redzone_md_banner
El desconocidoJuegos

EL DESCONOCIDO: RED ZONE PARA MEGA DRIVE

Hoy hablaremos de una de esas joyas ocultas para Mega Drive. Se trata de Red Zone, buen título de acción que presume de sacar como nadie todo el músculo a la 16bit de Sega. De hecho nada más poner el juego aparece un listado con todas las proezas gráficas del título. Vamos a ver si es verdad.

redzone_md_1

¿De dónde sale esto?

Fue publicado por Time Warner en 1994 y creado por los muchachos de Zyrinx. Esta desarrolladora danesa, que no tuvo una vida muy larga, fue también responsable de otra joyita para Mega Drive llamada Sub Terranea, que salió un año antes que Red Zone. El cartucho fue publicado en Norteamérica y Europa (en España también), dejando el mercado nipón de lado.

¿De qué va?

Un dictador ruso y loco llamado Ivan Retovitz tiene en su poder un buen arsenal de armas nucleares. Con ese poder piensa en fundar su propio país y amenzada al resto del mundo con soltar a los perros si sus exigencias no son satisfechas. Vamos, que estamos ante una amenaza de tomo y lomo.

Menos mal que tenemos a tres fornidos soldados (Shades, Rocco y Mirage) con todo lo necesario para paliar esta crisis. Armados con un poderoso helicóptero Apache y con un arsenal digno del más formidable ejército serán los elegidos para acabar con esta especie de Ivan «El Terrible».

redzone_md_2

Y digo yo, ¿qué tiene?

Hay dos tipos de niveles bien diferenciados. Por un lado están los niveles en los que manejamos al helicóptero, moviéndonos por un mapeado bastante hermosote en el que iremos buscando los diferentes objetivos a destruir. Vamos, muy en plan a lo que ya vimos en juegos como Desert Strike pero con una perspectiva 100% aérea.

En los otros niveles encarnamos a uno de los tres soldados y vamos a pie, haciendo frente a los esbirros del señor Retovitz. También jugaremos en una vista aérea y nos moveremos por laberíticos niveles en los que buscar la salida. Vamos, un poco en plan Alien Breed pero sin extraterrestres.

Todo esto hace un total de unos 10 niveles en los que se mezclan estos dos tipos de fases. También tendremos un sistema de passwords para continuar nuestra misión, ya que el juego se puede hacer un poquito largo si jugamos de un tirón y tampoco es fácil.

redzone_md_3

¿Es un placer para los sentidos?

Buah, se podría decir que es el juego que mejor aprovecha la Mega Drive sin ninguna duda. Como ya hemos dicho, los desarrolladores ofrecen un listado de virguerías técnicas al arrancar el juego. Esto incluye rotaciones, gráficos vectoriales, zoom en tiempo real y vídeo comprimido. Y todo sin utilizar ningún chip de apoyo, sólo el hardware de Mega Drive.

Para empezar la intro ya nos deja con el culo torcido, y es que nunca antes se habían visto escenas de vídeo en Mega Drive que se movieran con esa suavidad. Luego están las rotaciones con las que nos encontramos en todos los niveles, con un movimiento suave y veloz. Hay varios planos de scroll y multitud de detalles en las fases a pie, dejándonos flipados en todo momento con lo que vemos en pantalla.

El sonido es bastante más flojo que el apartado gráfico. Los efectos sonoros no brillan especialmente y la música, aunque acompaña bien a la acción, no es nada del otro mundo. Además todo se hace con el chip de Mega Drive, dejando esta vez de lado alguna digitalización que le hubiera venido muy bien a los efectos sonoros.

redzone_md_4

¿Se juega bien?

Ya decimos que todo en Red Zone se mueve con una suavidad pasmosa y eso, por supuesto, afecta a la jugabilidad. Tanto el manejo del helicóptero como el del soldado cuestan un poco al principio, pero pronto nos haremos con el truco y disfrutaremos de un control sencillo y efectivo.

Por otra parte cada uno de los tres personajes tiene su propia personalidad, siendo Shades el más equilibrado, Rocco el más fuerte y Mirage la más rápida. Estos soldados cuentan con un buen arsenal en el que destacan los lanzallamas y las bombas que podemos poner para desbloquear obstáculos.

redzone_md_5

Entonces, ¿me va a molar?

Claro que sí. Se trata de un título cargado de acción, diversión y variedad, con una dificultad ajustada sin ser extrema y con un apartado técnico que quita el hipo. Ver moverse a este juego es toda una gozada y una muestra de lo que Mega Drive era capaz de hacer en las manos adecuadas.

Red Zone es una de esas joyas ocultas que mereció sin duda mejor suerte que otros títulos del sistema. Y es que hoy en día seguro que son pocos los que se acuerdan de este cartuchazo, ya que no ha salido ni en ningún recopilatorio ni para ninguna plataforma de descarga. Así pues toca tener el juego original o tirar de emulación para disfrutar del que posiblemente sea el juego más espectacular jamás creado para la bestia negra de Sega.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *