themission_banner
El bluffJuegos

THE MISSION, LA OPERACIÓN DEL BALÓN

Salvo en contadas ocasiones los videojuegos surgidos de productos publicitarios nunca han sido gran cosa. Esto es algo que le viene que ni pintado a nuestro bluf de hoy, que recibe el nombre de The Mission. Veamos de qué va esta mezcla de acción y fútbol con estrellas del deporte rey.

Antes de nada vamos a ponernos en antecedentes. En el año 2000 la empresa de productos deportivos Nike lanzó una campaña publicitaria muy exitosa en su momento. Se trataba de un anuncio para televisión en el que el conocido entrenador holandés Louis Van Gaal alentaba a un grupo de estrellas del fútbol como Edgar Davids, Luís Figo o Pep Guardiola a robar un balón de fútbol.

themission_ps_1

El tutorial nos servirá para hacernos con los controles, y también para ver que esto no merece la pena

Lo que más llamaba la atención de aquel anuncio era su aspecto de película de agentes secretos. Los futbolistas se adentraban en un edificio plagado de ninjas robot, tirando de su buen hacer con el balón para derrotarlos. Todo el conjunto resultaba verdaderamente espectacular y a buen seguro Nike ganó muchísimo con aquella campaña.

Pues bien, la empresa francesa Microids, famosa por productos como la saga de aventuras Syberia o los recientes títulos de Astérix y Obélix, lanzó al mercado un título basado en el anuncio. Se llamó The Mission, al igual que la propia campaña publicitaria. Apareció en exclusiva para la primera PlayStation a finales del año 2000.

En el juego emularemos a nueve de las grandes estrellas del balón de aquella época y, siguiendo las órdenes de Van Gaal, realizaremos una serie de misiones. Todo esto con la misma estética del anuncio de televisión, con ninjas robóticos como enemigos y un fuerte componente futbolístico en la acción. Así de buenas suena bien, ¿no?

themission_ps_2

Poco a poco la impotencia se apoderará de nosotros por culpa del sistema de control

Puesto que The Mission nos ofrece un modo tutorial, vamos a hacerle caso y empezaremos por ahí. Escogemos a dos de los futbolistas disponibles y vamos a ir aprendiendo las mecánicas del juego. Como hemos dicho, este título mezcla acción y elementos futboleros, ya que utilizaremos un balón para atacar.

Usaremos un botón para dar un buen chut contra nuestros enemigos. Con otro botón ejecutaremos un tiro alto que nos servirá para alcanzar objetivos más elevados. Los otros dos botones principales del pad de PlayStation se usan para pasar el balón a nuestro compañero y, por último, para recuperar el balón en caso de haberlo perdido. Otras acciones a realizar serán saltos y segadas, es decir, que el control de The Mission es similar al de un juego de fútbol de la época.

Una vez aprendidas las mecánicas y tras quedarnos ya con una sensación agridulce vamos a lanzarnos al juego principal. Van Gaal nos indica que debemos robar un balón de fútbol, protegido por una maya láser. Cogeremos unas gafas especiales que nos permiten ver dicho láser y usaremos la segada para recoger el balón, que está en un pedestal.

themission_ps_3

Los combates son las trados por una IA cutre, un control horrible y la monotonía de los enemigos

Tras hacer esto comenzará a sonar la alarma y tendremos que escapar. Y aquí es cuando vienen los verdaderos problemas del juego, que se centran especialmente en el control de los jugadores. Tendremos que destrozar la alarma a pelotazos, pero es que no hay forma humana de hacerlo bien.

Es decir, que debemos usar el tiro alto para hacerlo, pero se tiene que realizar todo de una forma tan milimétrica que de verdad asusta, ofreciéndonos un sistema de detección de colisiones horrendo. Esto nos provocará repetir, repetir y repetir la fase hasta la saciedad, o al menos hasta que cojamos el disco del juego y lo tiremos por la ventana.

Y es que pronto vamos viendo que The Mission hace aguas por todas partes. Su control es un completo desastre, con movimientos de los jugadores ortopédicos, sin aprovechar el mando analógico de PlayStation. Además la cámara es un auténtico dolor de muelas, un elemento que nos dejará vendidos en más de una ocasión.

themission_ps_4

En algunas secciones habrá que resolver ciertos puzles

Si tenemos la suficiente paciencia como para insistir y pasarnos el primer nivel lo que nos espera más adelante no es mucho mejor. En nuestro caso hemos usado passwords (sí, passwords en el año 2000) para ver sucesivas fases. Ahí hemos probado los enfrentamientos contra los ninjas, los únicos enemigos del juego, y el resultado ha sido desastroso.

Nuestro jugador deberá coserlos a pelotazos, pero el ortopédico control nos hará errar de forma constante. Hay un medidor de fuerza que hará que el balón salga disparado y rebote por todas partes, liándonos todavía más durante los combates. Eso sí, si los enemigos nos lo quitan y se lo quedan durante un rato nuestra misión se irá a la porra y habrá que volver a empezar. De todas formas tranquilos, pues la inteligencia artificial de estos bichos es la misma que la de una piedra.

A nivel técnico hay que reconocer que el diseño y los movimientos en general de los jugadores no están tan mal. No es que sean la quintaesencia de PlayStation, pero al menos son bastante reconocibles. Por contra, los enemigos siempre son los mismos y los escenarios son fríos y muy parecidos entre sí. El sonido de The Mission tampoco es ninguna maravilla. Los efectos son escasos y la música techno machacona lo impregna todo.

themission_ps_5

Ahí estamos, esperando para saltar o yo qué sé, mientras los demás se quedan esperando a ver qué hacemos

Como decimos, la jugabilidad es sin duda lo peor del conjunto. Tiene ideas interesantes, pero no están bien llevadas a cabo y las misiones resultan difíciles sin motivo. Si conseguimos avanzar vamos viendo que se acaba haciendo muy repetitivo, y eso no está nada, pero que nada bien.

The Mission es simplemente un producto que aprovecha el tirón de una campaña publicitaria de éxito. Un juego hecho sin ganas, con un control horrible, una cámara desastrosa y unas mecánicas muy mal implementadas que no gustará ni siquiera a los mayores forofos del fútbol. Van Gaal se hizo famoso por aquella frase de «siempre negativo, nunca positivo», y es que es algo que le viene como anillo al dedo a este lanzamiento.

2 thoughts on “THE MISSION, LA OPERACIÓN DEL BALÓN

  1. VVV Reply

    Ay el año 2000 que lejos queda ya… si hacer un juego de una película ya suele traer resultados mejorables, hacer un juego de un anuncio… pues es perder la cabeza, o de ser un maldito genio. ¿Por cierto donde andará Van Gaal?

    1. Pixelmaniaco Post author Reply

      Un buen ejemplo es Pepsiman, juego considerado de culto y que está basado también en una campaña publicitaria. Solo por su pegadiza canción ya merece la pena. Te dejo el enlace por aquí por si gustas.

      De Van Gaal leí que en 2017 se retiró del fútbol por motivos personales, así que el hombre estará felizmente jubilado mirando obras y esas cosas 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.