supernintendo_banner
ConsolasHardware

SUPER NINTENDO, EL CEREBRO DE LA BESTIA

Pensando en un subtítulo que le quedara bien al artículo la respuesta vino sola gracias al eslogan que utilizó Nintendo para promocionar su flamante consola de 16bit: “el cerebro de la bestia”. Y es que Super Nintendo (Super Famicom en tierras niponas o Super NES para abreviar) nació como una consola hambrienta y poderosa dispuesta a comerse a la competencia, especialmente a la Mega Drive de Sega, su mayor competidora durante los años 90, con la que comenzó la llamada “batalla de los 16bit”. Con todos vosotros Super Nintendo, una de las mejores consolas de la historia y, perdonadme el atrevimiento, la mejor consola que ha parido Nintendo en su larga historia (125 años, nada más y nada menos).

supernintendo1

La Super Nintendo PAL europea, prácticamente igual a la japonesa (Wikimedia Commons)

Como su propio nombre indica Super Nintendo es una Nintendo muy “súper”, que por aquel entonces los prefijos superlativos estaban muy de moda. Nintendo quería una consola poderosa y lo consiguió, mostrándonos cosas hasta entonces nunca vistas en un sistema de entretenimiento: rotaciones de 360º, efectos especiales como la niebla o el famoso Modo 7, que permitía el escalado de texturas y le sentaba muy bien a los juegos de velocidad. Además, algunos cartuchos incluían chips como el FX, con el que se conseguían mostrar gráficos poligonales. Por lo demás la consola contaba con un sonido estéreo estupendo y una velocidad de proceso inferior a la de Mega Drive, algo de lo que Sega se aprovechó para sacar pecho en alguna que otra campaña publicitaria de la consola.

supernintendo2

Y este es el aspecto de la Super Nintendo que apareció en Estados Unidos (Wikimedia Commons)

¿Cómo fueron las ventas de Super Nintendo? Sin duda espectaculares. La consola arrasó en el mercado japonés, comiéndose sin contemplaciones a la Mega Drive. En Europa y Estados Unidos la cosa fue un poco distinta, y es que como ya he dicho al principio de este texto, la “batalla de los 16bit” estaba servida y Super Nintendo tuvo una durísima pugna con Mega Drive, pero finalmente salió victoriosa, principalmente tras una serie de errores por parte de Sega que podéis ver en el artículo que le dedicamos hace un tiempo a esta consola. Pues bien, Super Nintendo nació el 21 de noviembre de 1990 en Japón, un año más tarde apareció en Estados Unidos y hasta 1992 no la tuvimos por aquí, pero la verdad es que el retraso con respecto a Mega Drive no fue ningún impedimento para su éxito.

Nintendo quiso que la consola fuera todo un centro de entretenimiento, así que lanzó periféricos de todo tipo. Destacan el bazooka inalámbrico Super Scope, para los juegos de disparo, y un ratón que se utilizaba en juegos como Mario Paint y alguno más de estrategia. También quiso entrar en la era digital con una unidad CD-ROM para consola que, en principio, iba a ser fabricada por Sony y se iba a llamar PlayStation (¿os suena?), pero se rompió el acuerdo y Philips se quedó como encargada de su fabricación, algo que tampoco salió a flote y finalmente el CD-ROM de Super Nintendo jamás llegó a ver la luz, pero eso es otra historia que dejaremos para otro día, pues es un asunto bastante más complejo.

supernintendo_mandos

El pad europeo contra el pad americano, ¿véis las diferencias? (Wikimedia Commons)

Otros periféricos interesantes fueron el Satellaview y el Super Game Boy. El primero es un módem que utilizaba una señal por satélite y que permitía a sus usuarios descargar juegos. Obviamente, este servicio únicamente apareció en Japón y estuvo operativo hasta el año 2000. El segundo nos permitía era un cartucho que nos permitía introducir juegos de Game Boy para disfrutarlos en pantalla grande y con algunos extras, como la posibilidad de añadir algunos colores a los monocromos juegos de la portátil de Nintendo. Super Game Boy fue una muy buena opción que sedujo a muchos compradores.

En cuanto al tema de los juegos Super Nintendo recibió un enorme apoyo por parte de las desarrolladoras más importantes del panorama. Nintendo desarrolló auténticas joyas que hoy son consideradas verdaderas obras de arte, como Super Mario World y su secuela Super Mario World 2: Yoshi’s Island. Otros juegos como Super Metroid, The Legend of Zelda: A Link to the Past, Starwing (con gráficos poligonales), Super Mario Kart o Stunt Race FX (también con gráficos poligonales) fueron claves en el éxito de la consola. La empresa Rare, por aquel entonces se dedicaba a realizar juegos exclusivos para Nintendo, y gracias a ese acuerdo pudimos ver titulos espectaculares como la saga Donkey Kong Country (con gráficos renderizados, algo inusual en consolas) o Killer Instinct (un genial juego de lucha también con gráficos renderizados).

supernintendo_juegos

Póker de ases para Super Nintendo (de izquierda a derecha y de arriba a bajo): Super Mario World, Donkey Kong Country, The Legend of Zelda: A Link to the Past y Starwing

Las empresas Third Party también lanzaron juegos de calidad para el sistema. Capcom tuvo una relación especial con la consola y Street Fighter II se convirtió en su buque insignia al lado de más títulos llegados directamente de los arcades como Knights of the Round, Captain Commando o U.N. Squadron por citar algunos. Konami también nutrió a Super Nintendo con Super Castlevania IV, Axelay o Parodius, todos juegos tremendos. Otros superventas fueron los juegos de rol de Square y Nintendo, con Final Fantasy III, Secret of Mana o Illusion of Time que convirtieron a la consola en un paraíso para los amantes de este tipo de juegos, incluso algunos de ellos nos llegaron traducidos al castellano.

Y más, muchos más juegos en el catálogo de Super Nintendo que abarcan todos los géneros posibles, consiguiendo una lista de juegos que sólo en Japón casi alcanzan la friolera de los 1500 juegos, una ingente lista de lanzamientos superada hoy en día por consolas como la PlayStation 2 u, obviamente, el PC. Pero también existe alguna que otra oveja negra como el infame Syvalion o Captain Novolin, un juego cuyo noble objetivo (fue creado para niños diabéticos) no le excluye de la lista negra del sistema.

Ya había ganas de hablar sobre esta gran consola, una consola que personalmente siempre quise tener pero nunca la conseguí (mi padre siempre decía que para jugar ya tenía el ordenador), eso sí, gracias a la ayuda de amigos y parientes (ya sabéis, en plan gorrón y eso) pude disfrutarla muchísimo. Teniendo en cuenta que Super Nintendo vendió casi 50 millones de consolas en todo el mundo (unos 10 millones más que Mega Drive) podría ser considerada la vencedora de la “batalla de los 16bit”, aunque realmente esta batalla la ganamos los consumidores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies