megadrive32x_banner
ConsolasHardware

MEGA DRIVE 32X, CUANDO LAS CUENTAS NO SALEN BIEN

Tras el best seller llamado Mega Drive y su continuación Mega CD, nos llega la aterradora tercera parte bajo el nombre Mega Drive 32X. ¿Y de qué trata esta nueva historia? Trata de la llegada de los 32bit a Sega, de cómo una compañía se desesperaba por hacer más grande su cuota de mercado bajo la promesa de traernos la tecnología más potente a nuestros hogares, anticipándose al futuro y prometiéndonos la recreativa definitiva en casa. ¿Lo consiguió? Más bien no y vamos a ver el porqué.

megadrive32x_1

Así quedaría nuestra Mega Drive con toda la pesca (Mega CD debajo y Mega Drive 32X encima) (Wikimedia Commons)

Mega Drive 32X (Sega 32X en Estados Unidos y Super 32X en Japón) es un complemento para Mega Drive que amplía su potencia, es decir, muchos más colores en pantalla, gráficos poligonales con texturas, sonido con calidad digital muy mejorado, más velocidad, más capacidad de proceso, más memoria y, en definitiva, más de todo. Esas fueron las promesas de Sega respecto a su nuevo complemento, que convertía a nuestra humilde y bonita consola de 16bit en un monstruo de 32bit capaz de asombrar a medio mundo antes de la llegada de la verdadera tecnología de 32bit: Sega Saturn. Sega nos venía a decir que Mega Drive + Mega CD + Mega Drive 32X = Saturn. ¿Salieron las cuentas? Me temo que no.

En 1994 Mega Drive 32X vio la luz en todo el mundo. Se trata de un periférico que se enchufa a la entrada de cartuchos de Mega Drive, así que tendremos dos consolas en una. Sega tiró la casa por la ventana y lanzó nuevas campañas publicitarias bastante agresivas que nos prometían el futuro dentro de su compañía, ninguneando a la competencia (a Nintendo, claro). Como Nintendo metía chips en los cartuchos para Super Nintendo que le otorgaban poder extra, Sega quiso que su periférico hiciese algo parecido, dándole mucha más caña a la Mega Drive, que ahora podía hacer todo tipo de virguerías técnicas. Además, contando con otro periférico, el Mega CD, este “Transformer” de Sega iba a ser lo más bestia que se había visto hasta entonces.

megadrive32x_2

Híbrido japonés con las primeras versiones de cada consola (Wikimedia Commons)

La cosa salió mal, muy mal, y por muchos motivos. Para empezar el lanzamiento de Saturn, la verdadera consola de 32bit, iba aser inminente, especialmente en Japón, ya que Mega Drive 32X salió en esas tierras más tarde que Saturn, así que los jugadores nipones no tenían prácticamente ningún motivo para comprar el periférico. Por aquí se le dio algo más de cancha a esta consola porque Saturn apareció en 1995, pero tampoco fue para tirar cohetes. Vamos, que a principios de 1996 ya nadie se acordaba de este sistema y fue condenado al fracaso, vendiendo poco más de 600.000 unidades en todo el mundo, una cifra muy, muy baja.

Vamos a los juegos, otro factor a tener cuenta. Mega Drive 32X contó con un catálogo irrisorio, formado por poco más de 30 juegos en cartucho y 5 juegos en CD. La mayoría eran conversiones de títulos ya aparecidos en Mega Drive pero con más colores y más de todo, pero aportaban poco más a lo ya visto en 16bit, así que el desembolso no merecía mucho la pena, y más teniendo en cuenta que sólo fueron un puñado de compañías las que decidieron arriesgarse a sacar títulos para este sistema. Entre los más notables destacan los poligonales Virtua Fighter (cercano a la versión de Saturn) y Virtua Racing Deluxe (la mejor versión de todas para consola por aquel entonces), además de Star Wars Arcade (casi un clon de la recreativa original de Sega) y de DarXide (un tremendo shooter completamente en 3D que desplegaba todo el potencial de la consola). Por otra parte hubo otros títulos que también sacaban jugo al sistema como el clásico Doom, el impresionante a nivel técnico Metal Head o After Burner Complete, la versión más cercana a la recreativa que se podía encontrar entonces.

megadrive32x_juegos

Póker de ases para Mega Drive 32X (de izquierda a derecha y de arriba a abajo): Virtua Fighter, Doom, Star Wars Arcade y Virtua Racing Deluxe

Más títulos decentes fueron Knuckles’ Chaotix (o Sonic 4 como llamaban algunos), Kolibri (un shooter muy original con mucho colorido) o The Amazing Spider-Man: Web of Fire (Spider-Man en 32bit, con buenos movimientos). Otros tantos como Mortal Kombat II, NBA Jam: Tournament Edition, Pitfall: The Mayan Adventure o Primal Rage fueron conversiones mejoradas de juegos de Mega Drive que, aunque no estaban nada mal, no fueron ningún atractivo para la compra de este sistema. Cosmic Carnage (un juego de lucha soso y mal hecho), Tempo (un plataformas cutrillo) y Motherbase (un shooter similar a Viewpoint poco acertado) representan al lado oscuro de la consola.

La peor parte quizá vino en el formato CD-ROM, ya que los únicos juegos que salieron en disco óptico fueron versiones de Mega CD de títulos ya de por sí bastante infumables plagados de escenas de vídeo como Night Trap, Fahrenheit o Supreme Warrior, que mejoraban dichas escenas con más colorido y poco más. Una pena, pues a lo mejor en CD-ROM se podía haber sacado más partido a esta consola, y no fue así.

La cosa no termina aquí, pues se anunciaron muchos títulos que no llegaron a ver la luz en este sistema y sí lo hicieron en Saturn, como el enorme Daytona USA, el original y espectacular Panzer Dragoon o el plataformas Clockwork Knight, además de juegos de otras compañías que no arriesgaron en este sistema y lanzaron en Saturn y PlayStation, las verdaderas sucesoras de los sistemas de 16bit.

Después de este fracaso, Sega quedó todavía más tocada. Las pérdidas económicas fueron enormes y la compañía del erizo azul no tuvo más remedio que mandar a la porra a Mega Drive 32X y centrarse por completo en Saturn. Este fue uno de los momentos clave en la historia de esta compañía, pues estos fracasos fueron aumentando hasta dejar de lanzar consolas, pero eso lo iremos viendo en Pixelmaniacos.com en posteriores artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies