quake_banner
JuegosLa joya

QUAKE, EL MONSTRUO DE LOS SHOOTERS

  • Compañía: Id Software
  • Año: 1996
  • Género: Shooter 3D
  • Plataformas: Acorn 32bit, Amiga, MAC, Nintendo 64, PC, Saturn, Zeebo

Id Software, empresa de videojuegos cuyas principales cabezas pensantes, John Carmack y John Romero, desarrollaron probablemente los shooters más importantes de la historia. Primero fue Wolfenstein 3D, que fue algo así como “papá shooter”, luego llegaron los impresionantes y archiconocidos Doom y Doom II, que definieron el shooter 3d moderno, entre medias surgieron algunos juegos de otras compañías que mejoraron la fórmula Doom como el grandioso Duke Nukem 3D, y finalmente Id Software volvió a revolucionar el mercado de los shooters 3D en primera persona con Quake, una bestia gráfica que cambió por completo el género al contar con un motor gráfico completamente en 3D realizado 100% con polígonos y que introdujo nuevas e interesantes mecánicas de juego.

quake_1

Recorriendo los oscuros pasadizos de Quake

Antes de nada, ¿de qué va Quake? Quake nos cuenta que en un futuro próximo la tecnología de portales dimensionales está muy avanzada y se pueden trasportar organismos vivos de un sitio a otro muy lejano, atravesando las barreras del espacio-tiempo. La cosa se complica cuando, mediante uno de estos transportes dimensionales, se acaba llegando a una especie de mundo alienígena plagado de demonios y seres de lo más aterrador (¿no recuerda a lo que ocurrió en Doom?). Llegados a este punto asumimos el papel de un soldado con la misión de derrotar a estos demonios y a su principal cabecilla: una auténtica bestia parda conocida con el nombre clave de Quake (traducido como “temblor” o algo por el estilo).

quake_2

Un perro y su amo son los primeros enemigos que encontraremos

Como véis el argumento poco importa porque lo que de verdad destaca en Quake es su acción sin respiro, su brutal apartado técnico y sus tremendas posibilidades de juego. Se trata de un shooter 3D en el que tenemos un mapeado plagado de enemigos donde debemos salir con vida, buscando llaves de acceso que nos irán conduciendo al final de cada nivel, salvando así nuestras preciadas posaderas. Así poco a poco iremos completando los infernales niveles de los que se compone este grandioso título.

Nada más comenzar a jugar a Quake nos vamos dando cuenta de que aquí hay algo diferente. Para empezar el sistema de selección de dificultad y de niveles es diferente. Comenzamos eligiendo la dificultad y para ello debemos movernos por un mapeado con diferentes portales que nos indican el nivel de dificultad que tomaremos al entrar en cualquiera de ellos, así que elijamos el que elijamos, la experiencia Quake va a ser tremenda, pues el juego cuenta con un nivel de dificultad bastante elevado (y no digamos el modo más difícil, que resulta desesperante). Una vez escogida la dificultad apareceremos en otro mapeado en el que debemos elegir uno de los cuatro episodios que componen el Quake original, también moviéndonos por el mapa y accediendo al portal teletransportador correspondiente. Sin duda un detalle curioso y original para la época.

quake_3

Dándole con el hacha a un capullo

Más cosas diferentes que nos ofrecía Quake tienen que ver con los movimientos del personaje. Si bien en otros juegos anteriores ya existía la posibilidad de saltar, Quake nos trajo el salto doble, es decir, que hay que pulsar dos veces el botón de salto para poder saltar más alto, permitiéndonos además movernos en varias direcciones mientras estamos en el aire. Además, si queremos acceder a zonas muy altas y contamos con un arma correspondiente como un lanza misiles, podemos utilizarlo para disparar en el suelo e impulsarnos gracias a la explosión que produce dicho arma, volando literalmente por los aires. Esta técnica se conoce con el nombre de “Rocket Jumping” y ya fue utilizada anteriormente en otro juego de otra compañía llamado Rise of the Triad, aún así fue Quake quien popularizó esta técnica de salto.

quake_4

¡Maldición! ¡Nos hace falta una llave amarilla!

También tenemos a nuestra disposición un completo arsenal que nos hará mucha falta para batir a los numerosos enemigos que pueblan los mundos de Quake. Partimos con la típica escopeta recortada y un hacha, pero poco a poco iremos aumentando nuestro arsenal como otras escopetas más poderosas, con una ametralladora de clavos para reventar enemigos, un lanza granadas, el lanza misiles del que ya hemos hablado antes para pegar grandes saltos y la pistola de rayos, que es arma más poderosa de todas.

Los enemigos también son variados y algunos son similares a los que ya vimos en Doom, como los soldados-zombies, pero también hay perros, pirañas en las zonas de agua y bicharracos de todo tipo como los ogros, guerreros espaciales con armadura o demonios espaciales de cualquier tipo y condición. El enemigo final del juego, al que llamamos en un principio Quake, es una especie de diosa con tentáculos que nos lanza enemigos sin parar y cuyo nombre real es Shub-Niggurath. Sea como sea, llegar hasta ahí va a ser toda una proeza.

quake_5

Parajes industriales, agua y enemigos por todas partes, ¡así da gusto!

Quake destaca por un despliegue audiovisual sin precedentes. Su motor gráfico dio la campanada al estar completamente desarrollado con polígonos, pero además es que funcionaba con unos requisitos bastante bajos en PC, pudiéndose jugar perfectamente con un humilde procesador 486. Además, Quake entró de lleno en el mundo de las tarjetas aceleradoras 3D y fue uno de los primeros juegos en introducir soporte para las famosas tarjetas aceleradoras 3DFX. La diferencia al tener o no tener una de estas tarjetas fue sencillamente bestial porque gracias a ellas el juego desplegaba unas texturas, un brillo  y unas virguerías gráficas (la ondulación del reflejo del agua fue excelente) que no se había visto jamás, además de unos movimientos suaves que ayudaban y mucho a la jugabilidad.

quake_softglide

Comparativa gráfica de aceleración por software (izquierda) y por hardware (derecha)

Si los gráficos son geniales el sonido tampoco se queda atrás. Id Software contrató a Trent Reznor, fundador de la banda norteamericana de rock alternativo Nine Inch Nails y de la que algunos miembros de Id Sotware eran seguidores. El señor Reznor participó en la brutal e inmersiva banda sonora del juego y realizó también algunos efectos de sonido, efectos que por cierto son muy buenos, con gruñidos de todo tipo y efectos de disparos muy convincentes. Sin duda un excelente trabajo.

Quake brilló especialmente en ordenadores PC, creando una saludable comunidad de seguidores que incluso hoy en día sigue vigente. Se han desarrollado paquetes de mapas y grandes batallas multijugador a través de Internet, y es que este juego contribuyó enormemente a la popularización del juego online que tanto gusta a los jugadores de shooters más modernos como Call of Duty o Battlefield. Incluso, en 1997 se organizó un torneo en el que el propio John Carmack regaló un Ferrari 328 GTS al ganador. Además, ese mismo año, se organizó un torneo sólo para mujeres de armas tomar, mostrando que Quake gustó (y gusta) a todo tipo de personas.

quake_n64saturn

En consolas, Quake se mostró en Nintendo 64 (arriba) y en Saturn (abajo)

Quake también apareció en otros ordenadores y otros sistemas operativos. En PC se puede jugar en DOS, Linux y Windows y también se puede disfrutar en otras máquinas como los MAC, los Amiga o los Acorn (este último es menos conocido por aquí). En consolas Quake apareció en Nintendo 64 con algunos recortes en cuanto a número de niveles (eso sí, con unos gráficos muy espectaculares), y en Sega Saturn, con prácticamente la misma cantidad de niveles que en la versión de PC pero con una resolución bastante baja. Aún así, jugar a Quake en consolas sigue siendo un gran placer, pero para disfrutar de verdad de este juego nada mejor que un PC, o al menos esa es mi opinión.

Quake ha sido y será uno de esos productos que marcaron un antes y un después en el mundo de los videojuegos. Su espectacular tecnología inspiró a muchos otros shooters y su popularidad consiguió que se hicieran varias secuelas del juego. Quake II fue tremendo, Quake III: Arena popularizó todavía más los modos multijugador y Quake IV nos ofreció más de lo mismo de una manera más espectacular todavía. Un juego inolvidable del que esperamos ansiosos una quinta parte que, al parecer, es posible que aparezca algún día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies