rendranger_snes_banner
El desconocidoJuegos

EL DESCONOCIDO: RENDERING RANGER PARA SUPER NINTENDO

Hace ya tiempo pusimos en «el desconocido» cierta bestia parda para Mega Drive llamada Red Zone, que sin duda es uno de los juegos más brutales a nivel técnico del sistema de Sega. Pues bien, hoy queríamos hacer lo mismo pero en su contrapartida, la Super Nintendo. Lo hacemos con Rendering Ranger, todo un desconocido que exprime a la 16bit de Nintendo hasta que no le queda ni una sola gota. Vamos a verlo.

rendranger_snes_1

¿De dónde sale esto?

Igual os suena un tipo llamado Manfred Trenz. Este hombre fue responsable de la saga Turrican, muy conocida por los usuarios de ordenadores entre finales de los 80 y principios de los 90. Él también fue responsable de los dos títulos de esta saga que salieron en Super Nintendo, es decir, Super Turrican y Super Turrican 2.

El caso es que Rainbow Arts y el señor Trenz idearon un juego que bebía mucho de Turrican y que recibiría el nombre de Targa. En 1995, año en el que iba a salir el juego, el mercado de las consolas de 16bit tenía los días contandos, así que a nadie le interesaba sacar este juego para Super Nintendo. Fue la filial japonesa de Virgin la única empresa interesada en su lanzamiento, por lo que el juego se rebautizó como Rendering Ranger y se lanzó exclusivamente en Japón, con una tirada muy, muy limitada.

¿De qué va?

Poco podemos decir aquí. Controlamos a un marine espacial que tiene que proteger a la Tierra de una invasión alienígena, ni más ni menos. Eso sí, nuestro héroe alternará entre fases «run and gun» al más puro estilo Turrican o Contra con otras de «shoot ‘em up» puro y duro. En este último caso controlaremos a una poderosa nave espacial armada hasta los dientes.

rendranger_snes_2

Y digo yo, ¿qué tiene?

Lo dicho, fases a pie en plan «dispara a todo lo que se mueva» y otras igual pero con nave. En las fases «run and gun» iremos moviéndonos de izquierda a derecha, disparando en todas las direcciones con una poderosa arma. Podemos ir consiguiendo diferentes ítems que nos darán distintos tipos de disparos a los que, además, conseguiremos mejorar, logrando una mayor potencia de fuego. Tenemos la opción de cambiar el tipo de disparo con uno de los botones del pad de la consola.

Cuando nos toque subirnos a nuestra nave el esquema del armamento es igual, pero también tenemos la posibilidad de obtener otros ítems que nos harán más rápidos. Por cierto, en ambos tipos de mecánicas tendremos a nuestra disposición una poderosa bomba que arrasará casi todo lo que se encuentre a su alcance. Dicha bomba es finita, pero se irá recargando con el tiempo.

Así pues en Rendering Ranger disfrutaremos de un total de 9 fases, intercalando entre las fases a pie y las de vuelo. Cada nivel tendrá a su respectivo y espectacular jefe de fin de fase y podremos continuar la partida mediante un sistema de passwords.

rendranger_snes_3

¿Es un placer para los sentidos?

Aquí es donde viene lo gordo. Rendering Ranger es sin duda uno de los juegos más espectaculares para Super Nintendo. En él se mezclan gráficos prerrenderizados (como en Donkey Kong Country) con el pixel puro y duro de toda la vida. Además se usan todos los efectos especiales habidos y por haber en Super Nintendo. Transparencias, efectos de niebla y, especialmente, el famoso modo 7 de la consola.

Con esto último se consiguen efectos especiales verdaderamente espectaculares, bien para realizar distorsiones en los escenarios de este cartucho, o bien para rotar a algunos de los jefes finales del juego. Y todo esto con un buen número de enemigos en pantalla y sin ralentizaciones, cosa que a Super Nintendo por lo general le cuesta bastante. Pero lo mejor de todo es que Rendering Ranger no utiliza ningún chip de apoyo, semejante despliegue se realiza con el hardware original de la consola.

La música es muy orquestal, más que correcta, muy en la línea de otros títulos similares de Super Nintendo. También hay espacio para melodías más cañeras y rockeras que pegan muy bien con la rápida acción del juego. Los efectos de sonido son simplemente correctos, no hay mucha variedad pero cumplen su función de sobra.

rendranger_snes_4

¿Se juega bien?

Se juega genial. Rendering Ranger tiene un ritmo muy rápido, en parte debido a la falta de ralentizaciones y especialmente, al menos en emulación, se mueve a unos 60 fps estables. Usaremos básicamente un botón para disparar y otro para saltar, dejando otros dos para cambiar de arma y para el ataque especial (evidentemente, el botón de salto no funcionará en las fases de vuelo). Además dispone de disparo turbo, por lo que no hará falta que nos dejemos los dedos machacando el botón del pad.

El nivel de dificultad es bastante correcto. En nuestra opinión el modo fácil ya es más que suficiente para disfrutar del juego, pero para quién busque emociones más fuertes hay otros dos niveles para los más curtidos. Por cierto y a modo de curiosidad, en el menú de opciones podemos cambiar el color principal de nuestro personaje/nave.

rendranger_snes_5

Entonces, ¿me va a molar?

Sin duda. Rendering Ranger es uno de los juegos más desconocidos del catálogo de Super Nintendo, especialmente por la poca tirada de cartuchos que se realizó en su día (unos 10.000, según Wikipedia). Y si también tenemos en cuenta que no salió de Japón es más desconocido todavía. Nos podemos dejar un riñón (o los dos) si queremos hacernos con una copia original del juego.

Rendering Ranger es una verdadera obra maestra a nivel técnico y que también resulta ser un juego genial para amantes de la acción. Un juego brutal, con un acción rápida que no decae en ningún momento y que se juega a las mil maravillas. Un verdadero desconocido que mereció mucho, muchísimo más en su día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.