Tag: clásicos modernos

5juegosultratumba_banner
JuegosRetroderno

UNA DE CLÁSICOS MODERNOS by FreakEliteX

¡Hola, muy buenas amantes de los videojuegos! Soy Marcos Wagih, redactor de FreakEliteX. Antes de comenzar con aqueste mi peculiar monólogo me gustaría agradecer a los compañeros de Pixelmaniacos la oportunidad de escribir para ellos. Dicho esto, ¿por qué estoy hoy aquí? ¡Muy sencillo! Para hablaros de grandes clásicos retro que han regresado de ultratumba para regalarnos un último puñetazo de nostalgia.

Streets of Rage 4

streetsofrage4_freakelitex

Streets of Rage 4 es, con toda probabilidad, uno de los títulos recientes que mejor y con mayor calidad ha sabido mantener la esencia del juego original con las bondades de la presente generación. No por nada, hablamos de una franquicia nacida en los albores de los años 90. Muchos de vosotros, inclusive, tal vez no habíais nacido al momento en que se produjo su lanzamiento en la ya extinta Mega Drive. De hecho, yo no supe de su existencia hasta alcanzada la adolescencia. Fue en el barrio y a través de una recreativa —aquellos antiguos artilugios que se tragaban nuestras monedas a cambio de diversión cuando tuve mi primer contacto con la saga. Streets of Rage 3 rezaba el letrero brillante de la maquinita. Nostalgia, refrescos y olor a mar.

Pero hoy no estamos aquí para dejarnos envolver en exiguos recuerdos, sino para hablar del presente. Y el presente es Streets of Rage 4, un beat ‘em up de scroll lateral con estética ochentera. Lo curioso aquí es que se trata de una colaboración entre Dotemu, Lizardcube y Guard Crush Games. Cómo no, entre ellos podemos encontrar a algunos de los trabajadores originales de los primeros juegos. Sin adentrarnos demasiado en sus características, SOR4 se define como un juego de peleas callejeras cooperativo (se puede jugar en modo single player sin problema alguno) en donde impartiremos justicia a base de sopapos. Sí, sopapos: puñetazos, patadas o german suplex serán algunas de nuestras herramientas.

Lo interesante del juego no es solo que mantenga una estética que combina lo retro con lo nuevo, sino lo fiel que han sido al diseño original sin caer en la decadencia. Así pues, es uno de los juegos más destacados del momento si gustamos de los juegos antiguos. Combina, a la perfección, diseño, música y jugabilidad sin perder un ápice de modernidad. Sencillo en su ejecución y planteamiento, pero tremendamente divertido.

Mega Man Zero/ZX Legacy Collection

megamanzerozxlc_freakelitex

Mega Man Zero/ZX Legacy Collection es una elección muy interesante para los amantes de lo retro. No por nada, hablamos de una colección —tal y como indicia su propio nombre— de los cuatro lanzamientos originales de Mega Man Zero y los dos primeros ZX. No es la primera colección de la que disponemos al respecto, pero sí una de las más completas hasta la fecha. Por desgracia, se antoja muy complicado hablar de ella en un espacio reducido y/o sin llegar a ser tediosos, así que seré breve: un enfoque divertido para los amantes de lo retro, pero con estética actual, centrada en las plataformas y los disparos. Los Mega Man Zero mantienen la idea de historia lineal guiada en scroll lateral mientras que las variantes ZX hacen lo propio, pero con cierto toque de metroidvania.

Bloodstained: Ritual of the Night

bloodstained_freakelitex

Como habréis podido comprobar, he intentado traer distintos tipos de videojuego y enfoque. Si SOR4 era un claro homenaje a la individualidad de los primeros juegos, Mega Man Zero/ZX Legacy Collection era una oda a los packs y colecciones. Bloodstained: Ritual of the Night es todo lo contrario, pues supone el regreso de una franquicia tan mítica como Castlevania, pero solo en espíritu. Kōji Igarashi, sin lugar a dudas, es uno de los nombres más destacados de la industria. No por nada, es considerado como uno de los padres de Castlevania, el más claro precursor del género metroidvania.

Bloodstained, por desgracia, no es un Castlevania al uso, pero es el claro sucesor espiritual de la saga. A fin de cuentas, el propio Igarashi ha sido el principal valedor e impulsor del proyecto. ¿Por qué hemos querido destacarlo en este artículo? Por saber tomar el clásico, renovarlo, pero sin perder un ápice de respeto por la obra original. En cualquier caso, el diseño de los personajes ya sea a nivel gráfico o de personalidad, así como el de los enemigos, escenarios y niveles, responde al carácter de los años 90. Si tuviese que resumirlo en pocas palabras diría, sin más ni menos, que es la más pura definición de retro moderno.

MediEvil Remake

medievilremake_freakelitex

Y, para variar, otro enfoque completamente diferente. Dentro del espectro de lo puramente retro, es muy posible que más de uno considerase que MediEvil debe quedarse fuera de esta lista, pues pertenece a la generación de PlayStation 1, más conocida como PSX o PS One. No obstante, no he querido dejar pasar la oportunidad de rescatar su remake, pues considero que sigue entrando bastante bien en la idea que quiero trasmitir. A diferencia de todos los juegos mencionados con anterioridad, hablamos de un remake en el más puro sentido de la palabra: la jugabilidad ha sido rehecha desde cero, la banda sonora se ha reinterpretado, las mecánicas se han adaptado y se la gráfica ha sido mejorada varias veces.

Así pues, MediEvil Remake merece ser valorado en su individualidad, pero sin perder de vista el lanzamiento original. Podría decirse, inclusive, que hace las veces de caballo entre generaciones en lo que a este artículo se refiere. Por eso me ha parecido interesante; ha sabido mantener lo que hizo grande a la primera entrega de la saga aplicando cierta dosis de nostalgia, pero renovando todas aquellas cosas que, a día de hoy, no habrían funcionado a raíz de las cualidades inherentes de su plataforma de lanzamiento.

Wonder Boy: The Dragon’s Trap

wbdragonstrap_freakelitex

Hemos citado una secuela, una colección, un sucesor espiritual y un remake. Lo más lógico habría sido continuar con una remasterización o un reset, ¿no? Bueno, era una posibilidad, pero he preferido optar por otra variante: la del juego que es nuevo y es viejo al mismo tiempo. Espera, ¿cómo? No, no habéis leído mal. Es complicado, pero os lo explico: Wonder Boy: The Dragon’s Trap es un remake de Wonder Boy III: The Dragon’s Trap, juego que pertenece a la exitosa franquicia Wonder Boy. Pero… ¿No es lo mismo, entonces, que MediEvil? Sí y no. Es un remake, claro está, pero tiene algo que el resto de juegos no: la posibilidad de jugar en la versión original del juego.

Wonder Boy: The Dragon’s Trap se ha rehecho desde cero con la idea de mejorar mecánicas, visual y banda sonora. Por suerte, el estudio tuvo la genial idea de incorporar en el menú de juego in game la posibilidad de cambiar entre el remake y el juego original. No obstante, este segundo tiene pequeñas mejoras; los años no pasan en balde para nadie.