uno de los mini juegos que nos encontramos durante nuestro periplo

A nivel técnico es un juego flojo. Los personajes están realizados con polígonos y se mueven en entornos prerrenderizados, con un sistema de cámaras fijas. Vamos, todo muy en plan a los primeros Resident Evil, pero mucho peor. Personajes normalitos, con animaciones muy vagas y enemigos que se repiten hasta la saciedad. Los escenarios son muy vacíos y no se aprecia ningún efecto de iluminación ni nada llamativo. Al menos las secuencias de vídeo resultan simpáticas.

En cuanto al sonido la cosa va por los mismos derroteros. A los escasos efectos sonoros se unen melodías machaconas y repetivivas, realizadas con sonidos de sintetizador que recuerdan a aquellas melodías MIDI de los ordenadores de antaño, pero en el año 2001.

Y por supuesto lo peor está en el apartado jugable. Eso de la acción constante a base de «quick time events» cansa mucho y el aburrimiento pronto empieza a brotar. Por suerte no es un juego largo, y es que con un poco de pericia se puede terminar en poco más de un par de horas, así que el suplicio no os durará mucho si tenéis curiosidad por llegar al final.

vip_gb_gba

Arriba tenemos el cartucho de Game Boy Advance, y abajo el de Game Boy Color, ambos juegos de acción del montón

Como decimos, el juego también apareció en otros sistemas. Al mismo tiempo recibimos un port para Game Boy Color, traduciéndose en un juego de acción del montón sin nada que ofrecer. Más tarde aparecieron las versiones de PC y PlayStation 2, con el mismo planteamiento que el de la primera PlayStation pero con algo más de variedad por lo que hemos podido ver. En Game Boy Advance tenemos de nuevo a otro juego de acción del montón que no destaca para nada.

Muy fans tenéis que ser de Pamela Anderson para que os guste este experimento. ¿Qué les hubiera costado hacer un juego de acción más tradicional? Pues no, en Ubisoft quisieron ir más allá y crearon un VIP con una jugabilidad absolutamente plana y un desarrollo aburrido. Antes de probarlo tampoco dábamos un duro por él la verdad, así que en este aspecto no nos ha decepcionado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.