aliens_banner
JuegosZona arcade

ALIENS, EN LAS RECREATIVAS NADIE PUEDE OÍR TUS GRITOS

  • Compañía: Konami
  • Año: 1990
  • Género: Acción
  • Plataformas: Arcade

Con motivo del 35 aniversario de la película Alien, el Octavo Pasajero, en Pixelmaniacos queríamos comentar un arcade, pero como no hay ninguno basado en la primera película, lo haremos con un título de Konami que cuenta con la licencia oficial de Aliens, el Regreso, la segunda película de esta estupenda serie de ciencia-ficción. Aliens «a secas» es el nombre de una recreativa de acción de scroll lateral en la que disfrutaremos de los lindo pegando tiros a una ingente cantidad de engendros galácticos controlando a una Ellen Ripley un tanto oxigenada.

aliens_1

Vamos a patear unos cuantos culos galácticos a base de misiles

Como decimos, el juego se basa en el film que James Cameron dirigió en 1986 y visto lo visto se toma muchas licencias, aún así sigue el argumento que vimos en en la peli. Han pasado muchos años después de lo ocurrido en la nave Nostromo y Ripley es degradada de su puesto al no poder demostrar qué fue lo que pasó. Para recuperar su prestigio se embarca en una misión conjunta con los Marines Coloniales para investigar porqué se ha perdido contacto con la colonia asentada en el planetoide LV-426 (donde encontraron los huevos de la primera película) , y ahí es cuando empiezan los verdaderos problemas.

aliens_2

Subidos en un «taxi» para dar más caña

Lo dicho, este Aliens de Konami se toma muchas licencias. Para empezar está el diseño de la protagonista principal, Ellen Ripley, que cambia por completo el aspecto de la actriz Sigourney Weaver por el de una rubia oxigenada con un típico look de los 90 y armada con una ametralladora del quince. Luego está también el cabo Hicks, al que controlará un segundo jugador que desee unirse a la matanza alienígena. Todo esto en un juego de acción de desarrollo lateral en el que priman los disparos al más puro estilo Contra en el que nos iremos enfrentando a todo tipo de Xenomorfos de lo más curioso (hasta los hay voladores, ¡vivan las licencias!), incluyendo jefes finales creados para la ocasión, zombies (para darle más variedad, suponemos) y los ya clásicos «facehugger».

aliens_3

Dos jugadores en un ascensor (mientras dispara, Hicks parpadea y cambia su aspecto por el de Ripley, pausad el juego varias veces para verlo)

Pues bien, en Aliens iremos disparando a todo lo que se mueva. Contaremos con dos botones, uno para disparar y otro también para lo mismo, sólo que sirve para hacerlo agachado y enfrentarnos a enemigos bajitos o para lanzar algunos tipos de bomas en caso de conseguirlas, y es que en este juego tenemos varios tipos de armas. La ametralladora que tenemos por defecto es rápida y letal, pero podemos ir cogiendo por el camino lanzacohetes más potentes, algunos con misiles dirigidos por calor, bombas planas para dejar en el suelo y hacer que los aliens revienten de lo lindo, y otros ítems más como suculenta carne para curar nuestras heridas.

Cabe destacar que, aunque la acción en general sea de manera horizontal, existen un par de pantallas diferentes. Algunos jefes finales debemos combatirlos cambiando las perspectiva a vertical, transformando el juego en una especie de Cabal. En otras fases iremos subidos en un vehículo (esos cacharros blindados que salen en la peli) disparando a hordas alienígenas en plan Operation Wolf, así que por variedad no será. También y a medida que avanzamos, podemos utilizar esa armadura tipo «mecha» que también aparece en la cinta original y que nos permite atacar con sus poderosas pinzas.

aliens_4

Una bonita armadura para ser más poderosos (si es que aquí hay de todo)

Como ya decimos, el desarrollo es variado, y nos iremos moviendo por una buena selección de escenarios a través de estaciones espaciales, túneles infestados de peligros y ascensores para hacer frente a una variedad de enemigos salida de la imaginación más terrorífica de los programadores. Los jefes finales son un derroche de originalidad, siendo monstruosas creaciones surgidas de las más terribles pesadillas de un programador informático y que poco o nada tienen que ver con la película en la que se basa el juego, a excepción del, claro está, enemigo final del juego: la Reina Alien, con sus huevos, sus hijos, su fealdad, su tamaño y su mala leche. Tampoco falta la niña de la peli que debemos salvar en algunas ocasiones, pero en el juego es un factor más de ambientación que otra cosa.

aliens_5

Algunos enemigos finales (este es muy guapo) requieren un cambio de perspectiva

Los gráficos son muy buenos y detallados, con buenos diseños pero con una paleta de colores muy viva que impide crear una atmósfera más oscura y terrorífica (alienígenas rosas y cosas por el estilo), aún así, repito, son muy buenos. El sonido está repleto de melodías cañeras que se combinan con explosiones y gritos alienígenas de todo tipo. Además, su jugabilidad es tremenda y, aunque parezca raro, no es un juego extremadamente difícil para ser un arcade «tragaperras» de los de toda la vida, pero se hechan en falta algunas mecánicas que le hubieran sentado bien, como la posibilidad de saltar o disparar hacia abajo, ya que sólo lo podemos hacer de manera horizontal y hacia arriba, pero esto último únicamente en algunas situaciones.

aliens_6

Nos acercamos al final y al fondo hay una reina que nos espera

Gracias a su llamativo apartado técnico, a la potente licencia en la que se basa y a la tremenda jugabilidad de este tipo de juegos, Aliens para máquinas recreativas es un gran producto que no defraudará a los seguidores de esta enorme saga de ciencia-ficción. Por desgracia esta adaptación se quedó en las recreativas (las consolas y los ordenadores tuvieron sus propios juegos de Alien). En fin, lo importante es que los aliens vuelven a estar de moda gracias al 35 aniversario de su primera aparición en los cines. ¡Felicidades!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.