creatureshock_banner
JuegosLa joya

CREATURE SHOCK, EN TIERRA ALIENÍGENA

  • Compañía: Argonaut
  • Año: 1994
  • Género: Acción
  • Plataformas: 3DO, CD-i, PC, PlayStation, Saturn

Volvemos a la ciencia-ficción con Creature Shock, un impresionante juego de acción multigénero que nos sumerge de lleno en toda una odisea espacial de lo más espectacular. En él viviremos momentos de acción sin descanso y exploraremos mundos alienígenas. Las más temibles criaturas espaciales nos esperan en cada rincón, algo así como en cierta película llamada Alien, el Octavo Pasajero. Argonaut Software firmó esta epopeya espacial que mezcla momentos de disparos sin descanso, aventura y combates agotadores contra monstruos alinígenas de todo tipo. Armados con nuestra pistola de rayos debemos prepararnos para lo peor.

creatureshock_2

El Comandando Jason Barr, el héroe del juego

En el año 2123, la Tierra está prácticamente en la ruina. Los recursos cada vez son más escasos y se piensa en la conquista de otros planetas para nuestra supervivencia. La nave UNS Amazon parte para explorar Saturno y Jupiter con el fin de colonizar estos planetas, pero durante el trayecto es atacada por un asteroide que adquiere una extraña forma orgánica extraterrestre y se pierde la pista. El Comandante Jason Barr es el encargado de descubrir qué ha pasado. Todo muy hollywoodiense, sin duda, y es que Creature Shock utiliza gráficos renderizados y escenas cinemáticas muy bien realizadas para sumergirnos de lleno en una aventura espacial de proporciones épicas.

creatureshock_2

Nuestra poderosa nave tiene que hacer frente a las fuerzas enemigas del planeta Saturno

Como decimos, Creature Shock es un juego de acción que abarca ciertos géneros. Por una parte está el shooter puro y duro en el que manejamos una nave espacial vista desde atrás disparando a todo lo que se mueva. Después hay momentos de disparo en primera persona a través de un punto de mira, es decir, algo similar a los arcades como Operation Wolf pero en plan espacial. Y finalmente el género estrella en el juego: la exploración, ya que debemos investigar los entresijos de algunas naves extraterrestres y movernos en primera personas por pasajes terroríficos donde no sabemos lo que vamos a encontrar. Así pues el juego se compone de 4 fases (2 fases por cada disco, ya que hay 2 CD’s), así que tenemos fase de shooter, fase de disparo y exploración, otra fase de shooter y una fase final también de disparo y exploración, todo ello aderezado por unas impresionantes escenas cinemáticas que sirven de puente entre las diferentes pantallas del juego.

creatureshock_3

Unos «simpáticos» alienígenas nos impiden el paso a esta nave espacial extraterrestre

Para manejarnos a lo largo del juego el control es bastante simple. Durante las fases de shooter sólo tenemos que disparar utilizando un botón o tecla, y movernos para esquivar los ataques, bien con el mando de una consola o bien con el ratón. En las fases de exploración la cosa resulta más calmada y nos movemos a golpe de ratón (o mando, en caso de una versión para consola), escogiendo en todo momento la ruta por la que debemos ir. Cuando toca momentos de acción, disponemos de un botón para disparar y otro para desplegar un escudo que nos protege. Disparamos una pistola de rayos con un contador que va disminuyendo a medida que disparamos (o nos defendemos), pero si dejamos de hacerlo el contador aumentará.

creatureshock_4

Uno de los enemigos más típicos que encontraremos por ahí

Los enemigos suelen ser bastante grandes y poseen un punto débil al que debemos disparar para derrotarles. Hay algunas larvas o murciélagos extraterrestres que se derrotan disparándoles a la cabeza, pero en el caso de los enemigos más grandes (es decir, del resto de enemigos), estos tienen un patrón prefijado en sus movimientos y los combates resultan muy estratégicos (y también bastante largos). En el momento en que dominemos la secuencia de ataques por parte del monstruo en cuestión, no será muy difícil contraatacar y hacer que muerda el polvo.

El apartado técnico de Creature Shock es francamente espectacular. Utiliza gráficos renderizados que crean una ambientación insuperable. El apartado sonoro también está muy bien, con una banda sonora espectacular y unos efectos sonoros contudentes, además de diálogos digitalizados y gruñidos escalofriantes de la bichería que aparece en el juego. Con un manejo simple pero efectivo, Creature Shock se hace divertido y en ocasiones recibiremos algún sustillo que otro, pues el diseño de los niveles y criaturas nos adelantan que este juego no es precisamente un paseo por el campo.

creatureshock_5

Otro bicho más grandecito, pero no el más grande que aparece en el juego, no señor

Creature Shock apareció en PC, pero también se portó a algunas consolas como la 3DO, de cuya versión son las imágenes que acompañan a este artículo. También hay versiones para CD-i y, con la coletilla de Special Edition, el juego también apareció en PlayStation y Saturn, con gráficos mejorados. Cabe destacar que la versión para PlayStation no salió de Japón pese a que el juego está desarrollado por un estudio británico. Por aquí la versión más conocida es sin duda la de PC, ya que el resto de versiones no se prodigaron mucho por estos lares.

Menudo despligue el de este Creature Shock. Con un innovador apartado técnico (en 1994 esto era todo lujo, oiga) y un escalofriante desarrollo, el estudio Argonaut dio en el clavo creando un juego diferente, muy cinematográfico, con situaciones variadas y un buen argumento. Espectacular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *