atari2600_banner
ConsolasHardware

ATARI 2600, EL EXITAZO DE ATARI

En los años 70 ya comenzaba la fiebre por los videojuegos. Empezaban a florecer máquinas recreativas de todo tipo y algunos sistemas domésticos se instalaban en nuestros hogares. Esos sistemas domésticos tenían una limitación importante: no se podía cambiar de juegos, así que nos teníamos que conformar con clones del Pong que contaban con diferentes variantes de juego.

Sí, es cierto que alguna compañía (Fairchild, por ejemplo) se aventuró a sacar algún que otro sistema de videojuegos con juegos intercambiables, pero la verdadera revolución llegó en 1977 cuando Atari dio un golpe en la mesa y lanzó al mercado la Atari 2600. Esta consola disponía un catálogo de juegos abrumador y se convirtió en uno de los mayores éxitos de la historia.

atari2600_consola

Este es el aspecto inicial de la Atari 2600 (Wikimedia Commons)

Con casi 30 millones de unidades vendidas, Atari 2600 tiene el honor de ser una de las consolas más longevas de la historia. Entre 1977 y 1992 la consola siguió recibiendo juegos, algo impensable hoy en día si exceptuamos el caso de la PlayStation 2, que se ha dejado de fabricar hace bien poco.

Vamos a empezar con la consola en sí. Atari 2600 comenzó siendo un prototipo llamado Stella que finalmente recibió el nombre de Atari VCS (Atari Video Computer System) cuando salió a la venta. Esta consola contaba con un acabado en madera muy de moda en aquella época que, para abaratar costes (más todavía aunque la consola en principio no fue demasiado cara), desapareció en modelos posteriores que ya recibieron el nombre de Atari 2600 para diferenciarla de otras consolas de Atari como la Atari 5200. Más adelante fueron surgiendo otros modelos como la Atari 2600 Jr., más pequeña y barata, y la Atari 2800, un modelo que se creó para distribuirlo sólo en Japón. Por otra parte, el hardware de la consola fue bien diseñado al contar con circuitería independiente para cada función, entre la que destaca la unidad de circuitos TIA (sí, como la agencia de Mortadelo y Filemón) para gráficos y sonido.

atari2600_reedicion

La Atari 2600 Jr., una revisión de la consola (Wikimedia Commons)

Otra cosa llamativa de Atari 2600 es el tema de los periféricos. Al mando de la consola, un joystick con un sólo botón de disparo, también se le unieron otros curiosos mandos como los paddle, que en lugar de joystick contaban con una ruleta que se usaba en juegos como Super Breakout o Star Wars: Jedi Arena. Este tipo de mandos ya se usaban en los primitivos sistemas domésticos de videojuegos.

Además, la Atari 2600 no sólo era una maquinita de juegos. La consola iba más allá porque en ella se podía programar en BASIC, grabar en cintas de cassette e incluso, mediante algún que otro cacharrillo, también podíamos trastear con efectos de sonido. También se lanzó una especie de módem para descargar juegos pagando una cuota. Es decir, un acercamiento a las posibilidades multimedia de hoy en día pero durante los años 70 y 80.

atari2600_paddle

Un ejemplo de Paddles, otro tipo de mandos de control (Wikimedia Commons)

Vamos a lo más importante, los juegos. Atari 2600 tiene un surtido de juegos grande y variado pero, aunque es el punto fuerte de la consola, también se podría decir que es su debilidad. Veamos el porqué.

Si bien es cierto que el catálogo de la consola está repleto de joyas como la mayor parte de los juegos creados por Activision (la primera third party de la historia de los videojuegos) o los clásicos arcade de Atari, existió un problema bastante gordo con respecto a las licencias para programar en la consola, y es que en principio, en Atari 2600 no existió ninguna licencia para programar en ella, de modo que cualquiera podía sacar su juego para esta consola.

Así pues existió una interminable cantidad de basura y clones descarados sin ningún tipo de control de calidad que sólo sirvieron para perjudicar el excelente catálogo del sistema, un hecho que tuvo mucho que ver con la crisis de los videojuegos de 1983, algo que se tomaron muy en serio en Nintendo y en la famosa NES sólo se podía lanzar un juego bajo un sello de calidad que proporcionaba la propia compañía.

No obstante y a pesar de todos estos inconvenientes, Atari 2600 disfrutó de un catálogo envidiable con joyas arcade de la talla de Defender, Missile Command o Space Invaders (el juego más vendido para esta consola). Juegos excelentes para dar y tomar como la saga Pitfall! (en el artículo podéis ver un vídeo con un anuncio protagonizado por un jovencísimo Jack Black) y su acercamiento a los juegos de plataformas modernos, jugosas licencias cinematográficas como Star WarsAlien tuvieron grandes juegos, gran variedad en juegos deportivos como Boxing y la serie RealSports, y otros clásicos inolvidables como Pole Position, Frogger, Dig Dug, Q*Bert o River Raid contribuyeron a la causa.

atari2600_juegos

Póker de ases (de izquierda a derecha y de arriba a abajo): Pitfall!, Boxing, Stargate y Super Breakout

Por otra parte, en el apartado de juegos mediocres destaca sin duda E.T. The Extra-Terrestrial, el peor juego de la historia y del que ya hemos hablado en Pixelmaniacos.com, la nefasta conversión del clásico Pac-Man o Donkey Kong y su engendro que se hace pasar por gorila, amén de toda la morralla sin licencia y sin ninguna calidad que estropeó por completo el brillante catálogo de este consolón.

Resumiento, Atari 2600 marcó un antes y un después en el ocio doméstico, creando en concepto de consola moderna con cartuchos intercambiables que todos conocemos. Fue una verdadera pena que Atari no supo llevar bien su éxito y terminara como acabó, en la ruina y en el olvido. Por cierto, se me olvidaba pedirle perdón a Ángel por haberle quemado su Atari 2600 cuando éramos pequeños. Tío, pensaba que más voltios hacían más potente a la consola, lo siento 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.