grandprix_banner
JuegosLa joya

Grand Prix, las carreras más realistas de los 90

Igual hoy no os suena de nada el nombre de Geoff Crammond, pero hace unos cuantos años este diseñador y programador revolucionó el mundo de los juegos de velocidad. Uno de sus trabajos más sonados fue Stunt Car Racer, un juego de carreras muy llamativo realizado con gráficos poligonales que destacó bastante en en ordenadores a finales de los 80. Pues bien, lo que hoy os traemos es otra de sus obras maestras, nada más y nada menos que un juego de Fórmula 1 conocido popularmente como Grand Prix.

MicroProse Formula One Grand Prix, Grand Prix a secas o World Circuit en Estados Unidos, es un simulador de conducción de Fórmula 1 en toda regla. Fue lanzado en 1991 por MicroProse para los ordenadores más potentes del momento, es decir, PC, Amiga y Atari ST. Nosotros nos hemos centrado en la versión para PC, que es la más vistosa y espectacular de todas.

grandprix_pc_1

Los circuitos están espectacularmente representados con pantallas como esta

Nada más arrancar Grand Prix, el juego ya nos ofrece una introducción bastante espectacular en la época. Los gráficos prerrenderizados de un piloto que se enfunda su casco y se monta en su coche, dando pie a una espectacular carrera, ya nos daban pistas de que estábamos ante algo grande. Eso sí, debemos señalar que la intro ha envejecido bastante mal.

Tras la intro, una oleada de opciones se abre ante nosotros. Tenemos carrera rápida, selección del conductor y el equipo, opciones de práctica, un modo de carrera completo y, por supuesto, el gran campeonato de la Fórmula 1. Además, como buen simulador que es, existe un gran abanico de opciones sobre el control del vehículo, añadiendo ayudas a la conducción que incluyen los simuladores de hoy en día.

grandprix_pc_2

Practicar será clave para hacernos con la victoria más adelante

Grand Prix también nos traía opciones de juego en red, información sobre los circuitos o cosas más locas como usar una impresora. También tenemos las reglas del campeonato de 1991, así como una serie de escuderías y pilotos que, al menos en la versión que hemos jugado, no son los reales. Para paliar esto último se incluye la posibilidad de editar los nombres, cambiándolos por los originales que sí que se describen en el manual del juego.

Tras empaparnos bien de las opciones de este gran simulador, ¿qué tal se juega a Grand Prix? Cuando nos lanzamos a la carrera y con las ayudas activadas nos encontramos ante una vista en primera persona. El salpicadero de nuestro bólido intenta imitar al de un vehículo real, pero con información extra como el número de vueltas, la velocidad a la que vamos o la posición en la que nos encontramos.

Conviene practicar antes un poco para ir dominando a la bestia, pues es un juego exigente que requiere paciencia y buen hacer. Se puede configurar la sensibilidad de los controles si jugamos con un joystick, en cambio con el teclado no tendremos tantas opciones. En términos generales la respuesta es buena y el control es bastante suave.

grandprix_pc_3

El sistema de daños estaba bastante logrado en este juego de 1991

Tras practicar un poco pasamos a las carreras. A nuestra disposición tenemos los circuitos reales del campeonato de 1991, alcanzando un total de 16. Como decíamos antes, estos cuentan con información general para conocerlos mejor. Los clásicos circuitos como el italiano Monza, el japonés Suzuka o el siempre espectacular circuito de Mónaco están presentes.

En Grand Prix, cada campeonato incluye sus correspondientes etapas. El modo práctica nos permitirá hacernos con el circuito. Luego pasaremos al modo clasificación, para inentar salir en una buena posición. Un modo extra de práctica nos permitirá terminar de pulir nuestro buen hacer. Y finalmente, pasaremos a la gran carrera. Pasar por cada uno de los modos pre-carrera no será ninguna tontería ya que, reiteramos, es un juego muy exigente.

grandprix_pc_4

Las paradas en boxes resultan bastante realistas

Ya metidos en faena nos encontramos solos ante otros 26 corredores. Hacer una buena salida será la clave, pero con cuidado, pues la marabunta inicial de bólidos nos puede jugar una muy mala pasada. Grand Prix tiene un sistema de daños que hará pasar factura a nuestro coche, consiguiendo hacer que perdamos la carrera antes de tiempo. Menos mal que en boxes podemos reparar estas cosillas, todo con un gran realismo para la época. De hecho podremos ver que hasta nos limpian la luneta para ver mejor.

Hoy en día Grand Prix puede parecer bastante feote a nivel técnico, pero en su momento era toda una proeza. Sus gráficos poligonales, bastante pelados, sin texturas reseñables, nos ofrecían una buena sensación de velocidad y una suavidad en los controles. Hay detalles muy chulos como el daño a los vehículos. Sobre esto último podemos ver cómo saltan las piezas del coche contra el que nos golpeamos. Y todo con una detección de colisiones digna de mención.

Por otro lado el sonido destaca con los efectos sonoros del coche. Las tarjetas Sound Blaster fueron bien aprovechadas para los efectos. El sonido de los motores es bastante realista para lo que nos podía ofrecer el chip FM de una tarjeta de sonido de la época, emulando bastante bien el sonido de un Fórmula 1 real. En cuanto a la música poco que decir, esta pasa a un segundo plano, sonando en algunos menús de inicio y poco más.

grandprix_pc_5

El icónico circuito de Mónaco está fielmente representado

El control es buenísimo. Cuesta un poco hacerse con él al principio, pero luego da gusto pilotar uno de estos coches. Eso sí, si queréis unas sensaciones más realistas y un control más preciso haceros con un joystick, pues con el teclado se pierde un poco la gracia, aunque tampoco está tan mal.

Como hemos señalado arriba, nosotros hemos comentado la versión de PC, pero hay otras alternativas también bastante interesantes. Los ordenadores Amiga y Atari ST tampoco se quedaron atrás y nos ofrecieron buenos juegos. Sí es cierto que en general ambas versiones tienen menos detalle que en PC y en Atari ST el control es más lento, pero se juegan estupendamente. Por cierto, como es de esperar, el juego de Amiga es el que nos ofrece la mejor banda sonora.

grandprix_ami_st

Amiga (izquierda) y Atari ST (derecha) también recibieron este gran simulador

Tras el éxito de estre impresionante Grand Prix, el amigo Geoff Crammond tiró para adelante con secuelas. Sus Grand Prix tuvieron un total de cuatro juegos principales, siendo el último, Grand Prix 4, lanzado en 2002 para PC. Hubo otros proyectos en los que Crammond ya no participó directamente. Estos son los juegos de Grand Prix Manager, que nos ofrecían el lado menos conocido de este deporte, con infinidad de opciones de gestión. También hubo un Grand Prix Challenge en exclusiva para PlayStation 2.

La verdad es que ha sido todo un placer volver a ver a este gigante de la conducción. Grand Prix sentó muchas de las bases de los simuladores de carreras más actuales. Una ingente cantidad de opciones y un control exigente y realista son sus bazas más importantes. Una auténtica joya de la velocidad que nadie se debería perder.

2 thoughts on “Grand Prix, las carreras más realistas de los 90

  1. forseti Reply

    Lo compré para regalárselo a mi primo y lo copié para mí 386 . Juegazo con todas las letras, de los pocos que he terminado sin ayudas a la conducción. También tenía un modo (en el artículo no se menciona, creo) para ver el coche desde fuera bastante resultón para la época.
    Años después me compre el 2 y nunca pase de la primera curva… Aún recuerdo el pedazo de manual de instrucciones que tenía detallando cada circuito…

    1. Pixelmaniaco Post author Reply

      Veo que tu también aprovechabas los regalos para tu primo. Mi más sincera enhorabuena a tamaña gesta si te has pasado el juego sin ayudas. Por cierto, tienes razón, olvidé mencionar eso en el artículo.

      Un saludo y gracias por comentar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *