doom_snes_banner
El portJuegos

EL PORT: DOOM PARA SUPER NINTENDO

¡Nueva sección! En «el port» vamos a ver, pues eso, ports o conversiones, como queráis llamarlo. Vamos a hablar de conversiones de recreativas, ordenadores o consolas a otros sistemas. De esta forma nos vamos a centrar en ports impensables, muy bien realizados o adaptaciones que difieren con respecto al original.

Y vamos a arrancar con la valiente conversión de Doom para Super Nintendo, ya que es uno de esos juegos que hicieron que la 16bit de Nintendo sacara pecho a base de bien respecto a la competencia.

doom_snes_intro

A estas alturas de la vida ya no hace ni falta presentar al grandioso y legendario Doom, shooter en primera persona creado por Id Software y lanzado en 1993 para PC. Un shooter que revolucionó la escena y que fue lanzado tiempo después a multitud de sistemas domésticos, incluyendo y, para sorpresa de todo el mundo, un más que decente cartucho para la Super Nintendo.

Tal hazaña fue embutida en un cartucho de 16 Mb que fue lanzado en 1996 y creado por la propia Id Software. En este caso no se trata de un port del Doom original a la vieja usanza, ya que para esta versión tuvieron que echarle muchas ganas e imaginación.

doom_snes_1

Para ello se utilizó uno de los famosos chips que proporcionan poder a la consola, siendo el Super FX2 en este caso. Además, el motor gráfico del Doom original no se podía utilizar de forma directa, por lo que tuvieron que usar un motor personalizado basado en el original y que rindiera de forma más o menos decente en una consola de este tipo.

El caso es que tuvieron que realizar mil y una virguerías técnicas para llegar a lanzar semejante proeza que, por lo que se ve, al estudio le debía resultar bastante rentable, ya que en otras circustancias algo así sería absolutamente impensable.

doom_snes_2

El caso fue que el resultado final es digno de alabanza. Doom para Super Nintendo nos ofrece 22 niveles sacados del original, con todos los ingredientes que lo hicieron un clásico. Los monstruos, las armas y esos intrincados niveles laberínticos están ahí, con una gran jugabilidad, un mapa que rota y un cartucho muy chulo de color rojo en la versión de Estados Unidos.

¿Pero de verdad es todo tan bonito? Evidentemente no. Se tuvieron que sacrificar algunas cosas, especialmente de cara al apartado técnico para que todo funcionara bien en esta consola.

Para empezar el frame rate es bastante bajo. Esto quiere decir que se ha recortado animaciones y que la velocidad se resiente bastante, pero no quiere decir que afecte de forma extremadamante negativa a la jugabilidad, ya que este Doom se juega bastante mejor de lo que parece.

doom_snes_3

También se han eliminado las texturas del suelo y el techo y la resolución en general es bastante baja, pudiendo ver un buen amasijo de pixels en enemigos y escenarios. Eso sí, la banda sonoroa es igual de cañera que siempre y los efectos de sonido también están muy currados, siendo muy parecidos a los originales.

Resumiendo, este Doom para Super Nintendo no tiene nada que envidiarle a otras conversiones, pudiendo superar en algunos aspectos a la de Mega Drive 32X o a la nefasta adaptación que apareció en 3DO. Si os gusta Doom esta versión deberíais probarla sin duda alguna, más que nada para comprobar de lo que Super Nintendo era capaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *