tempest_banner
JuegosZona arcade

TEMPEST, VECTORIZANDO EL ESPACIO

  • Compañía: Atari
  • Año: 1980
  • Género: Shooter
  • Plataformas: Amstrad CPC, Arcade, Atari ST, BBC Micro, Electron, Spectrum, Xbox 360

Nos vamos unos años atrás en el tiempo, concretamente hasta 1980, año en el que apareció una de las recreativas más espectaculares de la época de la mano de la mítica Atari. Vamos a hablar de Tempest, un pedazo de shooter vectorial al igual que otros amigotes suyos bien conocidos y también de Atari como BattleZone o Gravitar. Realizado íntegramente con vectores, Tempest también fue uno de los primeros juegos que contaban con este tipo de gráficos, pero en color.

tempest_1

Bienvenidos al mayor combate estelar de la historia

Pasando de cualquier tipo de historia o argumento, Tempest nos ofrece frenéticas partidas en pantallas formadas por una estructura vectorial por la que daremos vueltas mientras vamos destruyendo y esquivando a todo lo que se mueva. El objetivo es ir superando la mayor cantidad de fases posibles y de paso arrastrar con nosotros un buen botín de puntos. Para qué complicarse la vida, ¿no?

Una de las principales y más llamativas características de este videojuego es el mueble de la recreativa que Atari utilizó para la ocasión. Los jugadores eran llamados a dejarse su propina por una recreativa plagada de luces de neón de color azul que le daban un aspecto muy chulo y futurista. Además, los controles no eran tampoco muy comunes, ya que utilizamos una especie de rueda para girar la nave y un par de botones para dar caña. Esa rueda nos daba precisión en cada movimiento, ya que en Tempest es un elemento que necesitaremos para salir airoso de cada misión.

tempest_2

Dando vueltas alrededor de una cruz

Pues bien, ya entrando en materia, otra de las cosas curiosas que también llaman bastante la atención es que nada más comenzar la partida se nos ofrece la posibilidad de escoger la fase por la que queremos empezar. Iremos de izquierda a derecha seleccionando un puñadete de pantallas que se irán volviendo más y más difíciles, cada una con una forma geométrica distinta en la que se desarrolla la acción.

Tras empezar a jugar nos encontramos ante un título muy frenético. No pararemos de disparar y de movernos de un lado a otro, sin tener ni un sólo momento de respiro, ya que los enemigos acaban resultando una verdadera plaga en pantalla y esto requerirá de nuestra gran pericia como jugadores.

tempest_3

Como podéis ver, a medida que avanzamos todo se va haciendo más chungo

Iremos destruyendo a la diferente fauna de pobla cada una de las fases de Tempest, formada en total por cinco tipos de enemigos, cada uno con unas habilidades únicas. Por ejemplo, unos se pueden mover por diferentes zonas de la pantalla, apareciendo en cualquier parte para darnos caza. Otros se dividen en varias partes para complicarnos nuestra existencia. Los hay muy rápidos, de varios colores o de varias formas, e irán apareciendo a lo largo de los 16 niveles de los que se compone esta joyita vectorial.

En definitiva, estamos ante un título compuesto por una gran jugabilidad, que nos proporciona un control suave y preciso y que cuenta con un apartado técnico sublime para la época. Todo un festival de polígonos coloridos en movimiento al ritmo de unos pitidos que simulan disparos y explosiones, con todo el sabor de esos añejos arcades que perduran en la memoria de muchos de nosotros.

tempest_4

Espectacular, muy espectacular

Un juegazo como Tempest no se iba a quedar sólo en los salones recreativos. Trasladar una recreativa tan tecnológicamente avanzada en su momento a las limitadas capacidades de los ordenadores y consolas de la época era díficil, pero unos añitos más tarde ordenadores como el Amstrad CPC, el Atari ST o el Spectrum, junto a algunos menos conocidos por aquí, pudieron disfrutar de una conversión más o menos decente de esta pedazo de recreativa.

Si véis las imágenes que acompañan a este artículo, veréis que la versión para Amstrad CPC se parece mucho a la recreativa y se juega de forma parecida, mientras que la de Spectrum se desarrolla en un entorno completamente 2D, cambiando bastante nuestra forma de jugar. Existieron también versiones para Atari 2600 y Atari 5200, pero sólo son prototipos que nunca vieron la luz de manera comercial.

tempest_ordenadores

Arriba la versión para Amstrad PC y abajo la de Spectrum

Años después, Tempest disfrutó de un par de secuelas, siendo Tempest 2000 el más recordado y famoso, y también el que introdujo este concepto en un evoltorio más moderno. El original también se ha podido ver en recopilatorios de Atari para sistemas mucho más modernos. Además hay una versión remasterizada para Xbox 360 muy, muy elegante.

¿Mola Tempest? ¡Por supuesto! Este vetusto arcade poligonal impresionó al personal por su espectacular apartado técnico, e hizo las delicias de los jugadores más sedientos de acción espacial, y es que en este arcade hay que pensar y actuar muy, muy rápido, si no acabarán destruyendo nuestra querida y vectorial nave, y eso no queremos que pase.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Pues eso, que aquí hay cookies de esas y tiene que haberlas, así que toca aceptar nuestra política de cookies si quieres seguir por aquí ya que es necesario para el funcionamiento de este sitio. Gracias. ACEPTAR

Aviso de cookies