burgertime_banner
JuegosZona arcade

BURGERTIME, ES HORA DE COMER

  • Compañía: Data East
  • Año: 1982
  • Género: Arcade
  • Plataformas: Apple II, Arcade, Atari 2600, ColecoVision, Commodore 64, Intellivision, Mattel Aquarius, MSX, Nintendo NES, PC-8000, PC DOS, Sharp MZ, Sharp X1, TI-99/4A

Hoy el cuerpo nos pedía un arcade viejuno. En concreto nos vamos a trasladar hasta el ya lejano 1982, año en el que aparció en los salones recreativos un estupendo arcade llamado BurgerTime. ¿Debemos rescatar a alguna princesa? ¿Nos las veremos con brujos malvados? ¡Nada de eso! Por favor, pasen y vean.

La premisa de BurgerTime es sencilla y ya lo indica su título. En el papel del simpático cocinero Peter Pepper (Jumping Jeff en alguna que otra versión europea) debemos meternos en faena y preparar hamburguesas. Así, todo muy loco, como podéis ver.

burgertime_1

Antes de comenzar debemos ir conociendo las mecánicas

Pero no os penséis que esto va a ser un camino de rosas. Como cualquier restaurante de comida rápida esto tiene sus peligros. Aquí nos enfrentaremos a ingredientes con vida que nos persiguen y a plataformas imposibles. Vamos, que estamos ante toda una peligrosa aventura.

La mecánica es muy simple. En cada fase debemos ir pasando por encima de los diferentes elementos de la hamburguesa (pan, carne, lechuga, etc.) e irlos tirando hacia abajo. Así los vamos amontonando y completando las hamburguesas de cada nivel.

burgertime_2

La cocina ya está abierta

Como hemos señalado esto no es fácil, ya que tres simpáticos ingredientes nos intentarán hacer la vida imposible. Ellos son Mr. Pickle (una rodaja de pepinillo), Mr. Egg (un huevo frito) y Mr. Hot Dog (una salchicha). Estos tres colegas nos perseguirán sin descanso hasta mandar a la porra nuestras culinarias hazañas.

Para defendernos disponemos de pimienta, que paralizará a nuestros enemigos durante unos segundos. Habrá que tener cuidado, pues durante la partida únicamente contamos con cinco pimientas y debemos usarlas sabiamente. Recuperaremos una pimienta después de recoger ciertos ítems con forma de helado, café y patatas fritas, que además nos darán puntos extra.

burgertime_3

Huevos y salchichas andan buscándonos

Otra forma de acabar con nuestros enemigos, también de forma temporal, es arrojándoles ingredientes de la hamburguesa. Es decir, que si alguno está debajo de, por ejemplo, una rebanada de pan, tras pasar por encima del pan en cuestión este caerá encima lo aplastará, haciéndolo desaparecer por unos segundos.

Y poco más que añadir a la mecánica de BurgerTime. Usaremos el stick de control para movernos y trepar por las escaleras, y dispondremos de un botón para disparar la pimienta. Así de simple, pero con un resultado muy, muy divertido.

burgertime_4

A partir del tercer nivel tenemos un invitado muy especial: el pepinillo

Como es de esperar, el apartado técnico es muy sencillo. Gráficos simples, con fondo negro, pero con elementos bien reconocibles y personajes simpáticos, todo muy en la línea de juegos como Pac-Man, pero algo más elaborados. El sonido se compone de una pegadiza melodía y efectos sonoros a base de pitidos.

La estrella, como siempre, es la jugabilidad. A sus sencillos controles y sencilla, pero adictiva, premisa, se une una dificultad bastante alta, ya que es fácil que nuestros amigos orgánicos nos acorralen y acaben con nuestra existencia. Eso sí, el juego pica de lo lindo y nos invita en todo momento a pasar al siguiente nivel.

Un juego de este calibre no podía quedarse sin sus correspondientes conversiones domésticas. Apareció en buena parte de los ordenadores y consolas del momento. Destacamos la versión para Nintendo NES como una de las mejores, ya que es bastante pareja a la recreativa.

burgertime_versiones

Algunos ports de BurgerTime (de izquierda a derecha y de arriba a abajo): ColecoVision, MSX, Nintendo NES, Commodore 64, Atari 2600, Intellivision y PC

Destacamos también el valiente port para Atari 2600 que se hizo, que se deja jugar a pesar de las limitaciones del hardware. Otro que destaca es el de PC, que restulta muy feo y lento, dando la sensación de que se podía haber hecho mucho más. Por supuesto luego llegaron las secuelas, siendo 2011 el año en que apareció un nuevo título para sistemas más actuales.

BurgerTime viene para recordarnos que de vez en cuando podemos prescindir de las grandes tecnologías para pasarlo pipa. Acción directa, sin complicaciones de ningún tipo. Lo único que obtenemos es diversión y ganas de seguir montando una hamburguesa tras otra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *