unirally_banner
JuegosLa joya

UNIRALLY, LA CARRERA MÁS LOCA DE LA HISTORIA

  • Compañía: DMA Design
  • Año: 1994
  • Género: Carreras
  • Plataforma: Super Nintendo

¿Es posible que alguien pensara que un juego de carreras de monociclos era una buena idea? Efectivamente así es y esto es Unirally (Uniracers en Estados Unidos), un curioso juego para Super Nintendo que salió a mediados de los 90 y fue creado por DMA Design, conocidos por ser los autores del famosísimo GTA.

Como decimos, Unirally no es más que un loco cartucho de imposibles carreras de pequeños y bien animados monociclos que se mueven como pez en el agua y a toda pastilla por trazados imposibles. Plataformas, rampas, cuestas y loopings campan a sus anchas en este simple, directo y divertidísimo videojuego.

unirally_1

Haciéndonos con el control en el primer nivel del juego

El objetivo de este juego es llevar a nuestro bonito monociclo a la gloria. Para eso tendremos que ir superando un buen puñado de circuitos, que están dentro de una serie de ligas con nombre simpático y representadas por un animal.

Así de inicio tendremos cuatro ligas compuestas cada una por cinco circuitos. Una vez superadas aparecerán otras cuatro ligas nuevas con otros cinco circuitos cada una. Tras superar todas las carreras, con medalla de oro, por supuesto, tendremos una novena liga representada por un voraz cocodrilo y compuesta también de cinco difíciles circuitos sólo para los muy expertos. Todo esto hace un total de 45 circuitos.

Por otra parte, en cada uno de los trazados tendremos que competir contra otro monociclo en plan fantasma, que nos hará ser más competitivos y debemos procurar llegar antes que él a la meta. Además hay otras carreras en las que tendremos que cumplir un objetivo concreto, como por ejemplo realizar un número determinado de acrobacias en cierto límite de tiempo.

unirally_2

Algunos trazados nos harán girar de lo lindo

Sobre esto último, las acrobacias, además de ir a toda pastilla y dar saltos, nuestro monociclo puede girar sobre sí mismo o hacer piruetas de 360 grados. Esto nos sirve especialmente para ganar más velocidad y superar al monociclo rival, además de acortar el tiempo de las carreras para obtener la preciada medalla de oro.

Además de todo esto, Unirally guarda más opciones interesantes. Aparte de la posibilidad de personalizar nuestro monociclo, cambiándole el color y el nombre del participante, podremos crear ligas con los participantes y los circuitos que queramos, ya que el cartucho dispone de opción de grabar la partida. Por último está la divertidísima opción para dos jugadores, que garantiza piques de los buenos.

unirally_3

Hay carreras en las que superar unos objetivos concretos

A nivel técnico el juego es un juego que destaca. A pesar de que a simple vista puede parecer algo simplón, lo cierto es que sus gráficos pre-renderizados, algo muy de moda en 1994 gracias a títulos como Donkey Kong Country, le dan un toque muy espectacular a pesar de contar con escenarios algo vacíos. Lo bueno es que así el juego gana mucho en velocidad y suavidad, afectando a la verdadera estrella: la jugabilidad.

Y es que el manejo de los monociclos es una verdadera delicia, con controles que responden perfectamente a nuestras acciones, con un sistema bastante simplificado compuesto por un par de botones con el que ejecutar todos los movimientos posibles. Por otro lado el sonido también está muy bien, contando con pocos efectos sonoros, pero compensado por una banda sonora cañera compuesta por temas muy guitarreros.

unirally_4

Rampas, loopings, ¡aquí hay de todo!

Vamos, que estamos ante una verdadera joya del catálogo de Super Nintendo bastante imprescindible. Pero todo esto en realidad no es tan bonito porque Unirally no gozó ni de coña de todo el éxito que merecía. Esto fue en parte por varios factores.

Uno de ellos fue que, a pesar de estar distribuido por la propia Nintendo, el juego no tuvo toda la publicidad necesaria en su momento, a pesar del esfuerzo de la prensa especializada, que trató al juego como merecía gracias a una serie de reviews que le hacían justicia.

La segunda historia, que no la sabía y la encontré por ahí mientras escribía el artículo, es que Pixar (sí, la de Toy Story y demás), tenía un corto de animación llamado El Sueño de Red en el que un payaso aparecía con un monociclo muy similar a los que salen en el juego. El tema es que todo este asunto llegó a juicio y Pixar lo ganó, obligando a DMA Design a retirar el juego de las estaterías de las tiendas antes de tiempo. Años después los autores del juego reconocieron que sí se inspiraron en ese corto de Pixar.

unirally_5

La cachondísima opción para dos jugadores pone la guinda del pastel

Historias legales aparte no hay duda de que esta joya es un cartucho con personalidad propia. Una verdadera maravilla que destaca por su originalidad, su jugabilidad y sus altísimas dosis de diversión y humor. Lástima que para algunos resulte algo desconocido. pero para eso estamos nosotros, para hablar bien de juegos que se lo merecen, y sin duda Unirally es uno de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *