spectrum_banner
HardwareOrdenadores

ZX SPECTRUM, UN ORDENADOR PARA EL PUEBLO

A principios de los años 80 los ordenadores personales comenzaban a surgir como setas. Los PC ya existían y tenían unos precios muy altos al alcance de pocos bolsillos. El Apple II de la compañía de la manzana mordida también costaba lo suyo, así que para hacerse con un ordenador había que hipotecarse. El asunto empezó a cambiar después de que se abarataran los costes de producción de los componentes electrónicos de estos cacharretes y Sinclair, una compañía inglesa especializada en calculadoras y dirigida por Clive Sinclair, lanzó al mercado sus series ZX80 y ZX81 en el año 1981, una gama de ordenadores al alcance de muchos bolsillos. La verdadera revolución llegó en 1982 con un pequeño aparatito de poco más de 20 cm de largo llamado ZX Spectrum.

spectrum48

ZXSpectrum48k by Bill BertramOwn work. Licensed under CC BY-SA 2.5 via Wikimedia Commons

El Spectrum original se lanzó en dos versiones: una con 16K de memoria RAM, la más barata, y otra con 48K que le otorgaba mayor velocidad y con un compilador del lenguaje de programación BASIC de serie. En poco tiempo, el ZX Spectrum comenzó a ser un ordenador muy popular, siendo un completo éxito en Inglaterra, su país de origen, y en España, convirtiéndose en el ordenador preferido de toda una generación. Y es que Spectrum es mucho Spectrum. Para empezar los juegos, grabados en cintas de cassette con dos caras y sus interminables tiempos de carga, que nos hacían estar con el ansia viva ante lo que nos íbamos a encontrar cuando el juego se cargase por completo, y eso sin tener en cuenta que podía fallar y a la porra todo el tiempo invertido. Además, sus característicos 7 colores (negro, azul, rojo, magenta, verde, cian, amarillo y blanco) le daban a los juegos un toque personal, único y distintivo difícil de olvidar.

Con el tiempo, el ZX Spectrum fue uno de los reyes del mercado de la informática. Fueron surgiendo nuevas versiones del sistema más potentes, como el ZX Spectrum+, lanzado en 1984 y que añadía un teclado más completo entre otras características, convirtiendo a este modesto ordenador en algo mucho más serio. El mercado iba evolucionando rápidamente y los ordenadores de Sinclair tenían que ir lidiando con una fuerte competencia de otras empresas como Atari, Amstrad o Commodore. Entre medias lanzaron el Sinclair QL, un ordenador más orientado a trabajar, pero no dejaron a Spectrum de lado y en 1985 apareció el ZX Spectrum+ 128.

spectrum128

ZX Spectrum128K. Disponible sota la llicència CC BY-SA 2.5 via Wikimedia Commons

Este ordenador es una versión mejorada del anterior ZX Spectrum+, pero con 128K de memoria y en España fue fabricado por Investronica, empresa perteneciente a ciertos grandes almacenes famosos por sus rebajas. Los 128K de memoria conseguían que los tiempos de carga de los juegos se redujeran considerablemente, además de permitir la posibilidad de añadir más niveles y más virguerías técnicas como voces digitalizadas o gráficos mejorados, eso sí, sin olvidar la mítica paleta de 7 colores del Spectrum original.

A partir de este momento Sinclair lo empezó a pasar bastante mal. Otros ordenadores como Atari ST o el Commodore Amiga eran muy superiores técnicamente y en 1986 la compañía Amstrad compró Sinclair, produciendo sus propios modelos de ordenadores conocidos como Amstrad Sinclair ZX Spectrum. Amstrad comercializó varios modelos del ordenador que se vendieron bien, pero al poco tiempo comenzaron a quedar desfasados frente a la competencia y se cortó la producción en el año 1990. Otras empresas también lanzaron productos basados en Spectrum y destinados al público de otros países europeos y americanos, pero eso ya es otra historia, y es que consideramos que Spectrum 128 fue el último gran ordenador de Sir Clive Sinclair y los suyos.

clivesinclair_foto

Sir Clive Sinclair, el padre de la criatura

El fenómeno Spectrum fue muy notable y se lanzaron más de 20.000 juegos y aplicaciones para el sistema, en parte debido a la facilidad para programar en él, tanto por profesionales como por usuarios con unos pocos conocimientos de programación, y es que gracias a su compilador BASIC todos podíamos sentirnos como profesionales del sector. Los usuarios de Spectrum dominaban el arte de los “POKEs”, que no eran más que instrucciones para el lenguaje BASIC para obtener ventajas adicionales en los juegos, como por ejemplo vidas infinitas o acceso a todos los niveles de cada título.

spectrum_juegos

Póker de ases para Spectrum (de izquierda a derecha y de arriba a abajo): The Great Escape, Elite, La Abadía del Crimen y Target: Renegade

El ingente catálogo de Spectrum está compuesto por verdaderas joyas de la programación difíciles de olvidar. Casi todas las empresas que pululaban entonces por el sector querían programar para este fabuloso ordenador. Muchas empresas españolas se subieron al carro de Spectrum, que fue uno de los principales protagonistas de la “Edad de Oro del Software Español”. Opera, Topo Soft o Dinamic, la empresa de los hermanos Ruiz, lanzaron sus mejores juegos para esta plataforma. Los ingleses tampoco se quedaron atrás (normal, el ordenador era suyo) y hubo una compañía que destacó especialmente: Ocean Software, además de aquellas joyas isométricas de la mítica empresa Ultimate (posteriormente conocida como Rare).

Así pues Spectrum ha sido el hogar de muchos grandes títulos como La Abadía del Crimen, Manic Miner y su secuela Jet Set Willy, Sabre Wulf, Elite, Sir Fred, Boulder Dash, The Great Escape, Head Over Heels, Knight Lore, Batman o Starquake por citar algunos. Además se hicieron numerosas y brillantes conversiones de las recreativas más punteras del momento como RoboCop, Renegade y su secuela Target: Renegade, R-Type o Chase H.Q. En fin, que el enorme catálogo de este ordenador está repleto de joyas variadas y especialmente divertidas, para todos los gustos y colores (bueno, 7 colores).

spectrumvega

Sinclair ZX Spectrum Vega, la consola de los nostálgicos

¿Qué más se puede decir de este modesto y exitoso ordenador? Pues que su propio creador, Sir Clive Sinclair, ha anunciado recientemente el lanzamiento del ZX Spectrum Vega, una especie de consola con unos 1.000 juegos precargados y la posibilidad de cargar el resto del catálogo original de la máquina, haciendo que nos olvidemos de aquellos molestos tiempos de carga. Esta consola se pondrá a la venta en breve por poco más de 120€ y va dirigida a los más nostálgicos y amantes de uno de los mejores ordenadores de todos los tiempos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies