Tag: oso

metamorphic_banner
JuegosZona arcade

METAMORPHIC FORCE, ¡VERDADERAMENTE BESTIAL!

  • Compañía: Konami
  • Año: 1993
  • Género: Beat ‘Em Up
  • Plataformas: Arcade

La verdad es que por aquí nos encantan los pegatortas de scroll lateral, y bien es cierto que vivieron su época de máximo esplendor en los 90. Los salones recreativos estaban poblados juegos como Final Fight, Teenage Mutant Ninja Turtles o Double Dragon. Hoy queríamos hablar de ese juego en el que los protagonistas se transformaban en poderosas bestias, de un juego de la entonces idolatrada Konami que recibía el nombre de Metamorphic Force.

metamorphic_1

Pisando lagartijas al comienzo de todo

Resulta que algo así como el Rey de los Demonios, mandamás del Imperio del Terror se ha despertado y amenaza con volver de entre los muertos para, cómo no, dominar el mundo y eso. Pero no pasa nada, una especie de diosa guardiana de la paz ha invocado el alma de cuatro poderosos guerreros conocidos como los Guardianes Metamórficos, que llevan luchando contra el rey ese un buen porrón de años atrás. Hoy, las almas de esos guerreros han tomado a cuatro valientes jóvenes para librar la batalla más feroz de todos los tiempos.

Así es más o menos el argumento de Metamorphic Force, grandioso beat ‘em up de las recreativas en el que iremos zurrando a todo bicho viviente. Y para ello vamos a manejar a uno de los cuatro e interesantes protagonistas, cuya habilidad es la de transformarse en una magnífica bestia parda de gran poder. Así pues tenemos Ban, que se transforma en un poderoso minotauro; Claude, un espadachín que se tornará en un tremendo hombre lobo blanco de gran velocidad; Max, luchador que tomará el aspecto de un hombre pantera (el personaje más equilibrado); por último tenemos a Ivan, un cazador que aumentará su fuerza bruta al transformarse en todo un señor oso.

metamorphic_2

Este “cabroncete” tan majo es nuestro primer jefe serio, pero la pantera morada dará buena cuenta de él

Bueno, hechas las presentaciones vamos a ver qué nos ofrece el juego. Una vez escogido a nuestro personaje favorito comenzamos con apariencia humana danto buenas tundas a unas lagartijas antropomorfas que nos quieren hacer pupa. Nos transformaremos en nuestro avatar del reino animal si encontramos una estatua de oro con la forma de nuestra diosa guardiana, y automáticamente seremos una bestia muy poderosa al más puro estilo de otros juegos como Altered Beast. Si volvemos a encontrar el icono de la diosa barreremos el escenario con un poder desmesurado, pero si nos quitan una vida volvermos a nuestra forma humana, teniendo que luchar a puño limpio hasta encontrar de nuevo el icono que nos convertirá en algo bestial.

metamorphic_3

Los puercoespines giratorios y puñeteros no serán problema para nuestro amigo cornudo

Aparte de todo eso también encontraremos algunos objetos que nos darán energía u otros que nos darán puntos extra y que a veces provienen de un extraño ser con un saco (¿alguien ha dicho Golden Axe?. Vamos, lo típico en estos juegos. Por cierto, aquí nuestra energía es un marcador númerico (al menos en la versión americana, en la japonesa es una barra de energía) como ya hemos visto en Captain America and the Avengers o en otros beat ‘em up de Konami.

Todo esto se desarrolla a lo largo de 6 fases en las que existe bastante variedad. En cada nivel tendremos un espectacular jefe que nos esperará al final, pero también habrá dos fases de bonus, situadas al final del nivel 2 y el nivel 4. En la primera tenemos que romper una estatua gigante con la jeta del enemigo final del juego, y en la segunda iremos corriendo a toda pastilla embistiendo todo lo que encontremos por delante.

metamorphic_4

Aquí el lobete, sacudiendo la estatua del malote del juego en la primera fase de bonus

Técnicamente estamos ante un título muy notable. Gráficamente es muy colorido, muy en la línea de los viejos arcades de Konami, con personajes perfectamente detallados y animados, enemigos de lo más variopinto y jefes de fin de fase absolutamente espectaculares y temibles. También encontraremos una buena variedad de escenarios, algo estáticos, pero muy chulos. En cuanto al sonido, además de los títpicos efectos de golpes y esas cosas, hay una banda sonora que brilla a un nivel muy alto y que merece la pena ser escuchada por separado de hecho fue lanzada en Japón en CD.

Como siempre, la guinda del pastel la pone una jugabilidad muy pulida. Contamos con dos botones (uno para atacar y otro para saltar) que nos permitirán ejecutar todas las acciones del juego, pudiendo, por ejemplo, ejecutar un ataque desesperado al pulsar sendos botones al mismo tiempo. Por otro lado, la opción para cuatro jugadores es una pasada y sin duda encontrar el mueble de recreativa con esta opción en su época era lo más.

metamorphic_5

Metamorphic Force ofrece escenarios y enemigos de todo tipo, incluyendo combates entre osos cachas y gigantes de hielo

Estamos ante un título que, si bien no inventa nada y toma prestados muchos elementos de otros juegos, se presenta como una alternativa espectacular y especialmente divertida para los amantes del género. Lo único que lamentamos es que Metamorphic Force no saliera en ningún sistema doméstico, y si tenemos en cuenta que a una consola como la Super Nintendo le hubiera sentado perfectamente, pues con más razón. Lo que sí está claro es que, al igual que un servidor, los que lo jugamos en recreativa en su momento lo recordaremos con verdadero cariño, ¿me equivoco?