bigkarnak_banner
JuegosMade in SpainZona arcade

BIG KARNAK, ¡POR OSIRIS Y POR APIS!

  • Compañía: Gaelco
  • Año: 1991
  • Género: Plataformas de acción
  • Plataformas: Arcade

Vamos con otro arcade de los barceloneses Gaelco, compañía que nos ha dejado unas cuantas recreativas para el recuerdo. Para esta ocasión vamos a viajar al antiguo Egipto con Big Karnak, un arcade de plataformas y acción muy chulo que bebe de clásicos como el mítico Ghouls ‘n Ghosts de Capcom, así que nos vamos a preparar para criaturas monstruosas a patadas, situaciones chungas de narices y mucha, mucha acción.

bigkarnak_1

Momias, serpientes, escarabajos… ¡Aquí hay de todo!

El argumento que nos presenta Big Karnak es el típico. Osiris, un malvado dios egipcio, ha secuestrado a nuestra churri, que es una especie de Cleopatra bastante mona, así que nuestro deber (y el de un segundo jugador clavadito a nosotros pero con los calzones verdes) es abrirnos paso en busca de Osiris, derrotarle y rescatar a nuestra amada princesita para recibir algún que otro besico.

Pues bien, hecha la introducción de turno, vamos a ver qué nos ofrece Big Karnak. Nuestro personaje, el típico egipcio en calzoncillos y con un turbante, es un formidable guerrero que tiene que abrirse paso a base de puñetazos, espadazos y otras cosas contra criaturas sacadas de la mitología egipcia como momias, escarabajos gigantes y otras lindezas marca de la casa. La verdad es que aquí Gaelco no escatimó recursos porque el bestiario del juego es realmente impresionante y variado para un título de estas características, destacando, por supuesto, los abundantes jefes finales, que incluyen desde una serpiente gigante y una momia también grandecita, hasta un pulpo muy puñetero (¡y tan puñetero!).

bigkarnak_2

¡Es él! ¡Es Karnov! Bueno, o alguien que se le parece.

Nuestro héroe combatirá con sus puños, con espadas y otro tipo de armas como un báculo poderoso, abriéndose paso por escenarios muy vistosos, destacando especialmente el interior de la pirámide, plagada de trampas, gran variedad de enemigos y situaciones bien peliagudas, a las que hay que incluir algún que otro puzle sencillito, ya que, recordemos, Big Karnak es un arcade puro y duro.

El control es muy simple. Disponemos de dos botones y utilizaremos uno para saltar y otro para disparar, disparos que podemos realizar en varias direcciones. También podremos agacharnos, pasar a distintas secciones del escenario (tipo Shinobi), trepar por cuerdas y poco más. Y con esto nos basta para vivir una aventura difícil cuya dificultad se vuelve absurdamente imposible después de salir de la grandiosa fase de la pirámide, enfrentándonos a una serie de jefes, eso sí, muy variados, hasta llegar a Osiris, el jefe final, que se nos muestra de dos maneras posibles: la primera es un pajarraco que nos hará la vida imposible, y la segunda su forma humana (con alas y todo), que posiblemente sea lo más fácil de la recreativa.

bigkarnak_3

En el interior de la pirámide nos espera de todo. Sin duda lo mejor del juego.

Visto el desarrollo de Big Karnak, pasemos a hablar de su aspecto técnico. Los gráficos están muy cuidados, con mucho colorido. Cuentan con un genial diseño en los niveles, destacando nuevamente la pirámide. Eso sí, los escenarios exteriores también están muy bien realizados artísticamente hablando. Por último, debemos volver a elogiar el diseño de los enemigos del juego, con mucha variedad de criaturas y unos jefes finales para caerse de espaldas.

El apartado sonoro tampoco está mal. Melodías sampleadas típicas de los 90 en glorioso MIDI y efectos de sonido efectivos con alguna que otra digitalización, aunque tampoco es lo que más destaca en el juego.

bigkarnak_4

Un pulpo muy grande y malvado quiere deshacerse de nuestro héroe.

Jugablemente Big Karnak saca pecho, gracias a su sencillez en el control y a lo divertido que resulta la variedad de situaciones de las que hace gala, como rescatar rehenes femeninas (con recompensa labial incluida), activar ciertos interruptores para abrirnos paso o enfrentarnos a enemigos muy curiosos como monos que tiran cocos y que al mismo tiempo nos sirven para derrotarlos, una planta carnívora gigante con sus desesperantes “hijas”, brujos que aparecen y desaparecen e incluso un clon de Karnov (el de Bad Dudes vs. Dragon Ninja, que también tuvo un juego llamado igual que él).

bigkarnak_5

¡Por Osiris! Este tipo no quiere que rescatemos a nuestra churri.

Pues bien, esto es Big Karnak, un arcade muy divertido y que, a pesar de ser algo corto, se puede rejugar muchas veces (sólo o en compañía, que también tiene opción para dos jugadores). Hay que reconocer el genial trabajo que Gaelco llevó a cabo en una aventura que cuenta con un buen despliegue audiovisual, una jugabilidad bien realizada y una ambientación muy lograda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies