gijoe_banner
JuegosZona arcade

G.I. JOE, ¡DESTRUCCIÓN TOTAL!

  • Compañía: Konami
  • Año: 1992
  • Género: Shooter
  • Plataforma: Arcade

Los de 30 años y subiendo todavía recordamos aquella línea de figuras de acción llamada G.I. Joe. Fueron los yankis Hasbro quiénes crearon estos juguetes bélicos y los popularizaron en buena parte del mundo. Konami, por aquel entonces toda una experta en comprar licencias y hacer juegos tremendos, lanzó una brutal recreativa a principios de los 90 basada en este fenómeno.

gijoe_1

Las explosiones están a la orden del día en este chorro de acción

Así pues G.I. Joe se nos presenta como un shooter sobre raíles al más puro estilo de juegos como After Burner. Asumiendo el papel de los G.I. Joe Duke, Snake Eyes, Scarlett y Road Block, nuestro deber será el de abrinos paso a tiros e ir aniquilando a toda la tropa del Comandante Cobra, que está preparando algo muy gordo para hacerse el dueño del cotarro.

El sistema de control del juego es más simple que el mecanismo de un chupete. Tras escoger a nuestro personaje favorito, cuyas diferencias en habilidades y control son inapreciables, nos lanzamos a pegar tiros como locos en tercera persona. Con un desarrollo lineal en todo momento, únicamente podremos movernos hacia los lados y ligeramente hacia arriba y hacia abajo.

Eso sí, contaremos con una mirilla que podremos mover por toda la pantalla y con la que dispararemos a toda cosa o bicho viviente como ya hemos visto en otros títulos como Blood Bros. Luego lo único que deberemos hacer es pulsar un botón para disparar y otro para lanzar cohetes, ni más ni menos.

gijoe_2

G.I. Joe no nos da ningún tiempo de respiro

Y con la simpleza del sistema de control iremos superando las diferentes etapas del juego, compuesto por dos fases que se dividen en varias subfases y una tercera que representa el enfrentamiento final contra el Comandante Cobra y sus secuaces. Además, en cada una de las pantallas nos enfretaremos a un jefe final diferente que nos pondrá las cosas muy chungas.

Una de las cosas que llama la atención en G.I. Joe es que podemos destruir prácticamente todo lo que veamos en pantalla. Aparte de hacer añicos a nuestros enemigos, la mayoría de los elementos que vemos en el escenario pueden reventar. Y esto nos hará falta, ya que, por ejemplo, puede haber algo que se interponga en nuestro camino y tendremos que destruirlo para poder pasar. Lo cierto es que mola mucho destrozar bidones, diferentes estructuras, bombonas gigantes o árboles que pueblan los escenarios del juego.

gijoe_3

Fijaros en el tamaño de ese avión militar

Otro aspecto es el de los objetos que encontraremos en nuestro periplo. No hay mucha variedad, la verdad, ya que el armamento se reduce a nuestro fusil y a unos cohetes de cantidades limitadas. Sólo encontraremos botiquines, un disparo automático que se agradece mucho y misiles para aumentar nuestro poder. Y ya está.

Técnicamente Konami puso toda la carne en el asador. G.I. Joe se ve estupendamente, con buen colorido, animaciones fluidas y un ritmo trepidante que no decae, ni siquiera con ninguna ralentización. Utiliza una de esas tecnologías de escalado de sprites que resultaban espectaculares en 1992, pero quizá ahora lo veamos demasiado pixelado. No obstante eso no es ninguna pega y este arcade se ve de lujo.

Nuestros protagonistas, vistos desde atrás, son muy fieles a aquella serie de dibujos animados que se emitió a medidados de los 80 (en Estados Unidos, francamente no recuerdo si se emitió por aquí, pero si alguien lo sabe que se anime a comentar), con un diseño muy «cartoon».

gijoe_4

La fase de la jungla es una de las más espectaculares a nivel técnico

El icónico Comandante Cobra y el resto de enemigos del juego también molan. Destacamos, como viene siendo costumbre, a los jefes de fin de fase, ya que algunos van equipados con geniales vehículos militares terrestres o aéreos que pintan muy bien.

Por otra parte, los escenarios, aunque algo repetitivos, también están muy bien realizados. Destacan también las escenas entre fase y fase, con algunos efectos gráficos de los que entonces quitaban el hipo, como por ejemplo el portaviones volador de Cobra que aparece en la introducción al capítulo final, que fue hecho utilizando alguna técnica de renderizado que entonces era algo muy resultón.

El sonido también raya a un buen nivel. Tiros, explosiones y voces digitalizadas de gran calidad copan el apartado de los efectos sonoros que, unidos a una música cañera a las que Konami nos acostumbraba en estas recreativas de los 90, recrea una atmósfera perfecta para dar caña como locos.

gijoe_5

Nuestro amigo Cobra, todo un malote de lo más sinvergüenza

A nivel jugable estamos ante un arcade de la vieja escuela, por lo que el sistema de control no es para nada difícil. Tampoco tiene una dificultad extremadamente alta, pero eso no quita para que seamos hábiles esquivando tiros, especialmente contra los más complicados jefes finales. Además también hay modo para dos y cuatro jugadores, dependiendo del mueble y la ROM de la placa.

Algo tan icónico como los G.I. Joe ha aparecido en multitud de consolas y ordenadores en forma de diferentes videojuegos, desde la legendaria Atari 2600 hasta sistemas más actuales, siendo el último juego un título bastante pobre basado en una película que apareció en 2009. Lamentablemente este arcade no llegó a ningún sistema doméstico, por lo que toca tirar de emulación para disfrutarlo.

Con un apartado técnico muy bueno, un control simple y efectivo, esta recreativa nos ofrece momentos de acción de infarto con grandes dosis de destrucción. Quizá estemos ante el mejor juego sobre los G.I. Joe que se ha hecho jamás, lástima que sólo se quedara en los salones recreativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *