androdunos_banner
JuegosZona arcade

ANDRO DUNOS, SENCILLAMENTE DIVERTIDO

De vez en cuando nos gusta hablar de juegos no tan conocidos del catálogo de Neo Geo. Hoy os traemos un shoot ‘em up bastante sencillo, poco destacable dentro del catálogo de las recreativas de SNK. Un juego que en su sencillez encierra grandes dosis de diversión. Hablamos de Andro Dunos.

Andro Dunos fue creado por Visco en 1992 para la famosa placa arcade Neo Geo MVS, lanzado posteriormente en Neo Geo AES y Neo Geo CD para el mercado doméstico. Estamos ante un matamarcianos de corte muy clásico y de scroll lateral que a simple vista puede no destacar mucho, pero os aseguramos que merece mucho la pena.

androdunos_arc_1

La mecánica de Andro Dunos nos va cautivando poco a poco desde el principio

Nos vamos a un rollo futurista en el que una raza alienígena quiere acabar con la raza humana. Para detener esta invasión contamos con una poderosa nave espacial dotada del mejor armamento que el ser humano puede crear. Vamos, lo típico, no necesitamos nada más.

Y con esta premisa nos lanzamos a la batalla. Lo haremos a lo largo de siete niveles bien cargaditos de peligros, con su correspondiente jefe de fin de fase y su altísima dificultad. Por supuesto contaremos con un control sencillo, pero efectivo, y un modo para dos jugadores muy divertido.

En Andro Dunos usaremos un botón para disparar y otro para cambiar de arma. Tenemos a nuestra disposición cuatro tipos diferentes de armas, pudiendo cambiar entre ellas en cualquier momento según lo que nos convenga. Eso lo podemos ver en una barra situada en la parte superior de la pantalla y que nos indica qué tipo de disparo estamos utilizando.

androdunos_arc_2

La fase que tiene lugar en el interior de un alien gigante tiene lindezas como este bicharraco que nos espera al final del nivel

De los cuatro disparos disponibles tenemos uno normal, representado a modo de ataque directo. Con otro tenemos tres ráfagas que se desplazan hacia adelante en tres direcciones, es decir, una en horizontal y otras dos algo más diagonales. Un tercero nos permite disparar tanto adelante como hacia atrás, que nos vendrá bien, pues los enemigos aparecen por todas partes. Por último hay un láser que comienza disparando en línea recta, pero si lo potenciamos obtendremos un disparo que cubre más las diagonales.

Estos cuatro disparos se pueden ir potenciando a base de objetos que encontraremos durante nuestra guerra. Así pues obtendremos cañones extra, mayor velocidad en nuestra nave, misiles o potenciadores del disparo principal con un ataque más destructor. Esto se irá sumando en la barra de disparo, ya que cada ataque cuenta con un número que irá aumentando a medida que lo vamos potenciando.

Técnicamente, como hemos dicho al principio, Andro Dunos es pura sencillez. Es un juego que en este apartado no destaca dentro del catálogo de Neo Geo, que cuenta con joyazas a nivel técnico muy superiores como Last Resort o el apabullante Blazing Star. ¿La verdad? Ni falta que le hace, pues cuenta con otras virtudes.

androdunos_arc_3

Como podéis ver, algunos jefes finales ocupan buena parte de la pantalla

A pesar de todo es un juego muy colorido. Los escenarios generalmente son simples, pero otras veces están más elaborados como, por ejemplo, la fase en la que estamos dentro de un alienígena, dando una atmósfera perfecta. El diseño de los enemigos simplemente cumple, destacando los jefes de fin de fase, como es normal. Algunos de estos últimos están bastante bien, pero otros son mazacotes de píxeles cuyas animaciones son muy básicas.

Esta simpleza general en el apartado gráfico consigue que todo el conjunto de Andro Dunos se mueva estupendamente. Vale, no es un «bullet hell», pero no se aprecian ralentizaciones, logrando que la acción sea fluida a pesar de contar, en ocasiones, con un buen número de elementos en pantalla al mismo tiempo.

A nivel sonoro también cumple. Las melodías son simples, de corte futurista, y le dan al juego bastante dinamismo, pero pueden pasar un poco desapercibidas. Los efectos sonoros tampoco son para tirar cohetes, recordando bastante al sonido de juegos de finales de los 80.

androdunos_arc_4

Cada nivel se desarrolla en una ubicación diferente y hay un poco de todo, como por ejemplo esta ciudad futurista

Y la estrella es la jugabilidad. Andro Dunos es diversión pura y dura, con un control sencillo y unas mecánicas más que suficientes para pasarlo bomba, especialmente si lo hacemos junto a un colega en el modo para dos jugadores.

No es un juego que intente innovar, de hecho tiene mecánicas que recuerdan mucho a clásicos como Gradius. Tampoco aspira a ser el rey de los shooters, pero cuenta con el suficiente mimo y cariño que nos invita a echar unas partiditas y a quitar nuestras preocupaciones durante un rato.

Una última curiosidad. ¿Conocéis un arcade llamado Zero Wing que se hizo bastante popular en Mega Drive? ¿Véis el diseño de la nave de Zero Wing? Pues fijaros bien, pues la nave de ambos juegos es prácticamente un calco. Si bien Zero Wing, creado por Toaplan, es anterior a Andro Dunos, está claro quién ha copiado a quién. De todas formas tras buscar por ahí no hemos encontrado nada, así que el porqué de esto es una incógnita.

androdunos_arc_5

Este bicho tan simpático es la nave jefe alienígena que nos espera al final del juego

No hay ambición en Andro Dunos, siendo la sencillez el elemento dominante en este arcade, pero tampoco lo echaremos de menos. Este título nos proporciona suficientes cotas de diversión y jugabilidad para llamar poderosamente nuestra atención, enganchándonos desde la primera partida.

Hay una secuela de Andro Dunos programada para salir este mismo año en sistemas actuales. ¿Será que alguien más ha reparado en la grandeza de este título? ¿O simplemente es que Andro Dunos es un gran juego? Pues sí, lo es, y aquí no tenemos ninguna duda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.