hugo_banner
El bluffJuegos

HUGO, EL TROLL MÁS TELEVISIVO

  • Compañía: ITE Media
  • Año: 1992-1995
  • Género: Multigénero
  • Plataformas: Amiga, Commodore 64, PC, PlayStation

Cuando la televisión se estaba “modernizando” en España, surgió un programa muy curioso en cierta “cadena amiga” allá por 1992. Hugolandia, presentado por Beatriz Rico, fue un popular concurso para niños en el que los participantes de un colegio debían jugar a un curioso y, por aquel entonces, llamativo videojuego a través de ir pulsando la tecla correcta de un teléfono. Ese programa tuvo mucho éxito y por las noches, en el famoso Telecupón de Carmen Sevilla, se ofrecía otra versión para que los adultos pudieran ganar dinerito. ¿De dónde salió Hugo, el troll de la tele? Surgió de la mano de una empresa danesa llamada ITE (Interactive Television Entertainment) y su formato se extendió a varios países de habla hispana como Chile, Argentina o, por supuesto, España.

hugo_pc1

La malvada bruja tiene secuestrados a Hugolina y a los niños de Hugo (PC)

En esa época tenía unos 11 años (año arriba, año abajo) y mis compañeros y yo flipábamos bastante con las aventuras del troll, incluso se llegó a grabar un programa en mi colegio en el que participaron otros alumnos más mayores, pero la verdad es que no consiguieron mucho (más bien, su participación fue bastante desastrosa). Aquella pegadiza sintonía del programa (“Huuugo es la estrella…“) y los gráficos, bastante potables, del juego, llamaban mucho la atención. Pues bien, hoy vamos a hablar de Hugo, el mismo videojuego que utilizaban en el programa, visto hoy por los ojos de un adulto, que ya no ve lo mismo que veía en el pasado.

hugo_pc2

Hugo, tío, que ya son ganas de jugarte la vida con los trenecitos (PC)

Hugo es un juego multigénero, es decir, que es un título que abarca varios géneros al estar formado por un puñado de minijuegos. En 1992 se lanzaron varios juegos para ordenadores (con un subtítulo impronunciable, en danés, creo) que abarcaban todos las fases que aparecían en la tele y, a partir de 1995, todas estas fases se recopilaron en un único título para Amiga, PC y PlayStation (esta última versión para consola salió mucho más tarde, en 1998, si no me equivoco). Básicamente la mecánica del juego consiste en ir superando una serie de variadas fases para rescatar a Hugolina, la churri de Hugo, de las garras de una malvada bruja.

Como decimos, Hugo es una sucesión de minijuegos que mezclan géneros como las plataformas, fases de vuelo de scroll lateral y otras cosillas por el estilo. Se trata de ir pulsando la tecla (o botón del pad) correcta en el momento oportuno para que al bueno de Hugo no le pase nada malo y pueda rescatar a su familia. Al principio puede resultar gracioso volver a ver al simpático troll de nuestra infancia en acción, pero pronto te das cuenta de que el juego es una bobada y que sus mecánicas están pasadas de rosca, eso sin tener en cuenta que la respuesta de los controles es simplemente desastrosa. Ahora comprendo porqué los concursantes de ese programa fallaban más que una escopeta de feria.

hugo_playstation1

Un peligroso paseo campestre (PlayStation)

Los minijuegos a los que podemos jugar son varidos. Está la fase del bosque en la que Hugo debe esquivar trampas, resortes con muelle, rocas o ramas de los árboles. Esto lo podemos hacer pulsando “arriba” para saltar o “abajo” para agacharse, es decir, saltar y agacharse, así todo el rato, así que poca acción nos espera. En otra fase vamos montados en un palanquín por la vía del tren esquivando locomotoras viejas de vapor mientras hacemos el cambio de agujas correcto, también iremos por la ladera de una montaña esquivando rocas, por un río saltando de tronco el tronco, a los mandos de un avión esquivando objetos, etc. Todas las fases de Hugo tienen mecánicas similares y pronto nos damos cuenta de lo aburrido que es esto, porque prácticamente tenemos que ir haciendo lo mismo todo el tiempo. Es más o menos lo que ahora se llaman “quick time events”.

hugo_playstation2

La fase de la montaña no es nada fácil (PlayStation)

Los gráficos de Hugo son simpáticos y tienen momentos bastante espectaculares acordes con los años 90. Su colorido es llamativo, al igual que los efectos de escalado en, por ejemplo, las locomotoras de la fase de los trenes. La música es simpática y destacan las voces digitalizadas del personaje que al menos en el programa hablaba en perfecto castellano (supongo que en PlayStation también, pero no lo he corroborado, así que vete a saber). El problema de Hugo reside principalmente en la jugabilidad. Además de sus pobres y trilladas mecánicas de juego, el control, como ya hemos dicho un poco antes, es malo y responde muy mal, así que me temo que Hugo ha terminado siendo uno de esos juegos para olvidar.

hugo_playstation3

En el río, como en Frogger, hay que ir de tronco en tronco (PlayStation)

Hugo apareció en PC, Amiga, Commodore 64 y PlayStation. Supongo que el juego de televisión se basaría en las versiones para Amiga y PC, porque es calcado, pero no lo sé a ciencia cierta. La versión para Commodore 64 está bastante bien, con gráficos muy buenos y los mismos problemas de control que en PC y Amiga. Para PlayStation quisieron hacer algo mejor, usando un mapa tridimensional para seleccionar las fases y mejorando los ya coloridos gráficos del juego, pero por desgracia la jugabilidad sigue siendo la misma, así que poco más hay que hacer.

A pesar de sus fallos, Hugo fue un personaje muy popular en otros países como Suecia, Alemania o Dinamarca, su país de origen, y después de este juego le siguieron otros basados en este personaje. Tenemos juegos de Hugo de todo tipo para sistemas como, de nuevo, PC y PlayStation, consolas portátiles como la gama Game Boy, y otras consolas más modernas como PlayStation 2, GameCube, Wii o Nintendo DS. Tampoco parece que sean grandes juegos, pero en fin, ahí están.

hugo_commodore

Y también hay una sinistra mina (Commodore 64)

Bastante decepcionante este Hugo. Antes de escribir el artículo estuve dándole una vuelta al juego y a medida que jugaba me sentía cada vez más decepcionado. A veces ocurre que cualquier tiempo pasado fue mejor, como se suele decir, pero en esta ocasión no podemos decir eso y a Hugo lo vamos a meter en el cajón de los blufs. Para terminar os dejo un vídeo del programa que encontré en YouTube, por si a alguno le gustaría rememorar aquellos tiempos de colegio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *