sprint_banner
JuegosZona arcade

SUPER/CHAMPIONSHIP SPRINT, VELOCIDAD EN MINIATURA

  • Compañía: Atari
  • Año: 1986
  • Género: Arcade/Velocidad
  • Plataformas (Super Sprint): Amstrad CPC, Arcade, Atari ST, Commodore 64, Game Boy Advance (en un recopilatorio junto a Spy Hunter), Nintendo NES, Spectrum
  • Plataformas (Championship Sprint): Amstrad CPC, Arcade, Commodore 64, PlayStation 3 (en descarga), Spectrum

Cuando Atari molaba, tanto Super Sprint como su secuela Championship Sprint, fueron dos importantes exponentes de los juegos de velocidad divertidos sin más. Difícil olvidar aquel mueble de la recreativa formado por tres volantes que podías girar con un sólo dedo y que a la menor se te iba el coche para todos los lados.

Super Sprint fue lanzado en 1986. Este pequeño gran juego nos ofrecía carreras frenéticas y locas vistas desde arriba, abarcando todo el circuito, en el que cuatro cochecitos tenían que competir en unos trazados enrevesados a más no poder, llenos de trampas y peligros, en los que lo más importante era dominar el volante, muy sensible, si queríamos ganar la carrera.

supersprint_arcade

Rampas traicioneras en Super Sprint (Arcade)

Su secuela, Championship Sprint, también fue lanzada en 1986. Era prácticamente el mismo juego, pero con diferentes circuitos, y nació a rebufo del éxito de su predecesor.

Aunque el juego tuviese un fortísimo componente arcade, también había un poco de espacio para la estrategia (poco, ¿eh?). Durante las carreras había que recoger unas llaves inglesas que, una vez terminada la competición, nos servían para mejorar nuestro bólido en los siguientes aspectos: aceleración, velocidad y control de tracción. Con todo esto sí, mejorabas el coche haciéndolo más rápido, pero también más difícil de controlar por el mismo motivo: la velocidad. Y es que las carreras de Super Sprint resultaban frenéticas y a la mínima convertías el coche en una bola de pinball que chocaba por todas partes.

champsprint_arcade

Carreras locas en Championship Sprint (Arcade)

Durante la carrera también había algunos detalles que nos complicaban más las cosas. Aceite en el suelo para hacernos patinar o un pequeño remolino que se paseaba por el escenario para hacernos la puñeta cuando le daba la gana. Además, si chocábamos varias veces seguidas, el coche explotaba y tenía que venir un helicóptero en nuestra ayuda para darnos otro, lo que nos había perder un valioso tiempo.

Por otra parte, los circuitos estaban muy currados. Había de todo: desde curvas cerradas y peligrosas, rampas por las que había que saltar, hasta atajos varios como puertas que se abren y se cierran o atajos que estaban fuera de la pista. También debemos señalar que, en algunos circuitos, el trazado era algo confuso porque era fácil perder la orientación y acabar dando vueltas como tontos sin saber por dónde debíamos seguir.

supersprint_atarist

Buena versión de Super Sprint para Atari ST

El juego en sí no presentaba grandes alardes tecnológicos, pero daba igual, lo importante era la jugabilidad y Super Sprint podía presumir de ello. Los gráficos eran muy simples, coches pequeñajos y circuitos poco vistosos y muy grises, eso sí, el movimiento era rápido de narices y contaba con una fluidez envidiable. En cuanto al sonido más de lo mismo, una musiquilla en la presentación y en los cortes que se producían entre las carreras, y un sonido de motor un poco cutrón, pero ¡qué demonios! No creo que durante las carreras estuviésemos pendientes de eso.

champsprint_spectrum

Championship Sprint para el gran Spectrum, raro, raro

Tanto Super Sprint como Championship Sprint fueron portados a varios sistemas domésticos. Las versiones para ordenador pecaban de lentas, destacando la de Atari ST, mucho más vistosa que la de Spectrum o CPC, que conservaba el sabor de la recretiva original. En consolas poco que añadir puesto que, salvo la versión para Game Boy Advance, sólo existía una versión no oficial para la NES que fue comercializada por Tengen sin el preciado sello de «Nintendo Seal of Quality». El resto son versiones de los arcades originales que han ido saliendo en diversos recopilatorios, además de una versión de Championship Sprint que apareció en PlayStation 3 para descargar en nuestra consola. Eso sí, como las recreativas no hay nada.

supersprint_nes

La versión no oficial de Super Sprint para Nintendo NES

Tanto Super Sprint como Championship Sprint son dos arcades memorables que merecen estar en el olimpo de los juegos de coches por su tremenda diversión. Por último decir que influyeron en juegos posteriores como Super Off Road, Skidmarks o los juegos de Micro Machines entre otras joyitas.

)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.