terminal_banner
JuegosLa joya

TERMINAL VELOCITY, UN MATAMARCIANOS DE VÉRTIGO

  • Compañía: 3D Realms
  • Año: 1995
  • Género: Shooter 3D
  • Plataformas: MAC, PC

Recuerdo el momento en el que compramos una unidad de CD-ROM para el ordenador. Los juegos comenzaban a ser espectaculares gracias a este soporte, que permitía experiencias nunca vistas en cartuchos y disquetes. Para estrenarlo me llamó la atención un pack de 10 juegos llamado Megapak 5, en el que había juegos para todos los gustos. Pero, sobretodo, había un juego que me llamó mucho la atención y con el que disfruté como un enano: Terminal Velocity.

Esta pequeña joya, propiedad de la compañía 3D Realms, los mismos que editaron más adelante el espectacular Duke Nukem 3D (ya hablaremos de este juegazo en otra ocasión), supuso en su momento todo un éxito de críticas y de ventas. Y es que Terminal Velocity es un título como la copa de un pino.

terminal3

Un bonito prado lleno de trastos peligrosos

El futurista argumento de Terminal Velocity nos lleva al año 2704, año en el que comienza una grandísima guerra entre las diferentes colonias de la Tierra provocada por una computadora llamada X.I. Nosotros asumimos el papel de un guerrero y su nave que debe hacer frente al enemigo hasta llegar a enfrentarnos a X.I. y acabar con esta guerra de una vez por todas.

Con esta determinación, el objetivo del juego es destruir todo lo que se mueva a lo largo de tres episodios con tres niveles cada uno, más un nivel extra en la versión de CD-ROM.

terminal1

Al comienzo de cada misión nos cuentan qué objetivos hay que destruir

Como decíamos, el desarrollo del juego consiste en disparara alegremente a todo lo que nos amenace. En cada nivel debemos seguir una serie de objetivos que nos van apareciendo en el mapa y destruirlos para pasar al siguiente. Los objetivos normalmente son bases enemigas, pero claro está, nuestros enemigos no nos lo van a poner fácil y decenas de naves aparecen en pantalla para darnos caña. Al final de cada episodio nos las veremos con un enemigo final de un tamaño considerable.

Para salir ileso de nuestras misiones contamos con un potente arsenal que incluye todo tipo de rayos, misiles y cañones potentes para dar caza a nuestros adversarios. Además, y casi se podría decir que es el mejor de nuestros complementos, contamos con un item llamado «Afterburner» que nos proporciona una velocidad supersónica que sirve para escapar de las naves enemigas o para llegar antes al objetivo principal, de ahí que el juego se llame Terminal Velocity (velocidad terminal «in spanish»).

terminal2

Hay que destruir esos helicópteros antes de que despeguen

Terminal Velocity asombró a todo el mundo gracias a sus estupendos gráficos. Todo un variado entorno 3D que podemos recorrer libremente y con una fluidez bien optimizada incluso en ordenadores poco potentes. Como extra en gráficos, el juego nos proporcionaba una especie de aceleración 3D por software (sin necesidad de una tarjeta gráfica aceleradora) que suavizaba mucho las texturas y aumentaba la resolución del juego. Eso sí, este extra requería un ordenador más potente (un procesador Pentium por aquel entonces).

También se incluían cinemáticas en la versión CD-ROM. Estas aparecían al principio y al final de cada misión para dar una ambientación más realista y sumergirnos totalmente en el juego.

terminal4

Nuestra nave por fuera después de cada misión

Por último quería remarcar que se lanzó una especie de secuela llamada Fury³ que fue editada por Microsoft para jugar sólo en el sistema operativo Windows 95. Era más de lo mismo y en mi opinión no era tan brillante como Terminal Velocity, ni técnicamente ni jugablemente.

Terminal Velocity es todo un clásico. Un juegazo que los amantes de los shooters más veteranos deberían probar. Espectacular, desafiante y divertido, acción sin pausa al más puro estilo arcade que no nos dará ni un sólo respiro. Muy recomendable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.